<
>

Bartomeu dice que Messi entendió el recorte salarial desde el inicio

play
'Messi siempre ha estado del lado del Barcelona': Moisés Llorens (2:51)

En Jorge Ramos y Su Banda, Moisés Llorens habla sobre la carta que Lionel Messi hizo publica sobre su posición ante la rebaja de salario. (2:51)

BARCELONA -- El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, rompió su silencio este lunes concediendo sendas entrevistas telefónicas a los diarios Mundo Deportivo y Sport en las que relató que los capitanes del primer equipo, con Leo Messi al frente, se mostraron “desde el primer momento” conformes con una rebaja de salario y que las conversaciones se prolongaron en el tiempo “porque los capitanes debían hablar con el resto de jugadores del equipo y no es fácil hacerlo sin verse” pero sin existir ninguna confrontación como se ha deslizado desde el entorno del club.

“Desde el primer momento quise que fuera algo acordado y no impuesto aunque podíamos hacerlo por ley. Preferíamos llegar a un acuerdo porque es lo mejor para el Barça y demuestra su compromiso” especificó el mandatario, quien se mostró satisfecho porque “se ha conseguido como yo quería y no de forma impuesta. Hemos preferido esperar para hablarlo con los jugadores y hubo buena predisposición desde el primer día, desde el minuto uno”.

“Yo no puedo controlar quien habla. No sé quiénes son”, proclamó Bartomeu, ante todas las especulaciones que se han repetido durante los últimos días, admitiendo que “alguna vez” los jugadores se han quejado de las filtraciones aparecidas pero que, al final, “les digo que somos los cuatro capitanes, el CEO y yo mismo, nadie más, quien lleva el tema”.

En este punto, el mandatario anunció que no habrá ninguna regulación de empleo, ERTE con la plantilla. “Ha habido un acuerdo privado entre el club y la primera plantilla. Lo que se habló desde el primer día en que ya dijeron que adelante. La propuesta que les hicimos aquel día, el viernes, es la misma, con la diferencia que añaden ahora un dos por ciento para compensar a medias con el club a los empleados”.

“Si no pusiéramos en marcha estas medidas seríamos unos administradores irresponsables” solventó el presidente azulgrana, admitiendo que la situación económica del club “es difícil y obliga a tomar todas las medidas para protegerlo”.

“No tenemos venta de entradas, derechos de televisión, hospitality. Las tiendas, el Museu o las escuelas están cerradas. Hay una disminución muy grande de ingresos e intentamos compensarlo con la rebaja de salarios de deportistas y empleados, incluidos todos los ejecutivos, y otras acciones reduciendo gastos y proyectos que se pueden retrasar” convino Bartomeu, reconociendo que todo lo sucedido “puede afectar al Espai Barça”, cuyas obras debían comenzar este mismo verano y vuelven a quedar en duda.

Cuantitativamente la rebaja de salarios le representará al Barcelona un ahorro de “unos 14 millones de euros al mes del salario neto del primer equipo y del resto de equipos son dos millones porque solo es sobre el salario base y no sobre los variables. En total, "16 millones de rebaja mensual” especificó Bartomeu, resumiendo que el monto total variará en función de la duración de la crisis. “Si el estado de alerta dura un mes, la rebaja será del 5.75 por ciento del salario anual. Si dura 45 días, será un 8.6 por ciento y si dura dos meses, que creemos que no, un 11.5 por ciento. Es un acuerdo flexible y que está condicionado al número de días”.

A pesar del acuerdo con los jugadores, y de su intención de sumar un 2 por ciento a la rebaja para atender a los pagos de los demás empleados, el club mantiene la necesidad de llevar a cabo el expediente de regulación de empleo con las otras áreas de la entidad. “Hay mucha gente que deberá ir al ERTE. Ya habíamos previsto que a muchos empleados les complementaríamos una parte muy importante para llegar al cien por cien de su salario. Con los jugadores hemos compartido este complemento con un acuerdo. Y por eso los de fútbol se reducen el 70 por ciento y un 2 por ciento que han añadido para compensar el paro de estos empleados junto con el club” refirió.

El coste general de la crisis, de momento, no es cuantificado desde los despachos del Barcelona, aunque Bartomeu reconoció que “evidentemente” afectará. “No se conseguirá llegar a los 1,050 millones de euros de ingresos, pero hasta el mes de febrero estábamos en una línea de record, muy por encima de lo previsto inicialmente. Ahora esto se ha parado y no podemos ingresar. La bajada de ingresos afecta a todos los clubes y tenemos ejemplos con el Bayern y la Juventus o el Lyon haciendo reducciones muy importantes. No es un tema de desespero sino que tratan de adaptarse a las nuevas condiciones” sentenció.

“Hay quien dice que ahora debemos tomar estas medidas porque la situación económica del club es muy mala y eso no es verdad” destacó el presidente azulgrana, sentenciando que todo se ha hecho por la defensa del Barcelona. “Los socios deben saber que hay muchas medidas para paliar esta reducción de ingresos. Pero ninguna se podía poner en marcha sin tener el acuerdo con los futbolistas profesionales porque son la base”.