<
>

Previas NFL 2020, Kansas City Chiefs: el siguiente paso es la dinastía

play
Chiefs, el gran favorito a ganar el Super Bowl y en vía de convertirse en una dinastía (1:45)

Kansas City tiene todos los pergaminos para convertirse en una nueva dinastía de la NFL. (1:45)

El primer paso fue ganar un Super Bowl, pero el objetivo ahora para los Chiefs será exgender ese reinado y multiplicar los anillos de campeonato

La vida es color de rosa para Patrick Mahomes.

En menos de ocho meses, ganó un Super Bowl, fue elegido Jugador Más Valioso del encuentro, firmó el mayor contrato en la historia de los deportes profesionales de los Estados, recibió su anillo de campeonato, y entregó un anillo de compromiso.

A los --todavía-- 24 años de edad, no se puede pedir mucho más. ¿O sí?

Gracias a como está configurada la plantilla de Kansas City, y el hecho de que Mahomes el nuevo contrato de Mahomes no empieza a entregar realmente enormes sumas de dinero hasta dentro de algunos años, el quarterback y los Chiefs tienen una oportunidad que no todos los equipos campeones tienen: la oportunidad de convertirse en dinastía.

¿Cuáles serían expectativas realistas para Patrick Mahomes en términos estadísticos durante el 2020?

En su primer año como titular de tiempo completo, cuando el propio Mahomes admitió que no aprendió realmente a leer las defensivas hasta media campaña del 2018, el quarterback de Kansas City se despachó con una de las temporadas más impresionantes de las que se tengan noticia para un pasador de NFL. Completó el 66 por ciento de sus pases, tirando para 5,097 yardas con 50 touchdowns y solamente 12 intercepciones.

El año pasado, hubo una regresión numérica. Aunque el porcentaje de pases completos se mantuvo prácticamente sin cambios (65.9 por ciento); su yardaje se redujo poco más de 1,000 yardas a 4,031; y los touchdowns se cortaron casi a la mitad, a 26. Las intercepciones también se vieron recortadas, de manera dramática, a cinco.

Por supuesto, no podemos olvidar que se perdió dos encuentros luego de una lesión de rodilla que parecía, en primera instancia, algo mucho más grave. Después de la lesión, Mahomes tardó un poco en volver a entrar al ritmo al que rápidamente nos acostumbró, y eso fue notorio en los partidos de la Semana 11 y 12, ante Los Angeles Chargers y Oakland Raiders, respectivamente, cuando en ambos casos completó menos del 60 por ciento de sus pases y tiró por debajo de las 200 yardas. Solo tiró un pase de anotación en cada uno de esos juegos, aunque ambos terminaron siendo victorias (el primero de ellos, en la Ciudad de México).

El cierre de temporada regular tampoco fue el mejor. Nuevamente lanzó por debajo de las 200 yardas y solamente un touchdown. El año previo, no tuvo un solo partido por debajo de las 243 yardas, y solamente en dos de los 16 encuentros, no lanzó múltiples pases de anotación. En comparación, fueron siete partidos sin pases de anotación, o solamente uno, en el 2019.

El problema de esos números, es que en realidad no hay problema. Mahomes dejó la vara tan alta respecto a lo que debemos esperar de él, que buenos partidos para cualquier otro quarterback decepcionan cuando se trata de él. Aun así, hay que decir que era esperado que no igualara sus números del 2018. Creer que se pueden entregar esa clase de totales todos los años es ingenuo.

Si Mahomes vuelve a entregar una temporada regular como la pasada, en términos estadísticos, ¿será una decepción? No, para nada. Habiendo dicho eso, no puedo imaginar una mejor campaña para reventar los récords de yardas en una temporada (5,477) y touchdowns en una temporada (55) que impuso Peyton Manning en 2013 por parte de los Chiefs.

