<
>

Barcelona espera que Rakitic acepte negociar su salida

play
¿Qué jugadores apuntan a salir del Barcelona para la siguiente campaña? (2:51)

Moisés Llorens devela los nombres que la directiva azulgrana se contempla vender luego de no lograr el triplete en 2019. (2:51)

BARCELONA -- El FC Barcelona quiere convencer a Ivan Rakitic de la conveniencia por aceptar su marcha del club a través de un traspaso, confiando que durante las próximas semanas el mediocampista varíe su postura inicial, contraria a su salida.

A pesar de ser una pieza indispensable en los planes del entrenador, tanto las necesidades económicas del club como la renovación en la plantilla, con el fichaje de Frenkie de Jong y el mayor protagonismo que se le quiere dar a Aleñá, convierten al croata en prescindible, situación que conoce y que, se traslada desde el Camp Nou, debe valorar personalmente.

Rakitic, quien en el verano de 2018 descartó la posibilidad de marchar al PSG después de que el presidente del Barça le prometiera “adecuar” su contrato con una renovación avalada por Valverde, ha comprobado durante los últimos meses como el club incumplía aquel pacto y con solo dos temporadas por delante de contrato se encuentra en la disyuntiva de dar un paso al frente, muy a pesar suyo, en busca de un nuevo contrato lejos del Camp Nou o dejar pasar una oportunidad que podría ser la última en su carrera deportiva.

El mediocampista croata, de 31 años, tiene un salario por debajo de los 8 millones de euros en el Barcelona que aspiraría a mantener en otro club... Con la ventaja de multiplicarlo por las cuatro o cinco temporadas de contrato que tiene propuestas. Jugador muy del gusto de Thomas Tuchel, quien en primera persona pidió su incorporación al PSG hace un año, también el Inter de Milán se ha posicionado en los últimos meses, aunque en ambos casos el precio a pagar no alcanzaría, ni de lejos, los 80 millones de euros que se especularon en 2018.

El Barça pagó 18 millones por su fichaje al Sevilla en el verano de 2014, teniendo totalmente amortizado al jugador y abriéndose a la posibilidad de negociar una venta por una cantidad mucho menor, atendiendo a la importancia que tendría liberar los más de 14 millones brutos por temporada que cuesta su salario, premios aparte.

Cerrado el traspaso del portugués André Gomes al Everton y pendiente de hacer oficial la venta de Jasper Cillessen al Valencia, el Barcelona sigue trabajando en la operación salida, que debería continuar con Denis Suárez y Rafinha en el primer plano... Y no descartándose otras opciones, al contrario, para de esta manera poder hacer frente a operaciones que se entienden tan costosas como problemáticas desde un punto de vista financiero.

Y ahí el nombre de Rakitic aparece de manera indiscutible. El croata se marchó de vacaciones sin decir una palabra, pero si hace un mes su intención era permanecer en el Barça, en puertas de llegarse al mes de julio esa postura podría empezar a variar.