<
>

Así se vivió el Gran Premio de México desde las gradas del Autódromo Hermanos Rodríguez

play
El Foro Solo explota con las palabras de Checo Pérez (1:11)

El mexicano le habló a todo el público luego de conseguir el podio. (1:11)

La afición mexicana vibró con el histórico tercer lugar de Checo Pérez en casa

La afición mexicana vivió en el Autódromo Hermanos Rodríguez una carrera historia con el tercer lugar de Checo Pérez en el Gran Premio de la Ciudad de México y la victoria de Max Verstappen.

La afición celebró a todo pulmón el toque que tuvo Valtteri Bottas con Daniel Ricciardo, lo que provocó que ambos tuvieran que ir hasta atrás de la parrilla y con ello aspirar a otro doble podio del equipo austriaco.

Los seguidores en el autódromo celebraron todo lo hecho por Max Verstappen, quien durante las 15 primeras vueltas se alejaba a 3.4 segundos de Lewis Hamilton, pero impulsaban a Checo por alcanzar al siete veces campeón mundial.

La afición celebró cuando Checo Pérez lideró la carrera debido al ingresó de Max Verstappen a pits, lo que significó que por primera vez en la historia un mexicano liderará un Gran Premio en México.

Las gradas apoyaron a Checo y celebraron con su detención en pits de 2.3 segundos, pues en su regreso a pista con llantas duras marcó el mejor tiempo con 1:19.659.

Con 11 vueltas con llantas más frescas que Hamilton, Checo Pérez recortó la distancia de 10 segundos y para la vuelta 55 al inglés a 3.8 segundos de distancia para arrebatar la segunda posición.

La afición celebró conforme el tapatío se acercó a Hamilton recortando distancia y bajando su tiempo logrando colocarse en zona de DRS y deseando la ansiada segunda posición.

La afición apoyaba a Checo Pérez conforme el cronómetro bajaba la diferencia entre 1.4 y 0.6 segundos, un tiempo que significaba un segundo o un tercer lugar que significa su tercer podio consecutivo y quinto de la temporada.

Durante 15 vueltas vivieron la carrera eufóricos, pero en las ultimas el ánimo bajó pues observaron cómo la distancia volvía a alejarse a dos segundos y con ello.

En las últimas dos vueltas se acercó a un segundo y volvió a tenerlo en la mira, por lo que la afición cantó “olé, olé, olé, Checo, Checo”, aunque al final no logró superarlo y terminó en el tercer puesto al ver al mexicano en podio celebraron una hazaña histórica.

La afición aplaudió al tapatío por su posición y éste respondió yendo a baja velocidad y despidiéndose este año de una afición que se le entregó completamente.