<
>

La NHL y su estrella de ascendencia latina Auston Matthews apuntan al mercado mexicano

En las últimas tres décadas, la expansión de la NHL hacia el sur de Estados Unidos ha servido para otorgar diversidad a la geografía y al perfil de los aficionados de la liga, llegando a ciudades con grandes poblaciones de latinos, como Phoenix, Dallas-Fort Worth y Miami.

Ahora, la liga busca dar su próximo gran salto: México.

“Estaba diciendo hace un par de años, ¿qué fantástico seria jugar un partido de exhibición en la Ciudad de México?” dijo Auston Matthews, estrella de los Toronto Maple Leafs, en entrevista con ESPN. “Sería alucinante jugar un partido de hockey en México y ver qué pasa”.

Aunque es una posibilidad remota pensar que la NHL tenga un equipo fuera de Estados Unidos y Canadá, el hockey sobre hielo quiere emular lo que han hecho otras ligas estadounidenses al expandirse fuera de su mercado tradicional. De momento, la idea de jugar un partido de pretemporada o temporada regular en México ya cuenta con el apoyo de sus dirigentes.

“Nuestros equipos nos han dicho que les encanta la idea de jugar en Mexico”, dijo Bill Daly, el comisionado adjunto de la NHL. “Entre más podamos apelar a la mayor cantidad de demografías, países y áreas culturalmente diversas, será mejor para nosotros”.

Casi 130 millones de personas viven en México, para ubicarse como el décimo país más poblado del mundo y el segundo de Latinoamérica, detrás de los 212 millones de Brasil. Apenas en el 2019, la Ciudad de México recibió eventos de la PGA Tour, NBA, NFL, UFC y Fórmula 1. En Monterrey se jugaron seis partidos de MLB ese mismo año, y solo el COVID-19 pudo cortar la racha de eventos.

  • Toda la acción de la NHL por ESPN+ (en EE.UU.) y Star+ (en Latinoamérica).

Para entablar mejor relación con la afición, la mayoría de los eventos mencionados tenían como estelares a atletas mexicanos o de ascendencia mexicana. Por ejemplo, la NBA aprovechó a Devin Booker, la estrella de los Phoenix Suns cuya madre es de ascendencia mexicana, para promocionar el partido entre los San Antonio Spurs y los Suns en 2019.

Ese mismo año, Michael Davis recordó en entrevista con ESPN los veranos que vivió de niño en México con su mamá, quien es mexicana. Los Angeles Chargers, el equipo de Davis, se enfrentó a los Kansas City Chiefs en Monday Night Football en del Estadio Azteca, y Davis fue una de las atracciones estelares para los aficionados.

Para la NHL, el equivalente es Matthews, cuya madre Ema es mexicana, oriunda del estado norteño de Sonora. El cuatro veces elegido al Juego de las Estrellas creció en el rincón suroeste de Estados Unidos y tiene el deseo de acercar al deporte que ama al país de sus raíces.

“Mi ascendencia de parte de mi madre es mexicana, y tengo mucho orgullo de dónde vengo y de mis raíces”, dijo Matthews. “Obviamente, tendríamos que viajar mucho y seria pesado para un juego de pretemporada, pero no sé, es lo primero que se me ocurrió cuando alguien me mencionó este tema (de jugar internacionalmente)”.

Cualquier partido de NHL a disputarse se Mexico sería un gran avance en los esfuerzos de la liga para atraer aficionados latinos. La NHL debutó su página web en español apenas hace dos años, y en Estados Unidos celebró el Mes de la Herencia Hispana por primera vez en 2020.

Algunos clubes han hecho esfuerzos propios para hacer crecer su base. Los Dallas Stars emprendieron clases de hockey sobre hielo con niños de la Ciudad de México en 2019. Este año, contrataron a Al Montoya, el primer jugador de ascendencia cubana en la historia de NHL, como su director de alcance comunitario, para conectar con los aficionados latinos.

“No puedes atraer (latinos) sin que estemos involucrados”, dijo Montoya. “Verte representado es importantísimo. Yo no vi a nadie como yo (jugando en NHL) cuando era niño”.

Entre los esfuerzos de Montoya destaca la visita al partido de fútbol entre Chivas y América en el Cotton Bowl de Dallas el mes pasado. En el partido – que atrajo a casi 50,000 aficionados – Montoya promocionó su deporte en el estacionamiento del estadio. Esa tarde, terminó regalando boletos a cientos de aficionados.

“Eso fue fantástico”, dijo Montoya. “La gente tiene muchísimas opciones (de entretenimiento) hoy en día. Tenemos que dejar de pensar que elegirán al hockey por sí mismos. Tenemos que ir a donde están”.

De forma similar, en Los Ángeles, los Kings han extendido la mano a las comunidades latinas en el sur de California y más allá. En septiembre del 2020, el club impartió sesiones virtuales de aprendizaje con niños en la Ciudad de México, dos años después de haberlo hecho en persona. Los Kings están también entre un grupo pequeño de franquicias de NHL con comentaristas que transmiten en español.

Uno de esos equipos, los Arizona Coyotes, hicieron historia en 2019 cuando Alex Meruelo, un ejecutivo de ascendencia cubana, se convirtió en el primer dueño latino en NHL. Meruelo contrató a Xavier Gutiérrez, quien nació en Guadalajara, México, para ser el primer CEO latino del club y en la historia de la liga. El mismo Gutiérrez habló con ESPN en 2020 sobre la posibilidad de traer un partido de NHL a su país de nacimiento.

“Eso es algo que tenemos que ver”, dijo Gutiérrez. “Sería muy bueno traer el hockey a México de alguna manera”.

Quedan barreras importantes para que eso suceda, incluyendo la logística para recibir el evento. De momento, no existe un solo estadio para hockey en México. “El estadio es lo más importante. Necesitamos tener un estadio que pueda recibir un partido de NHL. Una pista de hielo, en México, eso es algo un poco extraño para sus estadios”, dijo Daly.

De llegar a conseguir un estadio que le llene el ojo a la liga, este necesita estar en un mercado que pueda atraer a suficientes aficionados. Con casi 22 millones de personas en su área metropolitana, la Ciudad de México es una candidata permanente. Otras urbes como Monterrey (5.3 millones) y Guadalajara (5.2 millones) podrían ser consideradas.

Actualmente, la NHL está buscando ciudades y estadios, de acuerdo a Daly. Un juego en México necesitaría tener a Matthews y a los Coyotes, Kings, Stars o cualquier equipo que tenga vínculos con la comunidad latina.

“Tenemos que contar las historias de estos jugadores, está en nosotros hacerlo”, dijo Montoya. “Si lo hacemos, la gente vendrá. Los latinos apoyamos a los latinos”, concluyó.

Emily Kaplan, reportera de NHL para ESPN, contribuyó a esta historia.