<
>

Bill Belichick destaca profundidad en posición de quarterbacks en el draft

play
Cliff Avril describe cómo fue perder ante los Patriots en el Super Bowl (2:39)

El ala defensiva de los Seahawks detalló a Richard Jefferson qué pasó por su mente tras caer frente a Tom Brady y compañía en 2015. (2:39)

Con sólo dos quarterbacks en el roster y la incesante duda de cómo reemplazarán los New England Patriots a Tom Brady luego de dos exitosas décadas, Bill Belichick habló de la clase 2020 de pasadores disponibles en el próximo draft.

Belichick calificó a los quarterbacks novatos que llegan a la NFL como un “grupo interesante y que probablemente tiene profundidad en la posición”.

Los Patriots, cuyo primer reclutamiento será el 23 global, podrían aprovechar esa profundidad con alguna de sus 12 selecciones. Joe Burrow de LSU, Tua Tagovailoa de Alabama, Jordan Love de Utah State y Justin Hebert de Oregon están clasificados como los cuatro mejores quarterbacks disponibles, en ese orden, por el analista del draft de ESPN Todd McShay.

Actualmente, los Patriots tienen en su roster a Jarrett Stidham, quien fue reclutado en la cuarta ronda del draft de 2019. Belichick reconoció que los Patriots tendrán mente abierta mientras dan forma a su personal ofensivo y su sistema general sin Brady.

“Las últimas dos décadas, todo lo que hicimos, cada decisión que tomamos en términos de planeación mayor se tomó con la idea de cómo hacer las cosas mejores para Tom Brady. Al decir eso, hemos tenido varias situaciones en las que sabíamos que Tom no iba a ser el quarterback”, dijo Belichick en referencia a la temporada 2008, cuando Brady sufrió una lesión que puso fin a su temporada sólo 15 jugadas después de haberla iniciado y en 2016, cuando Brady cumplió una suspensión en los primeros cuatro juegos del calendario.

“En esas situaciones, adaptamos lo que teníamos al jugador (Matt Cassel en 2018 y Jimmy Garoppolo y Jacoby Brissett en 2016) y dirigir todo hacia lo que era lo mejor para ese jugador, de la misma forma en que hicimos todo para hacer lo mejor para Tom, para ayudar a nuestra ofensiva. Realmente no veo que eso cambie, sea quien sea el quarterback, intentaremos que las cosas funcionen sin problemas y de manera eficiente para aprovechar sus fortalezas y habilidades. Sean las que sean las cosas en particular de ese jugador, intentaremos trabajar sobre ellas o al menos darle la oportunidad de ejecutarlas”, explicó Belichick.

De los quarterbacks en su roster, Stidham y Brian Hoyer, Belichick dijo que, junto con el coordinador ofensivo Josh McDaniels, “ciertamente tenemos una buena sensación de ambos”.

Hemos pasado un poco de tiempo con Brian y Stid. Las circunstancias serán diferentes este año y veremos cómo se desarrolla todo. Para comenzar, lo principal es darle a todos la oportunidad de competir, de hacer que la gente se sienta cómoda con las habilidades de la posición en la que juegan, la comunicación que se necesita. Evaluaremos a los jugadores cuando tengamos oportunidad de hacerlo”, agregó.

La teleconferencia del lunes es la primera ocasión que Belichick respondió preguntas desde que Brady firmó con los Tampa Bay Buccaneers. Para empezar, compartió un comunicado en el que deseó que los reporteros estén bien y agradeció a quienes están en la primera línea de batalla contra la pandemia del coronavirus, al decir que lo que sucede en el mundo ofrece una perspectiva de lo que es más importante.

Después, saltó al tema de Brady.

“Al inicio de la agencia libre, hice un comunicado sobre Tom. Claro , sería imposible resumir todo lo que Tom hizo en 20 años en un comentario. Entonces y ahora, pero fui sincero en todo lo que dije sobre él. Estoy seguro de que hablaremos de él por los próximos años y décadas. Ahora, seguimos adelante y nos enfocamos en el draft”, dijo el coach.

Inevitablemente, Belichick fue cuestionado sobre Brady y sobre si fue una sorpresa que dejara New England. Belichick calificó lo sucedido como “agua bajo el puente” para dejar en claro que, en su opinión, ya es cosa del pasado.

“Realmente estamos enfocados en esta temporada e intentamos mirar las oportunidades que tenemos, tomar decisiones y prepararnos para ser lo más competitivos que podamos este año”, insistió.

Si eso significa reclutar a un quarterback temprano en el draft, naturalmente, Belichick no iba a dar ninguna señal.

“Similar a la mayoría de los años, hay un amplio rango de jugadores y algunos de los sistemas en los que jugaron en el colegial son diferentes a lo que nosotros usamos o a lo que los sistemas tradicionales de la NFL parecen. Algunos son más cercanos en lo esquemáticos a eso”, señaló Belichick. “Cada jugador tiene sus propias habilidades, sus propias circunstancias. Algunos han jugado bien en toda su etapa colegial, otros tuvieron un año excepcional la temporada pasada o las últimas dos, quizá en 2019, otros en 2018, y luego, por alguna razón, no tuvieron el mismo nivel los últimos dos años, pero así es esto más o menos.

“Siempre hay una variedad de cosas a las que debes intentar darle forma y analizarlas. Ciertamente hay muchos jugadores interesantes, jugadores que realmente tienen buenos brazos, que realmente pueden lanzar. Algunos son atlético, algunos han ganado muchos juegos y mostrado competitividad e instintos”, agregó.