<
>

Pensar en su familia lleva a Nick Foles a las lágrimas

play
¡Viva Méxcio cabr...! (0:14)

Nick Foles probablemente no sabía lo que decía pero accedió a la petición del reportero (0:14)

BLOOMINGTON, MINNESOTA -- Nick Foles anda sensible en los días previos al Super Bowl LII.

El mariscal de campo de los Philadelphia Eagles se emocionó hasta las lágrimas cuando habló sobre la presencia de su familia en el U.S. Bank Stadium, donde disputará el juego de campeonato de la NFL.

“Tener a mi hija y esposa en Minneapolis para el partido es la cosa más grande que me ha sucedido”, dijo derramando lágrimas Foles este martes durante la sesión de prensa que tuvieron los Eagles.

Para Foles, el camino al Super Bowl ha sido más complicado que para muchos. De hecho, ni siquiera estaba programado que, aunque estuviera en los Eagles, fuera a jugar.

Foles reemplaza al titular Carson Wentz, quien se lastimó una rodilla en noviembre pasado y quedó fuera para el resto de la temporada.

Incluso, al finalizar la campaña anterior, Foles analizó el retiro como agente libre, por el que sólo un equipo mostró interés, el de Philadelphia.

“Mi familia ha sido la cosa más importante que he tenido en este viaje “, señaló Foles. “Sin su apoyo, yo no estaría aquí. Pensar en mi hija, en ser padre y un buen esposo me da esa energía extra para seguir. Mi hija crecerá y quiero que se sienta orgullosa de su padre”.