<
>

Tata Martino tendrá su primer rival africano con el Tri: Argelia

play
2020, un año de retos para Martino y el Tri (2:07)

El estratega argentino ha venido enfrentándose a diferentes obstaculos con la Selección Mexicana este año. (2:07)

La Federación Mexicana confirmó este lunes el segundo rival que enfrentará la Selección Mexicana en su gira por Europa de este mes de octubre

La FMF informó que Argelia será el segundo rival de la Selección Mexicana en la gira europea que tendrá el conjunto dirigido por Gerardo Martino, misma que comenzará con el duelo ante Holanda el 7 de octubre.

El cotejo ante la selección africana se disputará a las 14:00 horas (Tiempo de México), del martes 13 de octubre en el Cars Jeans Stadium, inmueble ubicado en La Haya, Holanda y que es la casa del ADO Den Haag de la Eredivisie.

Antes del enfrentamiento contra Argelia, la selección mexicana se medirá a Holanda en el Ámsterdam Arena, casa del Ajax, donde milita Edson Álvarez. El duelo ante la Naranja Mecánica está programado para las 13:45 horas del miércoles 7 de octubre.

El Tri comenzará su gira por Europa luego del duelo amistoso que se celebrará el miércoles 30 de septiembre en el Estadio Azteca ante Guatemala, compromiso en el que solo estarán presentes jugadores de la Liga MX.

Para los partidos ante Holanda y Argelia, el ‘Tata’ Martino podrá contar con futbolistas que militan en el balompié de europeo, pues será fecha FIFA, por lo que se espera que haya cambios en convocatoria que presentó el argentino para el cotejo ante los Chapines.

Hasta el momento son tres los partidos que tiene la selección mexicana en el 2020, luego de que por la pandemia por coronavirus tuvo que cancelar tres compromisos, además de que en uno cambió de rival.

El Tri tenía planeado enfrentar a República Checa y Grecia durante la fecha FIFA de marzo, además de tener un duelo ante Colombia en mayo, pero los tres se cancelaron.

Posteriormente, Costa Rica informó que por problemas con autoridades de su país no podrían asistir al encuentro que estaba pactado el 30 de septiembre en el Estadio Azteca, situación por la que la Federación Mexicana de Futbol optó por no suspender el partido y celebrarlo ante Guatemala.