<
>

Griezmann augura que tendrá química con Messi

play
Sin jugar todavía, Griezmann ya causa furor en Japón (0:13)

El francés fue aclamado por los hinchas japoneses a su llegada a la pretemporada. (0:13)

BARCELONA -- Antoine Griezmann aterrizó ya en Japón personalizando una de las grandes atracciones de la gira del FC Barcelona y concedió una entrevista al diario Marca en la que dio cuenta de sus sensaciones tras la conclusión de su fichaje, “me puse a llorar de felicidad”, los objetivos que se marca, “ganarlo todo”, su buen encaje en el vestuario azulgrana y, también, su impaciencia por empezar a trabajar con Leo Messi.

“Tengo ganas de ver cómo es (Messi) en el día a día, pillarle cosas entrenando para luego repetirlas o hacerlas a mi manera y entenderme con él dentro y fuera del campo” confirmó el delantero galo, quien solventó que “tengo muchas ganas de que llegue”.

En este aspecto, Griezmann rechazó las especulaciones respecto a que pudiera tener una relación complicada con el astro argentino porque, proclamó, “soy una persona que no es nada difícil… Estoy seguro que nos entenderemos muy bien porque me gusta estar y disfrutar con la gente”.

“Tenemos un equipo para ganarlo todo” convino al referirse a los objetivos que se marca para la nueva temporada, reconociendo que esa afirmación debe ser compartida por todo el barcelonismo. “Si preguntas a la afición dirán que los tres títulos. Y a la directiva y a los jugadores también. Es difícil, pero habrá que trabajar para ello” resumió dando muestra de su absoluta ambición.

“Llamé a mi padre y lloré de felicidad porque ya se había acabado todo. Estaba con mis amigos, mi mujer, mis niños… Fue un momento increíble”, descubrió el delantero francés al recordar el momento en que conoció que ya era jugador del Barcelona, cuyo vestuario, relató, le dio “un recibimiento muy bueno. Todos están para cualquier problema que pueda tener”.

Así, confirmó que una de sus primeras salidas en la ciudad fue para “ir a cenar con Jordi Alba (lo hicieron en compañía también de Mirotic). Son detalles que me ayudan a sentirme bien y coger confianza en el grupo”.

PASADO

Centrado en el futuro, en las palabras de Griezmann se denotó cierta incomodidad para referirse a su salida del Atlético de Madrid, club al que, dejó muy claro, “siempre llevaré en mi corazón, como a la Real Sociedad porque me han dado muchísimo”. “Sé que habrá una pitada (cuando visite el Wanda de azulgrana) porque eso es parte del fútbol: me quisieron mucho y cuando te vas, puede doler”, resumió.

De su marcha, simplemente mandó un recado, sin especificar mucho, a Miguel Angel Gil Marín: “No debería olvidar lo que hablamos en su casa con Andrea Berta y el Cholo Simeone… Lo más importante es que intenté salir lo mejor posible y aunque me habría gustado hacerlo como Juanfran o Godín me pidieron que lo hiciera con un vídeo”.

“No pude hacer otra cosa… Lo del vídeo fue lo peor”, resumió, sin querer especificar cómo se produjo todo, un Griezmann que dejó claro no arrepentirse de nada”.

“Al Cholo le debo muchísimo”, destacó igualmente el jugador francés, que no por su nueva etapa en el Barça obvió su pasado atlético y se mostró convencido de que el fútbol le debe una Champions al club colchonero: “Sí… Creo que sí, pero están haciendo todo lo posible para hacerlo”.

FUTURO

Griezmann reconoció que con incorporación el Barcelona ha conjuntado “un gran equipo, con grandes jugadores que estaremos dispuestos en cada momento para disfrutar y dar alegría a la gente”, dejando en manos de Valverde la responsabilidad de encajar todas las piezas. “Es el míster quien tendrá que elegir quién juega” resumió.

Refiriéndose al potencial del nuevo Barça, el delantero francés pasó de puntillas en el tema Neymar, a quien dijo conocer “bien. Es un grandísimo jugador y sería aún más competencia para el grupo, pero ya veremos qué pasa”, solventó.

Señalando el “buen recibimiento” general que ha disfrutado en el vestuario del Barça, Griezmann detalló la alegría que le produce tener hasta cuatro compatriotas en la plantilla y reveló que casi siempre “estamos los cinco juntos. Nos llevamos muy bien, salimos juntos al entrenamiento, esperamos al último que falta por llegar y vamos juntos en los ejercicios… Ahora intentaremos que Ousmane hable más en español”.

En el cambio de entrenador, de Simeone a Valverde, el nuevo jugador del Barça descubrió que su nuevo técnico ya pensó en él, cuando dirigía al Athletic Club para incorporarlo desde la Real Sociedad. “Sí, parece que siempre me ha querido y en la época hubo comentarios” reveló, dándose por satisfecho al encontrarse a sus órdenes: “Tengo muchas ganas de ver cómo es en el día a día”.