<
>

Los Cowboys esperan un gran salto en el segundo año de CeeDee Lamb

play
Prescott en campaña para prevenir traumas mentales: Tenemos que hablar y escuchar a los otros (2:16)

Dak Prescott se sincera sobre cómo le afecto alejarse de todos durante la pandemia y el suicidio de su hermano. (2:16)

El receptor abierto CeeDee Lamb de disfruta por primera ocasión de un receso de temporada tradicional en Dallas, luego de una temporada de novato muy positiva

FRISCO -- La pulsera rosa es sencilla de identificar en la muñeca derecha de CeeDee Lamb. Lo que está escrito en ella es un poco más difícil de ver, pero evoca un recuerdo del pasado de los Dallas Cowboys más allá del N° 88 de Lamb.

Se lee: "Alisten las palomitas".

El ex receptor abierto de los Cowboys, Terrell Owens, era electrizante, y por momentos, petulante. Desde el 2006 al 2008 con Dallas, Owens atrapó 235 pases para 3,587 yardas y 38 touchdowns, a menudo advirtiendo a la afición que alistara sus palomitas porque iba a tener un partido grande.

En las actividades organizadas del equipo de la semana pasada, Lamb disfrutó de uno de esos momentos de "alistar las palomitas". Con Dak Prescott rolando a su derecha, Lamb instintivamente corrió hacia la línea lateral, creando espacio para que su quarterback lanzara profundo. Con el esquinero Anthony Brown en posición decente, Lamb saltó por encima de Brown para una atrapada que, sin lugar a dudas, se hubiera ganado múltiples repeticiones en un partido de temporada regular.

"Digo, como un receptor típico, siento que si el balón está en el aire, 50-50, el receptor siente que es un 100-0 siempre", dijo Lamb. "En lo que respecta a mí, es lo mismo, pero busco ser más agresivo".

Entonces, ¿qué significa la pulsera?

"Ustees lo vieron", dijo Lamb, sonriendo.

Las expectativas son altas, con Lamb, de 22 años de edad, entrando a su segunda temporada. Y fueron altas como novato en el 2020, cuando seguía sorpresivamente disponible para los Cowboys con el turno N° 17 global. Atrapó 74 pases para 935 yardas y cinco touchdowns. Ningún receptor abierto novato de los Cowboys ha tenido tantas recepciones en una campaña, y solamente el miembro del Salón de la Fama, Bob Hayes, se anotó más yardas como novato con los Cowboys (1,003 en el 1965) que Lamb.

Por buena que fue la campaña de Lamb en el 2020, pudo haber sido mejor, de no haber sido por la dislocación y fractura compuesta en el tobillo derecho de Prescott, sufrida en la Semana 5. En 19 cuartos de acción juntos, se combinaron para 412 yardas en 27 recepciones y dos touchdowns. Proyectado a una temporada completa, Lamb llevaba paso para 86 recepciones con 1,318 yardas y seis touchdowns.

Su conexión, incluso después de la larga ausencia de Prescott, permanece fuerte.

"Observando trabajar [al N°] 4 definitivamente ha sido una bendición", declaró Lamb. "Obviamente, verlo caer en el juego ante los [New York] Giants definitivamente fue descorazonador, pero el modo en que lidió con la adversidad y el modo en que trabajó hasta sentirse mejor y con mayor confianza, como fue antes de la temporada pasada, ustedes saben, todas cosas buenas".

En la pasada primavera, Lamb asistió a sesiones en el patio trasero de Prescott porque no hubo un programa formal de receso de campaña debido a la pandemia de coronavirus. Prescott consistentemente elogió el rápido aprendizaje de Lamb. Con las actividades organizadas del equipo y el minicampamento esta semana, Lamb se ha beneficiado de un receso de temporada más tradicional.

"Esto ayuda mucho más, aprendiendo las jugadas", explicó Lamb. "Simplemente ver moverse a los chicos. Las actividades organizadas del equipo ayudan mucho a los novatos. Me siento como novato porque es mi primera vez en las actividades organizadas del equipo".

Lamb dijo sentirse más fuerte que hace un año por el programa de acondicionamiento. Pasó tiempo observando las jugadas que hizo y las que no hizo en el 2020, buscando modos para mejorar.

"Aprender y perfeccionar mi oficio en lo que respecta a meterme a mis rutas. Y simplemente, estudiar más", reveló Lamb. "Eso me ha ayudado mucho. Aprender a mi oponente. Aprender a la defensiva. Aprender cómo están jugando. Simplemente, el conocimiento".

Por esa razón, el head coach de los Cowboys, Mike McCarthy, cree que el axioma de un jugador dando su mayor salto de la temporada de novato al segundo año será real para Lamb.

"Una vez que son capaces de atravesar una temporada completa, tienen una comprensión del panorama, las expectativas, lo que se espera de ellos, y entonces tienes un receso de campaña completo", dijo McCarthy. "Siempre he pensado que los jugadores de segundo año, puedes ver ese salto desde la línea de salida, y es algo a lo que le he prestado mucha atención. Si no lo ves para el tercer año. es probablemente un camino cuesta arriba para ese jugador en particular. Respondiendo a tu pregunta, veo a CeeDee dando ese salto. Se le puede ver muy cómodo. Muy natural".

Tan natural, como pasando por arriba de Brown para realizar la atrapada al pase profundo de Prescott.

"Siento que el salto definitivamente está allí", admitió Lamb. "Todo depende del futuro para medirlo. Estoy emocionado por el futuro. No puedo esperar a la temporada".

Se nota, por la pulsera que porta.