<
>

Uniformes osados de Real Madrid y Barcelona, alejados de los tradicionales blanco y azulgrana

play
Los uniformes más exóticos de Real Madrid y Barcelona (1:13)

En las últimas tres décadas los equipos han dejado de lado la tradición. (1:13)

Real Madrid y Barcelona tienen dos identidades muy marcadas en el mundo del futbol, y sus colores son perfectamente conocidos y suelen marcar las postales de sus enfrentamientos, pero las tendencias de moda y la innovación de las marcas que visten a los clubes profesionales han llevado a romper los esquemas y a osar cambiar los tradicionales blanco y azulgrana por colores más variados y atrevidos.

Lo que en el siglo pasado se hubiera considerado una ofensa a la identidad, hoy es más común y ambas instituciones se han permitido dejar de lado los ‘sagrados’ colores que las identifican por modelos más contemporáneos y que marcan una versatilidad y beneficios de marketing, aunque no siempre fueron bien recibidos.

De los numerosos modelos de cada club, elegimos cinco de cada uno, de épocas recientes, que se atrevieron a dejar de lado el blanco y el azulgrana.


En 2009, el Barcelona utilizó por primera vez el color rosa en sus uniformes. El modelo ha variado, pero no se volvió muy popular y lo volvió a usar en 2011, 2018 y 2020.


El uniforme púrpura, segundo de la presente temporada, es un homenaje al futbol femenil del Barcelona.


El uniforme negro apareció por primera vez en 2011, uno muy elegante, pero que no compagina mucho con la identidad del Barcelona, aunque algunos lo apreciaron por ser el opuesto a la identidad del Real Madrid.


El uniforme naranja representa un momento muy especial en la historia del Barcelona, al ser el uniforme alternativo de la temporada 1991-92, la del título de la Copa de Europa que ganó el club con el gol de Ronald Koeman. El naranja regresó en la 97-98, 2006 y 2014.


El azul celeste apareció por primera vez en 1985 y luego comenzó a combinarse hasta degradar en menta, en varias temporadas, hasta 2018.


Al ser el blanco el color de su identidad, para el Real Madrid fue un hito utilizar el negro, lo que ocurrió por primera vez en 1999. Desde entonces, ha sido adoptado como segundo uniforme en nueve temporadas.


Aunque hay registros de uniformes rojos que utilizó el Real Madrid en los 70, el color llegó de manera oficial en la temporada 2011-21, y lo convirtió en naranja en 2013-14 y un tono terracota en 2018-19.


El púrpura es un color especial para el Real Madrid, que lo utilizó en sus segundos uniformes desde 1939, regresando en los 80 y 90. Fue hasta 2016-17 que regresó de una manera espectacular, al ser el uniforme con el que ganaron esa edición de la Champions League.


El uniforme azul rey del Real Madrid recupera el tono que se usó por primera vez en 1998, que surgió tras el uso del púrpura, y que regresó como segundo uniforme en esta temporada.


El turquesa apareció en el uniforme del Real Madrid en la temporada 2017-18, un diseño muy elegante que no ha vuelto a utilizar.