<
>

Aaron Rodgers es el Coloso de la Semana 17 en la NFL

play
Packers canalizaron el enojo de Aaron Rodgers en una campaña de MVP (2:12)

Sergio Dipp analiza a la escuadra de Green Bay, luego de asegurar el primer puesto en la siembra de la NFC. (2:12)

Aaron Rodgers, quarterback de los Packers, le puso moño a una temporada de Jugador Más Valioso con la mejor actuación individual de la Semana 17

No faltaron grandes actuaciones en la última jornada de la temporada regular de la NFL. De hecho, hubo algunos desempeños individuales que no incluimos esta vez, y que hubieran formado parte de nuestra lista en una semana de vacas flacas.

Además, hubo más de uno que levantó la mano para quedarse con el puesto de honor, incluyendo a dos corredores de la AFC Sur que superaron las 250 yardas terrestres con dos touchdowns para asegurar la presencia de sus respectivos equipos en la postemporada.

Sin embargo, el favorito para llevarse el mayor premio individual que se reparte en la NFL --por tercera ocasión--, también fue el mejor en lo individual durante el cierre de la temporada.

Aaron Rodgers, quarterback, Green Bay Packers

Hay varios nombres dignos de recibir votos para el premio de Jugador Más Valioso para la temporada del 2020 en la NFL. No obstante, y después de la exhibición de la Semana 17, todas las flechas apuntan a Green Bay.

Rodgers confirmó esta tarde ante los Bears, con una actuación de 19 completos de 24 intentos para 240 yardas y cuatro touchdowns sin intercepciones, que vive uno de sus mejores momentos como quarterback de NFL.

Si otras temporadas de Rodgers nos habían dejado boquiabiertos, la del 2020 supera en muchos aspectos lo que ha hecho en el pasado. El de hoy fue su seto partido en el año con seis pases de anotación, y quinto de esos sin lanzar intercepción. De hecho, hoy fue uno de 12 partidos en el año en que no entregó el ovoide vía intercepción, aunque también hay que decir que Chicago lo perdonó en un par de ocasiones.

Sea como fuere, los Packers son el mejor equipo de la Conferencia Nacional, de acuerdo a la siembra para postemporada, y nadie hizo más para colocarlos allí que Rodgers. Semana a semana, el N° 12 ha entregado una temporada de revitalización que no muchos esperaban del futuro miembro del Salón de la Fama.

Lo más importante, es que Rodgers hace brillar a quienes le rodean, y es difícil ponerle precio a eso. Sin ser una estrella, Marquez Valdes-Scantling ya es un nombre conocido, Robert Tonyan quedó empatado en el liderato de la NFL en atrapadas de touchdown para alas cerradas, y hoy hasta Dominique Dafney se llevó su touchdown. ¿Quién sabía que los Packers tenían a un jugador llamado Dominique Dafney?

El Lombardi está lejos, todavía, y sabemos que no hay garantías. Pero cuando Rodgers y los Packers conquistaron el Super Bowl en la campaña del 2010, dábamos por sentado que no se retiraría con solamente un anillo. Este 2020 es su mejor oportunidad en muchos años para sumar el segundo.

play
0:16

Dobbins irrumpe por el medio para un TD

J.K. Dobbins se libera por el medio y corre por las líneas laterales para un touchdown de 72 yardas.

Menciones honoríficas

Tom Brady, quarterback, Tampa Bay Buccaneers. Brady completó 26 de 41 intentos de pase para 399 yardas y cuatro touchdowns contra una intercepción, en la paliza que la propinaron los Bucs a los Falcons. La buena noticia, es que Brady involucró bastante a Antonio Brown y Chris Godwin, con dos pases de anotación para cada uno; la mala, que podría quedarse sin Mike Evans, quien sufrió una lesión de rodilla, aunque aparentemente no existe daño estructural.

Brandin Cooks, receptor abierto, Houston Texans. Las defensivas se rehusaron a saltar al campo en el choque entre Tennessee y Houston, pero los jugadores ofensivos no tuvieron la culpa, y lo explotaron a favor. Cooks fue uno de ellos, con 11 atrapadas para 166 yardas y dos touchdowns que sirvieron para poner en aprietos serios a los Titans. No hay mucha materia prima alrededor de Deshaun Watson, pensando en el plan a largo plazo, pero Cooks, si logra mantenerse sano, podría ser una pieza valiosa en la reconstrucción.

J.K. Dobbins, corredor, Baltimore Ravens. Tardó bastante, pero al fin parece que hay quien tome definitivamente la posta del backfield de Baltimore, luego de la evidente baja de juego de Mark Ingram II. El novato Dobbins se despachó con 13 acarreos para 160 yardas y dos touchdowns. La única manera de mantener a Baltimore en movimiento es que los corredores sean productivos desde el backfield, porque es cuando la peligrosidad de Lamar Jackson se multiplica exponencialmente. Si han de vencer a Tennessee en una esperada revancha, necesitan esta clase de partido de Dobbins.

Derrick Henry, corredor, Tennessee Titans. Henry entró al partido contra los Texans requiriendo 223 yardas terrestres para convertirse en el octavo miembro del exclusivo club de los 2,000, los corredores que han sumado al menos 2,000 yardas terrestres en una temporada de NFL. Luego de una actuación de 34 acarreos para 250 yardas y dos touchdowns que ayudó a Tennessee a conquistar apuradamente el título divisional, Henry convirtió a los Titans en la única franquicia de la liga en contar con dos miembros en el club de los 2,000: Chris Johnson y ahora Henry. Por si fuera poco, Henry amarró su segunda corona como líder corredor de la NFL consecutiva, algo que no ocurría desde LaDainian Tomlinson, en las campañas del 2006 y 2007.

Marvin Jones Jr., receptor abierto, Detroit Lions. Ocho recepciones fueron suficientes para acumular las 180 yardas con que Jones lideró a la liga en la Semana 17, con dos de ellas resultando en touchdown durante el tiroteo de la NFC Norte protagonizado entre Lions y Vikings, dos equipos ya eliminados de la contienda por postemporada, pero que se dieron hasta con la cubeta en la Semana 17.

Dean Marlowe, safety, Buffalo Bills. Sí, los Bills ya estaban calificados, pero si creen que eso es motivo para abrirle paso a un rival divisional a la postemporada, están equivocados, Los Bills aplastaron a los Dolphins por 56-26, victimando al quarterback novato Tua Tagovailoa en uno de sus peores días de NFL. Fueron tres intercepciones contra el pasador de Miami, y dos de ellas aterrizaron en manos de Marlowe, quien cumplió desde un rol rotacional detrás de los safeties titulares Jordan Poyer y Micah Hyde.

Jonathan Taylor, corredor, Indianapolis Colts. Los Colts necesitaban ganar para meterse a la postemporada, y los Jaguars amagaron con dar una sorpresa, pero el corredor novato no lo iba a permitir. Taylor corrió 30 veces el ovoide para 253 yardas --nueva marca de la franquicia-- con dos touchdowns, incluyendo una escapada de 45 yardas que fijó la distancia final en el marcador de 28-14.

Leonard Williams, tackle defensivo, New York Giants. La línea defensiva de los Cowboys volvió a ser una lágrima, cediendo seis capturas de quarterback de Andy Dalton frente a los neoyorquinos. La mitad de ellas se las apunto Williams quien, volando bajo el radar, se convirtió en una de las mejores adiciones recientes a la plantilla de los Giants, procedente de los Jets. Williams se alista para convertirse en agente libre el año que viene, y no le van a faltar buenas ofertas.