<
>

El Madrid asalta el liderato de LaLiga entre el escándalo

play
James no aprovecha, pero Real Madrid sí y se pone líder de LaLiga (1:32)

Los merengues ganaron en Anoeta y empatan al Barça en la cima de la tabla en lo que era el regreso de James Rodríguez a la titular. (1:32)

Lo que no supo hacer el Barcelona en Sevilla lo hizo el Real Madrid en San Sebastián. Ganó el equipo de Zidane a la Real Sociedad y no dejó escapar la oportunidad de catapultarse al liderato, con ocho jornadas por jugarse hasta el final de LaLiga y convirtiéndose ya en el favorito, indiscutible, para conquistar el título.

Pero no fue una noche al uso, no fue un partido normal, no fue una victoria sin más. Apenas 48 horas después de que Gerard Piqué, a la conclusión del partido del Barcelona en el Pizjuán, proclamase que “está Liga es muy difícil que la ganemos” y rematase su afirmación con un “… después de los dos partidos que ha jugado el Madrid”, el equipo merengue venció en Anoeta con tanta o más polémica de la que le acompañó en su victoria sobre el Valencia.

Si el miércoles se le anuló un gol a Rodrigo en Valdebebas, este domingo su triunfo fue aún más contestado. Si comenzó con un penalti muy discutido a Vinicius, aumentó cuando minutos después se anuló un gol a Januzaj por fuera de juego posicional de Mikel Merino, que en opinión del árbitro, y del VAR, perjudicó la visión de Courtois en el momento del remate… Y alcanzó el cénit al cabo de 180 segundos, cuando Benzema marcó el 0-2 tras controlar un centro de Valverde con el hombro, o el brazo.

“Yo estoy lejos de Courtois. Me gustaría saber si el linier habría levantado el banderín si la jugada se produce en nuestra área. Está claro que el arbitraje nos ha perjudicado” sentenció Merino al acabar el partido. Una sensación que se multiplicó en las redes sociales.

En pleno escándalo alrededor del VAR el Madrid se llevó la victoria de San Sebastián de una manera que provocó la queja indisimulada, y absoluta, en Barcelona. La red se incendió con protestas por lo que se consideró un atraco a la Real Sociedad y, por supuesto, al Barça, que perdió su condición de líder en un domingo que pasará a la historia de la temporada.

En Anoeta, donde al Barça no se le pitó un penalti en el último minuto cometido sobre Piqué, que pudo evitar su victoria, el Real Madrid conquistó tres puntos que se pueden entender de vital trascendencia en la pelea por el título. Lo hizo a través de tres jugadas que darán que hablar… El VAR, esa herramienta que debía acabar con cualquier polémica, puso el escándalo en el escenario.