<
>

El impacto de la lesión de Paige Bueckers sobre las UConn Huskies y lo que implica para el básquet universitario femenino en marzo

play
Paige Bueckers requirió ayuda para salir de la duela tras lesión sin contacto (0:41)

La estrella de UConn, Paige Bueckers, se colapsó en el último minuto de acción el domingo ante Notre Dame, y el martes se supo que será baja de 6 a 8 semanas por fractura de la rodilla izquierda. (0:41)

La estrella de segundo año de UConn, Paige Bueckers, ha sufrido una fractura de la meseta tibial en su rodilla izquierda y se espera que estará fuera durante seis a ocho semanas, las Huskies anunciaron el martes. ¿Cómo afecta la lesión -- que ocurrió el domingo en una jugada fuera de contacto con menos de un minuto por jugar en una victoria sobre Notre Dame, 73-54 -- a las No. 2 Huskies hacia el futuro?

La ausencia de Bueckers se sentirá en cada parte de la duela. La actual Jugadora del Año por consenso lidera a UConn en anotaciones (21.2 puntos por partido), minutos (36.4), asistencias (6.2), robos (2.7) y goles de campo anotados, y está ranqueada segunda en el equipo en rebotes (5.5).

La lesión de Bueckers sucedió solo cuatro días después de que UConn anunció que Azzi Fudd, la recluta ranqueada número 1 para el 2021, se perderá al menos dos semanas debido a una lesión de pie. En la pretemporada, se esperaba que las Huskies tendrían una profundidad sin precedentes, pero el entrenador Geno Auriemma utilizó apenas ocho jugadoras el domingo.

Nuestro panel -- Katie Barnes, Charlie Creme y Mechelle Voepel de ESPN - examina los cambios que Auriemma hará durante la ausencia de Bueckers, cuáles jugadoras de UConn deberán crecerse mientras ella esté fuera, las pruebas venideras en el calendario de las Huskies y cómo su posición en la Bracketología podría cambiar.

UConn visita a Georgia Tech el jueves (7 p.m. hora del Este, ESPN2) y enfrenta a UCLA in Newark, New Jersey, el sábado (1 p.m. hora del Este, ABC).

¿Qué ajustes hará UConn sin Bueckers en la alineación?

Creme: Evina Westbrook se encargará como base armadora, y la redshirt de cuarto año es el tipo de jugadora que podría ser all-conference o estar ranqueada entre las mejores 25 de la nación. Eso no significa que la ausencia de Bueckers no cambia la estrategia de UConn considerablemente. Su pérdida es enorme en cuanto a la producción tangible y en cuanto a lo que significa su presencia para sus compañeras y las defensas rivales. Pero el trabajo de ser la generala al menos irá a una veterana con talentos de crear jugadas y anotar.

Nika Muhl de segundo año también puede jugar de base armadora, lo cual le permitiría a Westbrook a seguir de tiradora desde el flanco de impacto, lo cual ha sido su rol mayormente con las Huskies. Sin embargo, Muhl no busca a menudo crear su propio tiro (ella ha intentado apenas 15 goles de campo esta temporada), y ella no es en realidad una tiradora o anotadora (2.0 puntos por partido). Así que si ella está fungiendo de base armadora, le permite a las defensas rivales a enfocar su atención más en las otras cuatro jugadoras sobre la duela.

Lo que complica la situación de la lesión de Bueckers aún más es que la profundidad de UConn de la cual todos hablamos en la pretemporada ya no está ahí. Fudd estará marginada al menos un par de semanas con una lesión de pie. Aubrey Griffin, de tercer año, todavía no ha jugado esta temporada debido a problemas de tobillo y de la espada. La novata Saylor Poffenbarger se transfirió.

Auriemma solo utilizó a ocho jugadoras contra Notre Dame el domingo, y solo siete jugadoras saludables promedian minutos en los dobles dígitos. La única buena noticia para UConn es que la escolta novata de 6 pies 2 pulgadas, Caroline Ducharme tuvo lo que fácilmente fue su mejor partido Universitario contra las Irish con 14 puntos en 14 minutos, tirando de 5-3 en triples.

Voepel: Auriemma ha dicho frecuentemente, desde la temporada pasada, que no le gusta cómo se ven las Huskies cuando Bueckers no está en la cancha. Ahora tendrá que ajustarse a eso, y también su equipo.

