<
>

La NFC Sur es la división con más talento en posiciones clave en la NFL

play
Las visitas incómodas de la NFL en la temporada 2020 (0:57)

Jugadores que tienen algo que probar o que simplemente no serán bien recibidos. (0:57)

El actual campeón de la NFL vive en la AFC Oeste, pero la cuota mayor de talento en general está en otra división.

En términos generales, el talento abunda en toda la NFL, pero hay divisiones donde se refleja notablemente en posiciones clave.

El salto que hizo Tom Brady del noreste al sureste de Estados Unidos fue un cambio drástico en todos los sentidos que, por sí solo, parece convertir a la NFC Sur, de la noche a la mañana, en la división más talentosa. A la llegada del que muchos consideran el mejor quarterback en la historia se le suma la presencia de uno de los más productivos de todas las épocas, Drew Brees, y uno que en 2016 fue MVP de la NFL (Matt Ryan).

Sin embargo, lo único que hizo Brady con su llegada a Tampa Bay es elevar el nivel de una división que ya contaba con una cuota suficiente para ser considerada la que tiene más talento entre sus equipos.

Esto no quiere decir que sea seguro que veamos a uno de estos equipos coronarse en Super Bowl LV, pues varios factores influyen en el desempeño de cualquier equipo a lo largo de los 16 juegos de la temporada regular.

Echemos un vistazo a las figuras prominentes que juegan en los cuatro equipos de la NFC Sur y que colocan a este grupo por encima de los demás como el que más talento tiene entre sus miembros.

MÁS: Las proyecciones para la temporada del 2020 del Football Power Index de ESPN


NEW ORLEANS SAINTS

Los Saints tienen un roster que debe llevarlos lejos la próxima temporada con calidad en ofensiva y defensiva.

El equipo está encabezado por Drew Brees, quien, a su vez, dirige un ataque explosivo que se reforzó con la llegada del receptor Emmanuel Sanders.

Brees tiene en su currículum un anillo de Super Bowl y suma 13 viajes al Pro Bowl. Su calidad quedó de manifiesto en 2004, cuando ganó el premio como Regreso del Año luego de recuperarse de una seria lesión en el hombro, la cual sufrió en su último juego con los entonces San Diego Chargers. Dos años más tarde comenzaría su travesía rumbo al Salón de la Fama con los Saints.

Actualmente, Brees es dueño de los récords de más yardas por aire (77,416), más pases de touchdown (547), porcentaje de pases completos en su carrera (67.6), pases completos (6,867), más temporadas como líder de yardas por aire (7), más juegos con 400 o más yardas por aire (16), entre otros que lo convierten en el pasador más prolífico en la historia de la NFL.

A Brees lo acompañan el receptor Michael Thomasquien rebasó las mil yardas por recepciones en sus cuatro años en la NFL y viene de establecer un récord de 149 recepciones en una temporada. En el backfield está el versátil Alvin Kamara, con sus tres Pro Bowls en igual número de temporadas, mientras que Sanders llega sumar otra amenaza constante en el juego aéreo.

A la defensiva, el líder es el ala defensivo Cameron Jordan, quien es considerado como uno de los jugadores más dominantes en su posición con cuatro apariciones en el Pro Bowl, además del safety Malcolm Jenkins (tres Pro Bowls).

Otros jugadores que destacan en este roster son el ala cerrada Jared Cook (Pro Bowl en 2019 con Raiders), el tackle izquierdo Terron Armstead (Pro Bowl en 2019), el guardia izquierdo Andrus Peat (Pro Bowl en 2019), los esquineros Janoris Jenkins (Pro Bowl en 2017 con Giants) y Marshon Lattimore (Pro Bowl, 2018) y el pateador de despeje Thomas Morstead (Pro Bowl, 2013).


play
1:57

Troy Vincent: La NFL planea tener estadios llenos durante la temporada"

Ciro Procuna habla sobre las posibilidades que existen de comenzar la temporada con las medidas de siempre.

TAMPA BAY BUCCANEERS

¿Qué más se puede decir sobre Tom Brady? Marca de 219-64 en temporada regular (30-11 en los playoffs), ocho viajes al Super Bowl, seis campeonatos, cuatro veces Jugador Más Valioso del Super Bowl, 14 viajes al Pro Bowl, tres veces JMV de la NFL, todo con los New England Patriots.

El temple de Brady no llegó solo a Tampa. También llegó el ala cerrada Rob Gronkowski, el cómplice más relevante que el quarterback ha tenido en su carrera y quien es considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos en su posición.

Gronkowski, quien salió del retiro de un año para volver a la NFL, se une a un grupo de alas cerradas que ya lucía completo con O.J. Howard, quien entra a su cuarto año, y Cameron Brate, quien entra al séptimo.

Otras armas con las que contará Brady son Mike Evans, selección de primera ronda de los Buccaneers en 2014 y quien superó las mil yardas en sus seis campañas en la NFL para sumar 7,260 con 48 touchdowns y tres viajes al Pro Bowl, y Chris Godwin, quien con 1,333 yardas por recepciones y nueve anotaciones en 2019, se afianzó como una amenaza en el juego aéreo de Tampa Bay.

