<
>

Jerry Rice espera grandes cosas del novato Brandon Aiyuk

Hay muchas razones para creer que Brandon Aiyuk será una de las principales razones para seguir de cerca a los 49ers en el cierre de la temporada, según Jerry Rice

SANTA CLARA -- En poco más de la mitad de su temporada de novato, el receptor abierto de los San Francisco 49ers, Brandon Aiyuk, ha mostrado un gran potencial, incluso si no siempre ha aparecido en las estadísticas.

Con los Niners devastados por las lesiones, especialmente en las posiciones de habilidad, hay muchas razones para creer que Aiyuk será una de las principales razones para ver a los 49ers en los últimos siete juegos. ¿No lo cree? Lo dice el legendario receptor abierto Jerry Rice.

“Va mejorando mucho”, dijo Rice a ESPN. “Creo que, a medida que crezca, seguirá mejorando y espero grandes cosas de él. Porque creo que lo tiene todo, la ruta, las manos, esa conciencia en el campo de futbol americano, y es uno de esos tipos que sabe que es un creador de juego y que podría poner puntos en cualquier momento”.

Eso es un gran elogio de quizás el mejor que haya jugado la posición. Hasta ahora, Aiyuk ha jugado en siete de nueve partidos, faltó uno por lesión en el tendón de la corva y otro debido a que fue considerado contacto cercano del receptor Kendrick Bourne, quien dio positivo por COVID-19.

Aiyuk tiene 28 recepciones para 371 yardas y dos anotaciones, además de cuatro acarreos para 69 yardas y dos anotaciones más. Con Deebo Samuel trabajando para regresar de una lesión en el tendón de la corva y el ala cerrada George Kittle fuera por un pie fracturado, todos los ojos se dirigen a Aiyuk para tomar el relevo.

En sus dos juegos más recientes, estuvo a la altura de la tarea, anotando 14 recepciones para 206 yardas y una anotación. Eso dejó al entrenador Kyle Shanahan impresionado y listo para pedir más de Aiyuk. De hecho, antes de que Aiyuk fuera agregado a la lista de reserva/COVID-19 la semana pasada, estaba en la línea de ser destacado en la ofensiva contra los Green Bay Packers.

Esas oportunidades finalmente fueron para Richie James, quien terminó con récords personales en recepciones (nueve) y yardas recibidas (184) para terminar con una anotación. No es difícil imaginar a Aiyuk teniendo números tan buenos o mejores si hubiera podido jugar.

“He estado muy orgulloso de Brandon estas últimas semanas”, dijo Shanahan. “Al igual que hicimos con Deebo en su año de novato, lo estamos presionando un poco más de lo que me gustaría. No te gusta poner todo eso en un chico que entra y especialmente en un chico que se perdió la mayor parte del campo de entrenamiento y no tuvo una temporada baja. Lo que me encanta de él es la presión que ha tenido; no aprendes, crees que te ha ido bien en el estándar de tu vida y luego te reúnes con nosotros el lunes y no tiene idea. Muchos chicos no reaccionan del todo de la manera correcta. Nosotros desafiando a Brandon y presionándolo, veo a un tipo que respondió de la manera correcta”.

A pesar de no tener un programa completo de temporada baja y un campo de entrenamiento para aclimatarse debido a la pandemia de coronavirus, y luego de una lesión en el tendón de la corva, Aiyuk ha adoptado el libro de jugadas de Shanahan más rápido de lo esperado. También se ha ganado el cariño de sus compañeros de equipo veteranos a través de su atención a los detalles y su voluntad de aprender.

Al contar una reciente conversación con Aiyuk, el mariscal de campo Nick Mullens dijo que el receptor abierto novato ha crecido y se ha adaptado a medida que avanza la temporada. Mullens dijo que Aiyuk ha comenzado a comprender lo que significa ser un profesional.

“Es una conversación divertida”, apuntó Mullens. “Me estaba contando que en la universidad sabes qué oponente vas a tener esa semana para que no tengas que practicar tanto porque ya sabes que eres mejor que ellos. Pero, una vez que llegas a la NFL, te das cuenta de que cualquier equipo puede vencer a cualquiera en cualquier semana. Entonces, él está empezando a darse cuenta de eso, y se da cuenta de que la forma en que practicas es la forma en que juegas todas y cada una de las semanas, en los juegos, pero también está jugando en el entrenamiento. Y eso viene con la maduración de novato, y es realmente genial de ver”.

Para Aiyuk, esa maduración incluye una mejor comprensión de cómo cuidar su cuerpo, especialmente cuando cosas como el tratamiento no están en el programa del equipo. En el aula, Aiyuk ha aprendido también las lecciones del entrenador de receptores Wes Welker, quien recalca la idea de ir a cada partido con un plan.

Al principio de la temporada, Aiyuk dijo que entraría en un juego y se quedaría atrapado en cuál era la ruta o su trabajo en ciertas jugadas. No prestó mucha atención a lo que hacía la defensiva y no entendió cómo atacarla.

Ahora, dice que las cosas han cambiado.

“Cuando estoy alineado donde se supone que debo estar y en los lugares correctos, creo que simplemente se desarrolla mucho mejor”, señaló.

Con tantas lesiones a su alrededor, es razonable esperar que el papel de Aiyuk continúe creciendo. Lo que significa más oportunidades para involucrarse en la ofensiva de formas únicas y convertirse en una pieza central ofensiva en los próximos años.

“Se nota que realmente está empezando a hacer lo suyo”, observó Rice. “Espero grandes cosas de él, seguirá creciendo y mejorando”.