No trataremos de inventarle un lado positivo a esta lesión, aunque es cierto el hecho de que pondrá a otras Huskies en el asiento del conductor. Bueckers tomó ese papel desde su primer día de novata, y eso se anticipaba dado su talento. Pero también le puso una enorme carga sobre sus hombros, más que a cualquier novata en la historia de UConn.

Auriemma deberá enfocarse en todo lo que ha visto como problemático, pero sin Bueckers como una de las respuestas. Después de la victoria de las Huskies, 74-49, sobre Seton Hall el viernes, él dijo, "No hemos estado bien a la ofensiva toda la temporada. Tal vez llegará. Pero ahora mismo, nada bien".

Auriemma dijo que uno de los problemas más grandes era que a UConn le faltaba consistencia acertando tiros desde afuera, lo cual significaba que los equipos podían hacer un poco de trampa y jugar un poco más para las escoltas atacando el aro o haciendo bandejas.

Bueckers es la mejor tiradora y pasadora de UConn, así que llegó la hora de que Westbrook, Christyn Williams y Ducharme lideren el camino desde el perímetro, y que UConn establezca cuán bueno es su juego de poste, encabezado por Olivia Nelson-Ododa y Aaliyah Edwards.

Bueckers lidera a las Huskies en varias categorías estadísticas principales. ¿En dónde tendrá mayor impacto su ausencia?

Voepel: En resumen, en todos lados. No hay nada que haga UConn donde Bueckers no sea un factor clave, a la ofensiva y a la defensiva. Pero vamos a enfocarnos en el control del balón. Bueckers tiene 37 asistencias y solo nueve pérdidas de balón, y además tiene 16 robos. Ella previene a UConn de desperdiciar posesiones y obliga a los otros equipos a desperdiciar algunas suyas.

En muchos de los encuentros que disputan las Huskies, esto no hará una gran diferencia necesariamente porque ellas son tanto mejores que sus oponentes. Pero las pérdidas de balón fueron un factor importante en dar la vuelta de la derrota de las Huskies ante el No. 1 South Carolina el mes pasado.

Bueckers no es solo la mejor jugadora de las Huskies; ella las lidera en jugadas oportunas. Luego de la victoria sobre Seton Hall, ella dijo, "Solo quiero establecer la pauta. Traté de arriesgarlo todo esta noche".

En resumidas cuentas, cualquier persona que tenga el talento físico para jugar en la División I puede hacer jugadas oportunas. Esa es la mentalidad, y UConn siempre ha tenido esa actitud como equipo, desgastando a las mejores rivales con la ejecución, la disciplina, el ritmo y jugadas oportunas. Si las Huskies se enfocan en lo mejor que pueden ser en esas cuatro cosas aún sin Bueckers, pueden crecer aunque no cuenten con ella.

Barnes: Concuerdo con Voepel. La ausencia de Bueckers se sentirá en todo lo que hagan las Huskies. Pero de verdad pienso que UConn extrañará sus minutos. Como dijo Charlie arriba, la profundidad que se esperaba en la banca de las Huskies no ha estado ahí. Si Fudd estuviese saludable y jugando al nivel del cual sabemos que es capaz, esta podría ser una discusión levemente diferente.

Quitar a Bueckers de la alineación (junto con sus 36.3 minutos por partido) significa que otras tienen que literalmente llenar esa brecha. Y hasta ahora, Auriemma no ha mostrado una tremenda cantidad de confianza en esta banca como para jugar por largos periodos. Él no tiene una opción aquí, así que esos jugadores tendrán una correa más larga que usualmente. Esa podría ser una oportunidad para jugadoras como Muhl y Ducharme, que no han sido minutos prolongados de forma consistente hasta ahora esta temporada. Pero contra rivales de alta calidad, también podría ser un reto significativo.

¿Qué desafíos presenta el calendario inmediato de UConn -- en Georgia Tech el jueves, vs. UCLA el sábado y vs. el No. 10 Louisville el 19 de diciembre?

