<
>

Yadi Molina abierto a jugar con otro equipo si Cards no lo renueva

play
MLB: Los mejores receptores latinos del siglo XXI (0:46)

Seguimos formando el equipo latino del Siglo en la MLB, continuamos ahora con los candidatos al mejor receptor, ¿con cuál te quedas? (0:46)

El pasado mes de enero, Yadier Molina tomó una decisión.

Con su contrato programado para expirar al concluir la temporada 2020, Molina, quien cumplirá 38 años en julio, declaró que quería jugar varios años más, pero sólo si era con el uniforme de los St. Louis Cardinals.

Eso fue antes de la pandemia provocada por el coronavirus.

"Yo había dicho anteriormente que, si no era con St. Louis, pues me iba para mi casa. Que, si no podíamos llegar a un acuerdo de extensión, me retiraría. Pero esta situación ha cambiado todo. Ahora mismo estoy pensando jugar dos años más", dijo Molina en entrevista telefónica con ESPN.

"Obviamente, St. Louis tiene la opción de firmarme y eso es lo que yo prefiero. Pero si no, nos vamos a la agencia libre. Esta situación ha cambiado la mentalidad mía y yo lo que quiero es jugar".

Molina expresó firmemente que quería continuar explorando una extensión hasta 2022 con los Cardinals, pero que estaría abierto a buscar opciones con otros equipos si no se llegara a un acuerdo.

"Antes de esta situación tan terrible, veía el 2020 como un 50 por ciento que sería el último (año). Ahora no", agregó el puertorriqueño. "Lo más importante en este momento es la salud de todo el mundo y pasar esta pandemia. Estoy consciente de la situación. Es una situación difícil. Después de eso, después que empecemos a jugar la temporada, entonces podemos hablar de eso. Pero honestamente, sí. Le he dado mente a eso".

La temporada 2020 sería la 16ª para Molina como receptor titular de los Cardinals. El puertorriqueño ha sido receptor del equipo en 1,947 partidos de por vida, la mayor cantidad de partidos para un receptor con una sola franquicia en la historia de las Grandes Ligas.

No importa qué tipo de temporada se juegue en 2020, si es que hay temporada, será prácticamente imposible que las ligas mayores logren cumplir con un calendario de 162 juegos. Las piernas de casi 38 años de Molina se beneficiarían de una temporada más corta, lo cual es un factor en su decisión de jugar al menos dos años más.

"La realidad es que este negocio es bien difícil para un cátcher de 38 años; la ventana es un poco más pequeña", explicó Molina, quien continúa entrenando en su casa en Júpiter, Florida, cerca del complejo de entrenamiento primaveral de los Cardinals. "Pero estoy preparado para seguir jugando. Estoy en buena condición física. Mis rodillas están buenas; la mente está muy bien. Físicamente, estoy bien. Por eso tomé la decisión de jugar dos años más. Me gustaría jugar hasta los cuarenta".

"Tenía en mente que, si San Luis no me firmaba, retirarme a los 38 años", añadió Molina. "Con esta situación pues obviamente perdimos muchos números, perdimos muchas cosas. Probablemente no vamos a jugar una temporada completa. Quedarían cosas pendientes. El pelotero que te diga que no ha sufrido con esto, y que no está preocupado por la temporada, pues es un mentiroso. Todo el mundo ha sufrido".

Molina es ampliamente considerado uno de los mejores receptores de su generación. Ha ganado nueve Guantes de Oro en su carrera, la tercera mayor cantidad en la historia para cualquier cátcher, sólo detrás de los miembros del Salón de la Fama Johnny Bench (10) y su compatriota puertorriqueño, Iván Rodríguez (13). Sus nueve Guantes de Oro son la tercera mayor cantidad en la historia para un jugador de los Cardinals, empatado con el inmortal lanzador Bob Gibson.

La extensión de tres años y $60 millones que Molina firmó con St. Louis en 2017 concluirá al final de la temporada 2020.

"Yo pienso que vamos a jugar. Estoy bien positivo en eso, de que tendremos una temporada (2020)", explicó Molina. "Pero la salud es lo primero y lo más importante. La seguridad es lo primero, la seguridad de todo el mundo, de todos los fanáticos. Pero sí, estamos bien positivos. Pero como dije, la prioridad es la pandemia. Cuando esto pase, entonces se puede hablar y negociar. Estoy confiado en que St. Louis y (mi agente) Melvin (Román) llegarán a un acuerdo. Pero lo más importante en este momento es la salud de todo el mundo, más adelante hablamos de negocios. Ahora hay cosas más importantes".