<
>

El 'otro' Barcelona, el de los descartes, comienza su pretemporada

play
Barcelona ¿recibió ayuda arbitral en la vuelta ante Napoli? Jorge Ferro responde (3:46)

Jorge Ferro y José del Valle analizan las polémicas decisiones arbitrales que ocurrieron en el partido del Barcelona ante Napoli (3-1) que terminó sellando el pase de los culé a los cuartos de final de la Champions League. (3:46)

BARCELONA -- El Barcelona prepara desde este martes su asalto final a la Champions, después de una jornada de fiesta y pendiente del estado de Lionel Messi, y al mismo tiempo comienza a trabajar con vistas a la siguiente temporada, la 2020-21, con las primeras revisiones médicas y tests del coronavirus que pasarán nueve futbolistas para comenzar la pretemporada el jueves.

Pedri, Trincao, Aleñá, Matheus Fernandes, Rafinha, Todibo, Oriol Busquets, Miranda y Wagué son los jugadores citados este martes por la tarde en la ciudad deportiva del club, donde no tendrán ninguna clase de contacto con la plantilla que trabaja a las órdenes de Quique Setién y que pendientes de lo que determine la secretaría técnica, de acuerdo con la directiva, iniciarán una pretemporada atípica, por cuanto además de su duración (desconocida hasta no conocer las vacaciones 'oficiales' del equipo) solo tres de ellos, Trincao, Pedri y Aleñá, parten con opciones reales de permanecer en el club una vez comience la temporada.

TRINCAO
Francisco Trincao, extremo de 21 años fichado al Braga en enero es, de hecho, el único con dorsal asegurado en la plantilla el próximo curso. El joven delantero, por quien el Barça pagó 32 millones de dólares, ha sido uno de los jugadores más destacados en la segunda mitad del curso en la Liga portuguesa y el club azulgrana, desatendiendo cualquier interés de terceros por su cesión o incluso fichaje, tiene plena confianza en él, llamado a ser una de las bases sobre las que se asiente el cambio generacional de la plantilla.

PEDRI
También se considera en parecidos términos a Pedro Gonzalez Pedri, aunque su caso ha supuesto un contratiempo para el club, por cuanto al acordarse su fichaje con Las Palmas se especificó que solo tendría ficha del Barcelona B en caso de ascenso a 2ª División y como el filial no logró este objetivo al joven delantero canario, de 17 años, se le debe dar dorsal de la primera plantilla.

La confianza que existe en Pedri provoca que entre los técnicos haya cada vez más voces favorables a su permanencia en el club, a pesar de la extrema dificultad por hacerse con un hueco en el equipo, los que abogan por una cesión a un equipo de Primera División.

ALEÑÁ
Carles Aleñá regresa de una cesión al Real Betis en el que no ha acabado de explotar como se suponía cuando fue reclutado por Rubi en el mercado de invierno. El mediocampista catalán tomó parte en 19 de los 21 partidos posibles, aunque solo fue titular en 9 de ellos y al acabar la temporada el club andaluz no se interesó en renegociar una nueva cesión.

Aleñá, quien mantiene contrato con el Barça hasta 2022, se marchó al Betis en enero con la promesa de Abidal de que formaría parte de la primera plantilla la próxima temporada... Aunque hoy por hoy no podría darse por seguro este hecho atendiendo al fichaje de Pjanic, la eclosión de Ricard Puig y las dudas existentes con el futuro de Ivan Rakitic o Arturo Vidal.

MATHEUS FERNANDES
A partir de aquí, el resto de protagonistas tiene más o menos claro que entrenarán como azulgranas hasta que el Barça les encuentre destino. Un destino que, obviamente, debe ser aceptado por los propios interesados... Aunque uno de ellos, Matheus Fernandes podría en último término permanecer en el club.

El mediocentro brasileño, de 22 años y fichado al Palmeiras por 8,2 millones de dólares previo paso como cedido al Valladolid, suspira por hacerse un hueco en la primera plantilla pero el club no descarta, al contrario, acordar una cesión para el próximo curso.

RAFINHA
Rafinha Alcántara es quien empieza a trabajar con la seguridad de que no se quedará en el Barcelona. El centrocampista, de 27 años, con contrato hasta 2021 y que fue clave esta última temporada en el Celta de Vigo, regresa de la cesión a la espera de concretar su salida definitiva.

El Barça tasó su traspaso en 17 millones de dólares y el Celta confía en una rebaja para atar su fichaje definitivo mientras se especula con el interés de varios clubs europeos que, de momento, no han presentado ninguna oferta formal.

TODIBO
También volvió para marcharse Jean-Claire Todibo, cedido en la segunda mitad de curso a un Schalke 044 que no hizo efectiva la opción de compra por 27 millones de dólares y que está en la mira de varios clubs, con la Serie A en primer término aunque ninguno, de entrada, dispuesto a pagar esa cantidad que exige el Barça para traspasar al central, fichado al Toulouse en enero de 2019 por 2 millones y que, con gran consideración por parte de los técnicos apenas disfrutó de oportunidades como azulgrana.

WAGUÉ
Moussa Wague, fichado en agosto de 2018 al KAS Eupen por 5.4 millones de dólares y bajo contrato hasta 2023, jugó la última media temporada cedido en el Niza y sin ser tenido en cuenta por los técnicos de cara al futuro se le busca una salida, después de que el club galo no hiciera frente a su opción de compra. El lateral senegalés, en caso de no poder ser traspasado por una cifra similar a la de su fichaje, sería otra vez cedido.

ORIOL BUSQUETS
Oriol Busquets, pivote de 21 años, con una temporada más de contrato y que jugó con excelente rendimiento la última campaña en el FC Twente holandés, es un jugador muy valorado por los servicios técnicos del Barça... Pero la gran competencia existente en el centro del campo convierte su permanencia en la primera plantilla en muy difícil.

Canterano muy apreciado en el club, en el que entró en edad infantil, a Busquets se le quiere mantener controlado no descartándose una cesión o traspaso con opción a recompra, con varios clubs de Primera División interesados en su incorporación, Valladolid, Celta (que también tiene en su mirada a Monchu) o Girona (si asciende a Primera) entre ellos.

MIRANDA
El último caso es el de Juan Miranda, lateral zurdo de 20 años llegado al club en edad cadete desde el Betis, bajo contrato hasta 2023 y cuya cesión, este último curso, al Schalke no resultó como se esperaba. La permanencia del joven defensa se estima muy improbable, a no ser que el Barça traspasase a Junior Firpo, y tras el no ascenso del filial se le busca una salida, ya sea en calidad de cedido o, como Busquets, traspasado con opción a recompra en una operación similar a la que se hizo en su momento con Cucurella.