Barnes: Estos tres equipos no son poca cosa, y UConn ha mostrado vulnerabilidad incluso con Bueckers en la duela. Auriemma se ha quejado de las dificultades ofensivas a lo largo del inicio de la campaña. Después de la victoria de UConn sobre Notre Dame, él dijo, "Estamos jugando demasiado rápido. No estamos permitiendo que se desarrollen las cosas que necesitamos para correr una ofensiva eficiente".

Auriemma expresó sentimientos parecidos luego de la victoria de las Huskies sobre Seton Hall. Esas dificultades probablemente solo se van a agravar por la ausencia de Bueckers. A veces, la ofensiva de UConn se ha estancado, y no tener a Bueckers podría permitirle a un equipo como Georgia Tech a aprovecharse realmente de esta vulnerabilidad.

Voepel: Enfrentar a Georgia Tech debe ser una buena prueba para las Huskies por la sólida defensa de las Yellow Jackets. Después de la victoria del domingo 55-54 sobre Georgia, Georgia Tech está limitando a sus rivales a un promedio de 46.3 puntos por partido. Las Yellow Jackets han forzado un promedio de 14.3 pérdidas de balón, y esa es un área donde UConn podría verse desafiado sin Bueckers.

Creme: Aunque Georgia Tech y UCLA ambos estuvieron ranqueados en la pretemporada y están proyectados a ser equipos del Torneo de la NCAA, ninguno es dinámico a la ofensiva. Incluso sin su motor ofensivo y su mejor anotadora, las Huskies tienen suficiente talento desde el perímetro con Westbrook y Williams, y suficiente producción interior de Nelson-Ododa y Edwards, para superar a las Yellow Jackets y las Bruins. Tal vez eso no suceda, pero UConn tiene lo necesario para sobrevivir estos próximos dos partidos. No olvidemos que el roster de UConn tiene bastantes otras ex All-Americans de preparatoria que han rendido de all-league en sus carreras universitarias.

Batir a Louisville podría ser otra historia, pero el descanso de ocho días entre los partidos de UCLA y Louisville les da al cuerpo técnico bastante tiempo para evaluar cómo actuaron las Huskies contra las Yellow Jackets y las Bruins y para hacer ajustes.

¿Cómo cambiará la carrera por el campeonato nacional en el básquet universitario femenino la baja de Bueckers por seis a ocho semanas?

Voepel: La racha de UConn de apariciones en el Final Four, que increíblemente comenzó en 2008, está en peligro con una ausencia extendida de Bueckers. Las Huskies tendrán mucho tiempo para acostumbrarse a jugar sin ella, y aún así pueden ser un equipo muy bueno. No sabemos de seguro que volverá, o cuánto tiempo podría tomarle para volver a jugar a su mejor nivel de siempre.

Mi selección de campeonato al principio de esta temporada fue South Carolina, y me quedo con ella. Eso dicho, con o sin Bueckers, las Huskies todavía tienen el talento para vencer a cualquiera. Pero las probabilidades de que alcancen el último fin de semana del Torneo de la NCAA -- especialmente con tantos equipos top que cuentan con mucha experiencia -- depende todavía en gran parte en el retorno de Bueckers. Ciertamente, podrían haber otras lesiones en otros equipos que cambien el panorama de campeonato. Pero esta es la peor pérdida de personal posible para UConn, que necesita a Bueckers pero no apresurará -- ni debe hacerlo -- su retorno.

¿Cuál es el impacto de perder a Bueckers en la Bracketología?

Creme: UConn sigue siendo un sembrado No. 1. La respuesta podría ser diferente si hubiese opciones obvias para reemplazar a las Huskies, pero tantos otros equipo muy valorados han tenido dificultades en el primer mes de la temporada y no han desplegado un currículum lo suficientemente bueno. Dado el impacto que tiene Bueckers en todo lo que hace UConn, uno podría anticipar un bajón con su baja. Pero la Bracketología es un negocio impulsado por los resultados, y nada cambia por ahora.

Estaremos observando para ver cómo juega UConn en sus próximos dos partidos sin Bueckers. Si UConn obtiene victorias sobre Georgia Tech y UCLA, y se ve bien al hacerlo, las Huskies seguirán en la línea del No. 1. Cualquier cosa menos que eso y UConn caerá si equipos como Stanford, Louisville o Baylor, por ejemplo, se ocupan de sus asuntos en una semana donde ninguno de ellos, basado en el calendario, debería verse retado.