<
>

LeBron suma a su colección épica de imágenes icónicas con clavada

play
Así LeBron te 'obliga' a levantarte de tú asiento (0:22)

La estrella de los Lakers 'sacudió' el Staples Center con esta volcada en reversa. (0:22)

LeBron James logró una clavada inversa de dos manos el jueves por la noche, entusiasmando a los fanáticos con otro momento electrizante en su 17ma temporada en la NBA, una que ya lo ha visto ser escogido como capitán del Juego de Estrellas, pasar al tercer lugar en la lista de los máximos anotadores de la NBA y liderar a su equipo de Los Angeles Lakers al mejor récord en la Conferencia del Oeste.

Pero aunque el video de la volcada contra los Rockets de Houston se ve genial desde cualquier ángulo, el mejor fue capturado por el fotógrafo de Getty, Andrew D. Bernstein.

James compartió la foto (en la derrota de 121-111) en su cuenta de Instagram, escribiendo "Ganar, Perder o Empatar me encanta poder jugar el juego del que me enamoré cuando era un niño pequeño que crecía en los proyectos de Akron Ohio!".

Esta no es la primera vez que una clavada de James produce una imagen icónica. De hecho, en 2003, en el primer juego de James, su primera volcada en la NBA resultó en una foto inolvidable.

Sorprendentemente, James casi replica esa imagen 10 años después cuando estaba con el Miami Heat.

Y esa podría no haber sido la mejor foto de James contra los Sacramento Kings de esa temporada. Una semana antes, puso a Ben McLemore en un póster (casualmente, McLemore, ahora una reserva con los Rockets, tenía una gran vista de James el jueves por la noche, aunque estaba a salvo en la banca).

Si le sirve de consuelo a McLemore, está lejos de ser el único jugador que terminó en el lado equivocado de una icónica foto de James. Solo pregúntale a Jason Terry.

O Jusuf Nurkic.

O Kevin Garnett.

O a veces incluso, hasta la bola de baloncesto en sí.

Sin embargo, ninguna de esas puede reclamar los derechos de ser la foto más icónica de James en una clavada. Esa es casi seguro una durante su primera temporada con el Heat. La imagen icónica de Dwyane Wade celebrando mientras James se eleva por encima de los Milwaukee Bucks es una de los mejores en la historia de la NBA.