<
>

Kyler Murray se mostró preciso durante el pro day de Oklahoma

play
Kyler Murray participó en el Pro Day de Oklahoma (0:33)

El pasador surgido de los Sooners pesó 205 libras y realizó pases cortos, aunque no corrió las 40 yardas. (0:33)

NORMAN -- El ascenso de Kyler Murray en las tablas de evaluación de draft culminó este miércoles con el pro day de Oklahoma, durante el cual lanzó frente a aproximadamente 75 ejecutivos, coaches y visores de la NFL.

Con una multitud de rutas a diferentes receptores, Murray fue preciso, completando 61 de sus 67 lanzamientos, incluyendo uno que fue dejado caer.

"Pienso que estuvo bien", dijo Murray. "Fue divertido por fin hacer algo".

Pese a hacer poco durante el Combinado, y virtualmente nada en la sesión del miércoles parte de lanzar, los bonos de draft de Murray se han ido al cielo desde que ganara el trofeo Heisman en camino a conducir a los Sooners al College Football Playoff la temporada pasada.

El primer día de agencia libre no impidió a varios nombres notables en la NFL de viajar a Norman para observar lanzar a Murray. Eso incluyó al gerente general de los Carolina Panthers, Marty Hurney; entrenador en jefe de los Cincinnati Bengals, Zac Taylor; coordinador ofensivo de los Oakland Raiders, Greg Olson; coordinador ofensivo de Los Angeles Chargers, Ken Whisenhunt; y un contingente notorio de los New York Giants que incluyó al vicepresidente senior de personal, Chris Mara, head coach Pat Shurmur, y coordinador ofensivo Mike Shula.

Murray confirmó que se reunió con los Giants inmediatamente al terminar el pro day. New York estará observando la posición de quarterback en este draft, con Eli Manning a sus 38 años de edad y en la campaña final de su contrato. New York posee las selecciones N° 6 y N° 17 global luego de enviar al receptor abierto Odell Beckham Jr. a los Cleveland Browns, pero probablemente tendría que ascender en el orden para tomar a Murray.

El analista para ESPN, Todd McShay, proyecta a Murray siendo elegido primero global por los Arizona Cardinals en su más reciente simulacro.

"Todos los chicos quieren irse en el N° 1, nuestro sueño es irnos en el N° 1", dijo Murray, quien admitió haber recibido un mensaje de texto del nuevo entrenador en jefe de los Cardinals, Kliff Kingsbury "el otro día".

Preocupaciones de cara al draft respecto a la estatura de Murray quedaron más o menos resueltas en el Combinado, donde midió 5 pies con 10⅛ pulgadas, y pesó 207 libras. Murray declinó ser medido nuevamente el miércoles, pero pesó 205 libras.

"Me sentí grandioso saliendo del Combinado, todas las reuniones en que estuve fueron de maravilla", dijo. "Al menos a mi cara, nadie fue negativo. Tuve una gran experiencia".

El analista para NFL Network, Charley Casserly, recientemente caracterizó el desempeño de Murray en el Combinado bajo una luz distinta, controversialmente describiendo el liderazgo, hábitos de estudio y trabajo en el pizarrón de Murray como "nada buenos".

En su primera entrevista desde esos comentarios, Murray declinó tocar el tema directamente, antes de decir, "No creo que hubiera hecho lo que hice el año pasado si no entendiera qué hacían las defensivas".

Murray defirió a sus compañeros de Oklahoma para discutir su liderazgo, algo que hizo el liniero ofensivo Cody Ford.

"Es uno de esos líderes que lidera mediante el ejemplo", dijo Ford, quien también proyecta como recluta de primera ronda. "Puedo recordar que ante Texas le están pegando mucho. Nunca he visto a un tipo ser golpeado así y jamás reclamar a su línea. Pero nosotros sabíamos que debíamos cumplir con la tarea por lo que respecta a protegerlo mejor, lo que sentimos que hicimos. Pero el hecho de que no nos dijo una palabra, aparte de, 'Vamos, vamos' --sin quejarse-- mostró la clase de líder que es y que será por largo tiempo".

Pese a especulación en sentido contrario, Murray notó que sabía "desde hace tiempo", que no iba a correr las 40 yardas este miércoles, ni realizar ninguno de los ejercicios de agilidad, los cuales también se saltó durante el Combinado.

"Está atléticamente tan lejos de cualquier cosa en este juego, y esa liga también, en esa posición, que honestamente no tiene sentido", explicó el head coach de Oklahoma, Lincoln Riley, de los ejercicios.

Aunque Riley y otros en el programa han notado que Murray posee velocidad como para un tiempo por debajo de los 4.4 segundos, Murray añadió que no deseaba arriesgar una lesión antes de lanzar.

"Me gustaría salir allá y correr, pero no creo que sea necesario para mí", dijo Murray, quien se unió a Deshaun Watson de Clemson (2015) como los únicos pasadores en la historia de la FBS en tener una campaña de 4,000 yardas aéreas y 1,000 yardas terrestres en la misma campaña. "No quiería sufrir un tirón o algo, creo que el video habla por sí mismo".

Es la mayor razón por la cual Murray podría dar a Oklahoma el primer seleccionado global por segundo año consecutivo, siguiendo al quarterback de los Browns, Baker Mayfield, quien también ganó el Heisman con los Sooners.

Mayfield solidificó su lugar como el N° 1 luego del pro dar de Oklahoma el año pasado. Murray espera haber hecho lo mismo.

"Era mi trabajo salir acá y completar los pases", dijo. "Creo que mostré a todos que lo puedo hacer".