A la defensiva, los nombres Ndamukong Suh y Jason Pierre-Paul automáticamente generan respeto de los rivales.

En las últimas cuatro campañas, Suh, quien entra a su segundo año en Tampa Bay y ha ido a cuatro Pro Bowls en su carrera (todos con Detroit), no ha sumado más de cinco capturas en una temporada. Sin embargo, las capturas que dejó de registrar han ido a la cuenta de otros jugadores por la atención que le ponen las líneas ofensivas rivales con dobles o hasta triples marcaciones.

Pierre-Paul es uno de los beneficiados por la presencia de Suh en la línea defensiva de los Buccaneers. En sus dos años con Tampa Bay, el ala defensivo suma 21 de las 79.5 capturas de su carrera de 10 años en la NFL y que incluye un anillo de Super Bowl con los Giants.

El trabajo en la trinchera facilita el desempeño de un perímetro al que llegó el safety novato Antoine Winfield Jr., de quien se esperan buenas cosas tras ser reclutado en la segunda ronda del pasado draft.

MÁS: Tom Brady reflexiona sobre la trayectoria de su carrera


ATLANTA FALCONS

La mayor cuota de talento en Atlanta está en la ofensiva.

Los Falcons cuentan con uno de los quarterbacks más eficientes y uno de los receptores más dominantes para encabezar el grupo, al que llegó uno de los corredores más potentes, cuando está sano. Tienen talento en las tres posiciones de habilidad a la ofensiva.

Matt Ryan fue el Jugador Más Valioso de la NFL en la temporada 2016, en la que fue a su cuarto Pro Bowl tras llevar a los Falcons al Super Bowl, junto con el receptor Julio Jones, quien actualmente tiene una racha de seis viajes al juego de estrellas y siete en total.

En sus nueve campañas en la NFL, Jones ha rebasado las mil yardas por recepciones en siete temporadas y los dos años que no lo logró, fue porque las lesiones se lo impidieron. En 2015 y 2018, terminó como líder en yardas por recepciones en la NFL.

Todd Gurley llegó para reforzar el backfield de Atlanta con interrogantes sobre el estado de su rodilla izquierda, la cual sometió a cirugía en 2014. No ha dejado de darle problemas desde entonces, en especial en su último año con Los Angeles Rams en 2019, con rumores sobre un posible problema de artritis en la circulación.

Gurley empezó su carrera en la NFL en 2015 como el Novato Ofensivo del Año y en tres ocasiones (2015, 2017 y 2018) corrió para más de mil yardas. Fue líder de touchdowns en la NFL en 2017 y 2018, siendo nombrado el Jugador Ofensivo del Año en 2017.

Sano, Gurley prácticamente es imparable.

MÁS: ¿Qué tan comprometidos con su QB están los 32 equipos de la NFL?


CAROLINA PANTHERS

Un cambio de entrenador en jefe usualmente asegura cambios que agitarán al roster y esto es lo que sucedió con los Panthers en 2020, aunque eso no implica que no tengan talento en sus filas.

El nuevo coach Matt Rhule tiene como quarterback a Teddy Bridgewater, veterano de cinco temporadas y cuyo ascenso en la NFL se vio detenido por una seria lesión en la rodilla en 2016, tras ser reclutado en la primera ronda del draft de 2014 por los Minnesota Vikings.

Bridgewater ganó seis juegos como titular en su primer año y al siguiente ganó 11 para llevar a los Vikings a los playoffs, donde un gol de campo fallado le impidió seguir con vida. Luego llegó la lesión y un arduo trabajo para demostrar que podía ser capaz de ser el hombre principal de una ofensiva.

Tras perder la campaña 2016 por una rotura de ligamentos en la rodilla en la pretemporada, Bridgewater regresó y en 2018 jugó con los Saints, quienes requirieron de sus servicios como suplente de Brees tras quedar fuera por lesión. Bridegwater respondió al ganar los cinco partidos que inició como titular para mantener firme a New Orleans en su camino a la postemporada.

Hay mucho talento en la posición de quarterback en Carolina con Bridgewater, pero también mucho coraje.

Al nuevo quarterback felino le cuida la espalda uno de los mejores linieros ofensivos de la actualidad, Russell Okung, quien suma tres apariciones en el Pro Bowl, dos con los Seattle Seahawks (2013, 2015) y una con Los Angeles Chargers (2018). El socio de Bridgewater como respaldo es el versátil y habilidoso corredor Christian McCaffrey, quien viene de ser apenas el tercer RB en la historia en acumular una temporada de mil yardas en recepciones y acarreos, liderando la NFL en TD por aire y tierra combinados (19).

Al proceso de reconstrucción de los Panthers se suma el esquinero Eli Apple, cuyos problemas de indisciplina le impidieron cumplir con las expectativas que se tienen de un jugador tomado en la primera ronda de un draft (fue la décima selección global en 2016 con los New York Giants). Sin embargo, en varias ocasiones ha mostrado la calidad que lo llevó a llegar en una posición de privilegio a la NFL.

MÁS: Los siete pecados del actual receso de temporada en la NFL