Piénsenlo. En una temporada sin trabajo de receso de campaña, los equipos con mayor continuidad organizacional y de plantilla se verán favorecidos sobre aquellos que sufren mayores cambios. Este es el caso de Kansas City, algo raro considerando que vienen de ganar el Super Bowl. Las armas están allí, también, con Tyreek Hill, Travis Kelce, Mecole Hardman, Sammy Watkins, y el corredor novato Clyde Edwards-Helaire. Mahomes cumplirá 25 años de edad antes de la Semana 2, lo que significa que debemos ver un pasador más maduro, y más entendedor de lo que ve por parte de las defensivas. Y, por si fuera poco, el calendario de temporada regular no luce dramáticamente complejo.

Seamos claros: el objetivo principal aquí es ganar otro Super Bowl, no quepa duda de eso. Pero, si en el camino, Mahomes estampa su firma en algunos de los récords más llamativos del libro de marcas de la NFL, ¿por qué no?

¿Quién es el rostro nuevo a seguir?

Los Chiefs tomaron al único corredor de primera ronda en el Draft 2020 de la NFL con el campeón universitario Edwards-Helaire.

¿Qué están recibiendo? Bueno, se trata de un corredor que llamó la atención en Kansas City no solamente por su capacidad para correr por dentro de los tackles y ocuparse de una porción pesada del juego terrestre, sino también vieron a un jugador que destaca en el juego aéreo por sus buenas manos y movimientos en campo abierto.

En una ofensiva donde los rivales deben preocuparse por tantos otros nombres, debemos anotar a Edwards-Helaire entre los favoritos para terminar el año como Novato Ofensivo del Año.

¿A quién van a echar de menos?

Abonando al punto que hicimos más arriba sobre la continuidad, los Chiefs no sufrieron pérdidas drásticas de talento en la plantilla después de un año de Super Bowl, una rareza.

El jugador que más van a extrañar, sin embargo, se perderá la temporada a causas de otra situación, El guardia titular, Laurent Duvernay-Tardif se mantiene en las trincheras en la batalla contra el coronavirus en su natal Canadá. El liniero ofensivo, que también es médico, fue uno de los primeros jugadores en declinar participar en la temporada que viene a causa del COVID-19; en su caso muy particular, para combatirlo.

Hace algún tiempo, Duvernay-Tardif pidió a la NFL, sin éxito, poder portar las siglas M.D. en su jersey, con su nombre. Después de este increíble gesto, creo que será momento de que la liga reconsidere.

Dentro de lo que cabe, su lugar queda en las capaces manos de Kelechi Osemele, un agente libre que se unió este año a los Chiefs después de pasar parte del año pasado con los New York Jets, Previamente, Osemele jugó con los Baltimore Ravens, donde obtuvo dos invitaciones al Pro Bowl y un nombramiento All-Pro.

Jugadores que declinaron la temporada a causa del coronavirus

Corredor Damien Williams, guardia Laurent Duvernay-Tardif, tackle ofensivo Lucas Niang.

¿Qué dicen las casas de apuesta?

En la AFC Oeste, los Chiefs son por mucho los favoritos para coronarse, de acuerdo a las líneas publicadas por el Caesars Sportsbook que coloca a los campeones en -425. Ningún otro club de cualquiera de las otras siete divisiones posee probabilidades tan altas en esta casa de apuestas. También, los Chiefs son favorecidos en Caesars para llevarse el título de la AFC, con una línea de +200.

La línea de ganados y perdidos que ofrece Caliente para Kansas City es de 11.5, con las altas pagando -138 y las bajas pagando +100.

Pronóstico para el 2020

Negarle que los Chiefs están entre los equipos que se asoman como candidatos para ganar el Super Bowl sería una necedad, pero incluso, iré más lejos y diré que son lo claros favoritos para ganarlo. La presión que se quitó Andy Reid después de tantos intentos de postemporada ha sido enorme, y un en nuevo viaje a playoffs podríamos verlo, incluso, con estrategias más agresivas. El regreso de sus dos coordinadores es notable, lo mismo que la mayor parte de la plantilla con que ganó el más reciente Lombardi.

Kansas City debe apunta, por lo menos a una marca de 13-3 en el año, y seguramente estará en la pelea por la única jornada de descanso que se ofrece para cada conferencia a partir de los cambios a la siembra de postemporada.