<
>

La llegada de Andy Dalton a Cowboys es como suplente, no presión para Dak Prescott

play
La llegada de Andy Dalton, un mensaje claro para Dak Prescott (2:09)

El ex QB de los Bengals llegará a dar competencia por la titularidad en los Cowboys. (2:09)

Aquí está lo que la contratación de Andy Dalton por parte de los Dallas Cowboys no significa: un descontento por las negociaciones con el quarterback Dak Prescott, y un apalancamiento hacia un acuerdo a largo plazo.

La adición del ex mariscal de campo de los Cincinnati Bengals gira en torno a mejorar a la plantilla.

Al añadir a Dalton, los Cowboys podrían contar con el mejor quarterback suplente en la NFL.

A sus 32 años de edad, ha lanzado 204 pases de touchdown. Ha lanzando para 31,954 yardas por aire. Ha ido a los playoffs. Ha ganado partidos grandes.

Si algo le fuera a suceder a Prescott, quien nunca se ha perdido un partido en su carrera, los Cowboys tienen un activo conocido en Dalton, quien deseaba llegar a los Cowboys en parte por la incertidumbre creada por la pandemia de coronavirus. Vive en Dallas, así que tiene sentido, incluso si tenía una mejor oportunidad en otro lado.

De acuerdo a Adam Schefter de ESPN, el convenio de Dalton es por unos 3 millones de dólares, y podría crecer hasta 7 millones.

Cooper Rush, quien había servido como suplente de Prescott en las tres temporadas pasadas y ha lanzado tres pases, estaría por cobrar 2.1 millones de dólares.

Así es como los Cowboys solían tratar el puesto de quarterback suplente cuando Tony Romo era el titular.

En el 2007 y 2008, contaron con Brad Johnson como el segundo detrás de Romo, y cobró 5.5 millones de dólares. Del 2009 al 2011, se trataba de Jon Kitna, quien se embolsó casi 8 millones de dólares. En el 2012 y 2013, fue Kyle Orton, quien cobró 7.25 millones de dólares. Johnson era un quarterback ganador del Super Bowl que había llevado a dos equipos diferentes a los playoffs. Kitna y Orton lideraron a equipos a postemporada, también.

Los Cowboys estuvieron dispuestos a pagar un premium en la posición, irónicamente, hasta que Romo comenzó a lesionarse. Optaron por Brandon Weeden en el 2014 y 2015 mediante acuerdo de bajo costo. Perdió sus cuatro inicios como sustituto de Romo, incluyendo tres en el 2015, que fue un año desastroso para la franquicia, con Romo iniciando apenas cuatro partidos luego de fracturarse la clavícula en dos ocasiones.

Después de que Romo se lastimó la primera vez, los Cowboys canjearon una selección de quinta ronda por el veterano Matt Cassel y una selección de séptima ronda. La experiencia de Cassel fue vista como algo positivo, pero se fue con registro de 1-6 y lanzó cinco pases de touchdown contra siete intercepciones. El propietario y gerente general Jerry Jones no olvidó que pagó casi 2 millones de dólares a Cassel, quien no pudo lanzar ni siquiera 200 yardas en cinco de esos partidos.

El año siguiente, los Cowboys planeaban apostar por el inexperto Kellen Moore (un inicio de por vida) como suplente de Romo hasta que se fracturó el tobillo en la primera semana del campamento de entrenamiento. Después de que Romo sufriera una fractura en la espalda más tarde en ese verano, entregaron las llaves de la franquicia a Prescott, un novato de cuarta ronda, aunque sí sumaron a Mark Sanchez a un contrato de un año y 2 millones de dólares para servir como suplente.

Prescott ha estado conduciendo desde entonces. Moore, por su lado, entra a su tercera temporada como coach con los Cowboys, y segunda como coordinador ofensivo.

Prescott ha sido extremadamente durable pese a ser víctima de 56 capturas en el 2018, y su disposición a correr (21 touchdowns terrestres desde el 2016).

Sus 64 inicios consecutivos son la tercera racha en activo más larga entre quarterbacks, detrás solamente de Philip Rivers (224) y Russell Wilson (128), de acuerdo a ESPN Stats & Information.

Trece quarterbacks iniciaron todos los partidos de la temporada pasada. Rivers, Wilson, Brett Favre e Eli Manning podrían ser la excepción en cuanto a la regla de los quarterbacks escapando lesiones. Quizás Prescott sea como ellos y no se lastime, tampoco.

Sin Drew Brees el año pasado, los New Orleans Saints ganaron con Teddy Bridgewater. Matt Moore se fue 1-1 como sustituto por lesión de Patrick Mahomes para los Kansas City Chiefs.

Los Cowboys estarían extremadamente contentos si Dalton nunca viera el campo en jugadas significativas durante el 2020.

Pero, por si acaso, se preparan para esa posibilidad.