<
>

Barcelona dice adiós a la temporada... Y a Iniesta

play
Palabras emocionantes: el fútbol despide al gran Iniesta (2:22)

Todo tipo de figuras del mundo deportivo se sumaron a agradecerle al español tanta magia. (2:22)

BARCELONA -- El FC Barcelona cierra la temporada este domingo en el Camp Nou con un duelo frente a la Real Sociedad en el que la despedida de Iniesta, homenajeado ya por el club el viernes, será una nota a tener en cuenta en una jornada que el club, además, aprovechará para celebrar el doblete con sus aficionados y que tendrá el objetivo de celebrar su gol 6 mil en la Liga para acabar el curso con el mejor sabor de boca.

Acabada en Valencia la racha de invicto liguero, alrededor de la plantilla azulgrana no quedan retos ya por cumplir y la proximidad del Mundial, en que el club estará representado por al menos 13 futbolistas que podrían ser 14, acude al escenario para esperar un encuentro sin presión ninguna, atendiendo, también, a que la Real Sociedad acudirá sin nada en juego.

Iniesta, 674 partidos con el primer equipo azulgrana desde su ya lejano debut a las órdenes de Van Gaal en Brujas, en octubre de 2002, será recibido con un mosaico gigante para recibir el último homenaje de esa afición a la que este viernes aseguró “llevar en el corazón”.

Su último concierto barcelonista tendrá, sin embargo, un reto paralelo en el Camp Nou. Y es que el Barça, caso de marcar dos goles, llegará a la histórica cifra de 6 mil anotaciones en la historia de la Liga. Messi, quien marcó el 5 mil en Santander y frente al Racing en febrero de 2009, acude al plano como aspirante a volver a colocar su nombre con letras de oro en la leyenda azulgrana.

El Barça confirmará de esta manera su auténtica dictadura en la Liga, habiendo conquistado su séptimo trofeo en los últimos diez años, un dominio no visto en España desde que en la lejana década de los 60 del pasado siglo el Real Madrid sumase 8 de 10 campeonatos. Siendo, además, el octavo doblete que logra (lo que no ha conseguido ningún otro equipo), el mando azulgrana en el fútbol español es más que evidente.