<
>

México ama a los Chicago Bulls... y a la NBA

play
El Magic derrotó a Chicago en noche de NBA México (2:24)

Orlando jugó como local en la Arena Ciudad de México y dispuso de los Bulls 97-91, en la primera de sus dos presentaciones de este 2018 NBA Global Games. (2:24)

Dicen que los amores no se olvidan y México aún recuerda a los Chicago Bulls, ese equipo que conquistó al país en los años noventa con la magia de Michael Jordan y de sus compañeros.

El amor entre México y los Bulls surgió cuando Chicago dominaba la NBA y sus partidos eran transmitidos por television abierta en México. Eso hace más de 20 años.

Desde aquella época Chicago no es un equipo ganador, pero el amor de sus fanáticos mexicanos sigue vigente y todavía es la franquicia de la NBA más popular en el país, según los estudios de la NBA México. El deporte ráfaga, además, es el cuarto más seguido en el país, de acuerdo a una encuesta de Consulta Mitofsky.

Chicago se presentó el jueves en la Arena Ciudad de México, en la capital de México. El motivo de la visita de los Bulls fue el juego ante el Orlando Magic en los México City Games.

Pese a ser jueves, un día laboral, la ubicación de la Arena al norte de la capital, y que en la Ciudad de México se jugó a la misma hora la final del futbol mexicano entre América y Cruz Azul, dos equipos locales y de los más populares del país, la Arena CDMX se llenó de fanáticos que en su mayoría portaban el jersey o playera roja de los Bulls.

Todavía no empezaba el juego entre Bulls y Magic y la primera sorpresa de la noche se la llevó Justin Holiday, alero de Chicago. Cuando empezó a dar unas palabras de agradecimiento al país, la ovación que le dieron los fanáticos en la Arena lo dejó sin palabras. Solo alcanzó a poner una cara de sorpresa.

“Son grandiosos, sentí que estaba en casa en Chicago, mostraron energía, me sorprendieron y los apreciamos por su apoyo”, declaró Holiday después del partido que Chicago perdió 91-97 ante Orlando, y en el que terminó con 18 puntos, cinco rebotes y dos asistencias.

Aunque los Bulls eran visitantes en el juego ante el Magic, la afición los hizo sentir locales. A los fanáticos no les importó que Chicago sea esta temporada el peor equipo de la NBA y los alentó hasta los segundos finales de un partido donde estuvieron con posibilidades de ganar.

"A nuestros muchachos les encantó jugar aquí. El ambiente fue eléctrico. Somos una marca internacional y fue una gran noche ", expresó el coach de los Bulls, Jim Boylen.

"Son grandiosos, se sintió como si estuviéramos en casa, gran ambiente. Desafortunadamente fue una dura derrota. Un gran juego y gran ambiente", mencionó el base Ryan Arcidiacono. "No sabía que había tantos fans de los Bulls. Pasaron mis expectativas".

Los Bulls ya no son el equipo ganador de los noventas. Ya no están Michael Jordan, Scottie Pippen o Dennis Rodman. Pero todavía tienen algo que lograron hace veinte años: el amor de sus fanáticos mexicanos.