<
>

América materializa los deseos de la afición del Cruz Azul: Jonathan Rodríguez y Néstor Araujo

play
Mirada de Faitelson: Las 'bombas' hace tiempo estallaron (2:01)

David Faitelson analiza por qué en el futbol mexicano ya no hay fichajes de renombre como solía haber en el pasado. (2:01)

América acepta pagar por Cabecita Rodríguez y afianzar su defensiva con un canterano del Cruz Azul

En redes sociales, los aficionados del Cruz Azul insistían en el regreso de Jonathan el Cabecita Rodríguez ante la falta de delanteros en el equipo de Diego Aguirre, además algunos pedían el regreso del canterano Néstor Araujo para apuntalar la defensa. Los dos regresan a México, pero al América, el equipo que materializó los fichajes que eran deseos de los celestes.

En el último tramo de las negociaciones, según fuentes consultadas, el representante de Jonathan el Cabecita Rodríguez se contactó con Cruz Azul. Ese acercamiento, por algunos momentos, encendió la ilusión de volver a ver al goleador de la novena como celeste, pero La Máquina desechó la posibilidad: “el salario era muy alto”.

Jonathan Rodríguez acabó en el América, tras negociar con el Al-Nassr y acordar un pago de tres millones de dólares al Cruz Azul, además de otros tres para los árabes. El uruguayo llega como el refuerzo bomba de las Águilas y el fichaje, por ahora, ha hecho retumbar el período de traspasos de la Liga MX, lleno de vacas flacas y con pocas sorpresas.

El otro golpe a los deseos celestes llegó desde España: Néstor Araujo, que en alguna ocasión reconoció que se siente en deuda con el Cruz Azul. “Por algún momento fue considerado” en La Máquina, de acuerdo con otra fuente consultada, pero su edad fue otro impedimento para que estuviera con los celestes el próximo torneo.

El América, que necesitaba reforzar su defensa, apostó por el jugador del Celta de Vigo, que firmará por el América a cambio de cuatro millones de dólares, reportan medios en España.

Néstor Araujo, canterano de La Máquina, y Jonathan Rodríguez, figura del Cruz Azul, eran la petición de los aficionados celestes, que todavía no ven refuerzos para su equipo y sólo observan cómo el América materializa los fichajes que eran su deseo.