<
>

Barcelona y Real Madrid acuerdan jugar el Clásico el 18 de diciembre

play
Rodrigo Fáez sobre 'El Clásico;: 'La fecha más viable es el 7 de diciembre' (1:55)

Desde Madrid, en Jorge Ramos y Su Banda, ofrece detalles sobre la nueva fecha del partido FC Barcelona y Real Madrid. (1:55)

BARCELONA -- El FC Barcelona reaccionó este viernes al comunicado emitido por la Federación Española de Fútbol en que decretó el aplazamiento del Clásico que debía disputarse el 26 de octubre manifestando su contrariedad por la decisión, proclamando que la intención del club siempre fue mantener la celebración del partido y anunciando su propuesta de disputarlo el 18 de diciembre, misma fecha que aceptó el Real Madrid, que lo confirmó en un comunicado emitido horas después.

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol dictaminó el aplazamiento del encuentro argumentando el clima de tensión existente en Barcelona desde que el último lunes se conoció la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo contra nueve políticos y líderes independentistas catalanes, atendiendo a la recomendación del Consejo Superior de Deportes, que entendió “poco razonable” mantener la disputa del Clásico.

Aunque los dos clubes se mantuvieron expectantes y dispuestos a mantener el 26 de octubre, la resolución final fue la de aplazar el encuentro, circunstancia que no fue del agrado, especialmente, del Barça, que ya el lunes mostró su apoyo al diálogo en el clima actual de tensión. Sin embargo, el Real Madrid aceptó la misma fecha y solamente resta que se haga oficial.

‘El deseo del club habría sido jugar el Clásico en el Camp Nou el día 26, tal como estaba previsto, y así se comunicó en el escrito de alegaciones presentado al Comité de Competición’ esgrimió el Barça en su escrito, en el que proclamó su ‘confianza absoluta en la actitud cívica y pacífica de la masa social, que siempre se expresa en el Camp Nou de manera ejemplar’.

Solventado el aplazamiento, la Federación Española de Fútbol trasladó a los dos clubes, Barcelona y Real Madrid, la responsabilidad de acordar una fecha, barajándose los días 7 y 18 de diciembre, mostrándose el club azulgrana favorable a la segunda, lo cual, dejó constancia en su escrito, ‘propondrá’ antes del lunes, fecha límite establecida por el Comité de Competición.

El Barça comunicó en el escrito su pesar por ‘las molestias que este aplazamiento (del que se desmarca) ocasione a socios, peñistas y aficionados’ y anunció que ya ha puesto en marcha ‘los procedimientos necesarios para devolver el importe de las entradas adquiridas a partir del lunes’.

Remitiéndose a las declaraciones de Ernesto Valverde, el club azulgrana mantuvo que la decisión de aplazar el partido se tomó “precipitadamente” y lamentó que a nueve días vista de la fecha fijada en el calendario “se ofrezca” la imagen de la imposibilidad de organizar el encuentro con la seguridad requerida, solventando, además, la “confianza” en que el Clásico se habría podido disputar el 26 de octubre con normalidad.

FIRMEZA
A pesar de que LaLiga aboga por la disputa el sábado 7 de diciembre en horario matinal (para mantener su transmisión televisiva al mercado asiático), adelantando al miércoles 4 los partidos Barça-Mallorca y Real Madrid-Espanyol, el Barcelona se mantiene firme en no jugar hasta el miércoles 18, defendiendo su postura en que jugar el Clásico en la fecha propuesta por Javier Tebas significaría “un perjuicio deportivo” para el equipo de Valverde, que tres días después, el 10 de diciembre, debe visitar al Inter de Milán en la Champions League.

El partido del Barça en San Siro, correspondiente a la última jornada de la fase de grupos de la máxima competición continental podría ser decisivo para el pase a los octavos de final y en los despachos del Camp Nou se considera que si no se respeta el calendario “ya es un hecho excepcional”, recolocar un partido de “la trascendencia” del Clásico en esa fecha no es aceptable.

En el Barcelona no se entra a considerar la coincidencia del partido, el 18 de diciembre, con la disputa de la primera eliminatoria de la Copa del Rey, en la que hay prevista la disputa de hasta 56 encuentros (que se dividirían entre los días 17, 18 y 19 de diciembre), trasladando la responsabilidad a los organizadores para establecer las correspondientes franjas horarias con objeto de no perjudicar a terceros... Y siempre defendiendo el interés del club.