<
>

Sigue la mala racha

MÉXICO (Notimex) -- Y de pronto, el coro de Tuzos, Tuzos
se adueñó del estadio Azteca, en un capítulo más de la crisis en que
está inmerso América, pues Pachuca vino al Coloso de Santa Ursula
para derrotarlo por 3-1, en partido de la fecha 13 del Torneo
Clausura 2008 del futbol mexicano.

Luego del triunfo ante River Plate por 4-3 en la Copa
Libertadores parecía que las Aguilas se levantaban, pero no fue así,
pues los Tuzos las volvieron a aplastar, con goles de Edy Brambila,
al minuto 42, Paul Aguilar (48) y Leobardo López (54). Enrique
Esqueda descontó por los de casa al 43.

Mientras Pachuca llegó a 20 puntos en el grupo Uno, luego de
seis triunfos, dos empates y cinco derrotas, América se quedó en ocho
unidades en el sector Dos, al sufrir la novena derrota por dos
empates y dos victorias, así que sigue de colero en la clasificación
general.

América presentó un equipo alternativo por los jugadores
suspendidos y el lesionado argentino Sebastián Domínguez y reservó
para el segundo tiempo a su goleador paraguayo Salvador Cabañas y al
pampero Federico Higuaín.

Así que los jóvenes tomaron la responsabilidad, como Rodrigo
Iñigo, defensa central, José Zavala, lateral por izquierda, Alfredo
Tena, en el medio campo, Guillermo Cerda, de volante por derecha.

El arquero Guillermo Ochoa sigue titubeante, perseguido por esa
inseguridad y lo mejor que le pasó fue que en este primer tiempo no
fue tan exigido.

Mientras que adelante el uruguayo Richard Núñez, quien fue
puesto como sustituto de Cabañas, continuó con su campaña de errores
y se ganó el abuchéo de un sector del público.

En cambio, Pachuca presentó su equipo de lujo y sólo faltó el
suspendido argentino Damián Alvarez, por lo que dominó ligeramente lo
que fue el primer tiempo.

Sin embargo, este primer periodo transcurrió sin un gran futbol
y más porque el equipo de casa se defendió bien y al ataque estuvo
prácticamente nulo.

La monotonía del encuentro se rompió al minuto 42, cuando Edy
Brambila recibió el balón pasado el medio campo, avanzó y desde fuera
del areá grande realizó tremendo disparo por arriba que superó a
Guillermo Ochoa, para inaugurar el marcador.

Pero apenas terminó el festejo de Tuzos y se reanudó el
encuentro, apareció Enrique Esqueda con extraordinario disparo para
anidar el esférico cerca del ángulo superior izquierdo del colombiano
naturalizado mexicano Miguel Calero e igualar el marcador al minuto
43.

El conjunto azulcrema ya había aguantado mucho ante Tuzos que no
había desarrollado todo su potencial ofensivo, pero con el arranque
del segundo tiempo el conjunto albiazul, dejó caer todo su peso sobre
la portería de Ochoa.

Así que al minuto 48, aprovechó Paul Aguilar, un centro que le
llegó desde el lado izquierdo para meter la cabeza y anidar el
esférico cerca del poste izquierdo del guardameta de casa, para el
1-2 de Pachuca.

El remache de la victoria lo hizo el defensa Leobardo López,
quien en tiro de esquina por lado izquierdo remató con la testa para
dejar sin oportunidad al guardavallas de casa y así Tuzos aseguró el
triunfo por 1-3.

Con el arranque del segundo tiempo se realizó el ingreso de
Cabañas, posteriormente el del argentino Higuaín y eso le dio un poco
de frescura a la ofensiva azulcrema, lo cual sirvió de poco, pues el
guaraní prácticamente no pudo hacer nada.

El técnico Enrique Meza, también apoyó su ataque con la entrada
de Juan Carlos Cacho, quien al minuto 76 estrelló en el palo,
izquierdo de Ochoa un disparo desde fuera del área.

Casi al final del partido tuvo Pachuca una chance más para
abultar el marcador, pero Paul Aguilar, perdió el mano a mano ante el
portero Ochoa, quien se le sigue extrañando como el más seguro entre
los tres palos.

Y al final no sólo el coro de Tuzos, Tuzos de una minoría de
aficionados procedentes de Pachuca se adueñó del estadio Azteca, sino
que varios americanistas se sumaron al grito y hasta gritaron "Olé,
Olé" cuando los de casa perdieron el balón.

El árbitro del cotejo Mauricio Morales, de buena labor, amonestó
por el América a Diego Cervantes y por los visitantes a Jaime Correa
y a Gabriel Caballero.