<
>

Dani Alves y Aduriz: La rebelión de los 'viejos'

play
El Barcelona sin Messi arrancó con derrota (1:08)

El conjunto blaugrana inició LaLiga con un revés contra el Athletic de Bilbao por 1-0. (1:08)

COLUMNA ‘EL PULSO’

CIUDAD DE MÉXICO -- "Antes dijo Dani Alves que con 32 años aún se pueden seguir haciendo cosas... Bueno, es que yo tengo 64 y estoy empezando a hacerlas ahora", dijo Claudio Ranieri en la gala de los premios ‘The Best’ que organiza la FIFA, luego de ser elegido el entrenador del año en 2016.

El veterano técnico italiano que hizo historia con el Leicester City al ganar la Premier League, restó importancia a la edad en el futbol y ejemplificó con su experiencia que nadie es demasiado viejo para conocer la gloria en el deporte... Ni en la vida.

El fin de semana que recién concluyó, dos futbolistas con la etiqueta de ‘viejos’ reivindicaron la filosofía de Ranieri y le gritaron al mundo que a sus 38 y 36 años, respectivamente, son capaces de disfrutar el juego y que el mundo disfrute de ellos...

En España inició La Liga en viernes con el Campeón Barcelona visitando San Mamés, y cuando terminaba un partido típico de Jornada 1 con pocas luces, ingresó al campo el último gran símbolo del Athletic de Bilbao, Aritz Aduriz, delantero de 38 años.

A un minuto de estar en la cancha (89’), un centro desde la derecha fue el pretexto perfecto para que el ‘abuelo’ se elevara y en una espectacular ‘tijera’ conectara el esférico para anotar el gol de la temporada en el inicio de la misma.

Aduriz estuvo al borde del retiro porque el año pasado las lesiones lo agobiaron, pero el Athletic lo convenció de jugar un año más y anunció que es su última temporada en activo.

“El simple hecho de meter un gol en San Mamés es una motivación tan grande que ya es suficiente”, explicó en su momento al ser cuestionado sobre qué lo inspiraba a seguir en el futbol.

“Quiero irme como llegué, sin hacer ruido. Nunca voy a necesitar homenajes, he tenido mil, tendría que hacer yo un homenaje a la gente por todo lo que me ha dado”, añadiría el donostiarra en una entrevista con la revista ‘Líbero’.

Y qué mejor homenaje que el de sus compañeros en el vestidor cuando entró tras el golazo al Barça, pues en un video que se hizo viral se aprecia la emoción con que lo reciben, aclamándolo, mientras él agradece uno a uno por el gesto...

En otro continente, también el fin de semana, Dani Alves empezó su aventura en el Sao Paulo de su país, con el ‘10’ en la espalda y jugando como mediocampista, pese a ser uno de los mejores laterales derechos de la historia.

Un futbolista que encarna la felicidad y que partido a partido demuestra que es posible disfrutar el juego bajo cualquier circunstancia.

Ya en su momento se había dado el lujo de jugar con el número que dejó Xavi Hernández en el Barcelona; bien, pues ahora escogió el dorsal de los ‘jefes’, de los virtuosos.

Y como no podía ser de otra forma, se estrenó con un gol para darle la victoria a los suyos. ¿Coincidencia? Para nada, Alves es uno de esos ‘viejos’ tocados por una varita mágica y que están en el futbol para devolverle algo de su esencia, un tanto cuanto extraviada en estos tiempos donde solo importa ganar a costa de lo que sea.

Lo dijo el propio Alves hace tres años en esa gala de la FIFA y lo refrendó Ranieri: “Pasas de los 30 y la gente piensa que ya no puedes contribuir en nada, pero todavía podemos darle mucho al futbol y tenemos mucho valor para enriquecer las competiciones”.

Es la ‘rebelión de los viejos’... Bienvenida sea.