<
>

Alfred Morris entrena ya con Dallas en ausencia de Ezekiel Elliott

play
Cuarto día de entrenamiento con nuevo integrante, Alfred Morris (1:28)

El veterano llegó a los Cowboys nuevamente, esta vez para sustuir a Ezekiel Elliott. Asimismo, afirmó que, a pesar de ser corredor suplente, tiene contrato asegurado. Carlos Nava comenta los detalles de lo sucedido en las prácticas de Dallas. (1:28)

OXNARD, Calif. -- Los Dallas Cowboys terminaron su cuarto día de prácticas desde que abrieron el campamento de pretemporada y de su corredor estrella, Ezekiel Elliott, ni sus luces.

Quien sí reportó temprano a entrenar sólo unas horas después de que firmó contrato, fue el veterano Alfred Morris.

“No tuve que pensarlo mucho. Aquí me siento como de regreso en casa”, dijo Morris, contratado como seguro ante la ausencia de Elliott por su disputa contractual con el equipo. “Conozco a la mayoría de los muchachos y entrenadores. El equipo fue bueno conmigo en todos aspectos durante los dos años que pasé aquí”.

Morris jugó con los Cowboys en las temporadas 2016 y 2017, ambas como suplente primario de Elliott, a quien sustituyó como titular en cinco de los seis juegos que Elliott estuvo suspendido en 2017.

Morris acumuló 243 y 547 yardas por tierra en esas campañas, respectivamente.

“Estuve entrenando todos estos días para cuando me llamarán a algún campamento”, señaló Morris, quien pasó unos días en New Orleans porque los Saints lo habían llamado para hacerle pruebas físicas.

“Sabía que iba a ponerme el uniforme de algún equipo más pronto que tarde, pero nunca imaginé que sería el de los Cowboys otra vez. Estoy contento de estar aquí y listo para aprovechar la oportunidad”, agregó.

Ya con los Cowboys, Morris, de 30 años, casi no participó de manera activa en los ejercicios grupales de la práctica del martes, al señalar que debe familiarizarse más con el sistema ofensivo.

“Ahora es algo diferente con Kellen (Moore) como coordinador ofensivo, pero rápido voy a ponerme al día”, afirmó.

Morris no tiene contrato garantizado con los Cowboys y estará a prueba durante la pretemporada.

“No importa. Voy a hacer lo que tengo que hacer. Siempre he mostrado y dado mi máximo. Cualquier decisión que ellos tomen, no puedo controlarla. Ese no es mi asunto”, finalizó.

Garrett se mantiene al margen sobre Elliott Jason Garrett, entrenador en jefe de los Cowboys, rechazó opinar sobre el viaje a Los Cabos de Elliott, quien no se ha presentado a entrenar en protesta de un nuevo contrato multianual.

Garrett dijo que sólo se preocupa y opina de los jugadores que están en el campamento, pero no dejó pasar la oportunidad para destacar que Elliott “siempre ha sido un jugador trabajador y disciplinado cuando está en el equipo”.

“Sé que ama el futbol americano y que le encanta jugar. Es un jugador muy apasionado y competitivo, que ha sido de gran impacto para nuestro club”, indicó el estratega.

Trabaja Frederick con línea titular
El centro Travis Frederick pulió técnica con la línea ofensiva titular, como ha hecho desde que abrieron el campamento, pero no participó en los ejercicios de uno contra uno ante los linieros defensivos.

Frederick quedó fuera de ación para toda la temporada pasada, después de que durante la pretemporada fue diagnosticado con el Síndrome Guillian Barré, el cual daña al al sistema inmunológico, pero recibió el permiso médico para entrenar sin restricciones desde el primer día del actual campamento.

“Ha sido un proceso muy duro”, señaló Frederick. “Algunas veces me cuestioné si volvería a estar equipado aquí con el resto de mis compañeros”.

En breve
- El linebacker Sean Lee no entrenó el martes tras sufrir lo que el equipo calificó como una ligera torcedura de rodilla y por la cual prefieren extremar precauciones.

- El quarterback Dak Prescott sufrió dos intercepciones en la práctica, incluida una que el safety Xavier Woods regresó para touchdown.

- El receptor Randall Cobb no pudo atrapar dos pases que lucían sencillos y que le rebotaron en las manos.

- El tackle ofensivo Tyron Smith y el ala cerrada Jason Witten recibieron día de descanso, como hacen los veteranos de Cowboys una vez a la semana, ordenados por los entrenadores.