<
>

Dave Martínez asegura que varios latinos tendrán roles claves en Washington

play
Dave Martinez confiado en que se hará el trabajo, a pesar de tener nuevos coaches (0:25)

El mánager de los Washington Nationals no ve ningún inconveniente en que su grupo de coaches sea diferente a la de la temporada pasada. (0:25)

Como la mayoría de clubes de las Grandes Ligas, los Washington Nationals están muy lejos de haber terminado los movimientos pertinentes para armar el roster que se reportará a los entrenamientos de preparación para la temporada del 2021.

El gerenge general Mike Rizzo tiene una larga lista de pendientes para hacer que Washington, si al menos no luce como la franquicia que en el 2019 ganó la Serie Mundial por primera vez en su historia, tampoco como la que ocupó el sótano de la División Este de la Liga Nacional en la temporada recortada por coronavirus del 2020.

Un receptor, dos infielders de esquinas, un jardinero, uno o dos abridores y piezas del bullpen aparentan ser las prioridades de un equipo que sigue teniendo una gran rotación de lanzadores abridores, encabezada por el trio de Max Scherzer, Stephen Strasburg y Patrick Corbin.

Pero en lugar de pensar en lo que falta, el manager puertorriqueño Dave Martínez prefiere enfocarse en lo que tiene y como mejorarlo para la pelea de perros que enfrenta actualmente la división oriental del viejo circuito, donde los Atlanta Braves han conquistado tres banderines consecutivos y los New York Mets, Philadelphia Phillies y Miami Marlins trabajan para reforzarse.

"Cada temporada es diferente, tenemos que ser positivos, prepararnos para el 2021", dijo Martínez el martes, durante una conferencia vía zoom que forma parte de las reuniones invernales virtuales que conduce el béisbol esta semana.

"Tenemos un nuevo staff de coaches. He conocido a Jim Hickey y Randy Knorr por muchos años y creo que nos van a ayudar mucho", agregó Martínez, quien se prepara para su cuarta temporada al frente de los Nationals y la primera de una extensión por tres años que firmó en septiembre.

Una extensión que le permitió al boricua tener por primera vez una voz en la conformación de su cuerpo de coaches. Tim Bogar (coach de banca), Kevin Long (bateo), el venezolano Henry Blanco (bullpen coach), Pat Roessler (asistente coach bateo) y Bob Henley (pasa de 1B a 3B) están de regreso, mientras que Hickey (pitcheo) y Knorr (1B) se unirán al grupo.

Entre los jugadores de posición, la máxima estrella de Washington es el jardinero dominicano de 22 años Juan Soto, quien viene de ganar el campeonato de bateo de la Liga Nacional (.355), integrar el Todos Estrellas de Grandes Ligas y disputar el premio Jugador Más Valioso para un equipo que tuvo marca de 26-34.

"Juan Soto es un estudiante de béisbol, él quiere seguir mejorando", dijo Martínez sobre uno de los héroes en la conquista del título del 2019 y un bateador con .415 de OBP y .972 de OPS en sus primeros 313 juegos en las ligas mayores. Soto, quien va a su primer arbitraje y estará bajo control por cuatro años más, no es ninguna preocupación.

Pero para competir, los Nacionales necesitan que otros tres latinos eleven considerablemente su juego: Los dominicanos Victor Robles y Starlin Castro y el brasileño Yan Gomes.

Robles fue finalista al Guante de Oro y tuvo 28 robos, 17 jonrones y 4.1 WAR en 2019, pero solamente robó cuatro bases y tuvo Slugging de .315 y -0.4 WAR en 2020. Como parte de su proyecto de recuperar terreno perdido, el chico de 23 años jugó cerca de un mes con las Águilas Cibaeñas en la actual temporada invernal de República Dominicana.

"Víctor fue a jugar pelota invernal porque quiere mejorar", dijo Martínez.

"Yo quiero que él sea el pelotero que puede ser y eso es robar bases, jugar defensa calibre Guante de Oro en el jardín central, batear .280, empujar 70 carreras. Víctor tiene muchas habilidades que otros peloteros no tienen y haré todo lo que esté a mi alcance para ayudarlo", agregó.

Castro, de 30 años, firmó un contrato de dos años como agente libre con Washington, pero una fractura de la muñeca derecha lo limitó a 16 partidos en su primera temporada. De acuerdo a los Nacionales, Castro está completamente recuperado y listo para su duodécima temporada en las ligas mayores.

"Starlin está muy bien. Vendrá a los entrenamientos para ser el segunda base", dijo Martínez. "Cuando se lesionó la muñeca, para nosotros fue muy malo. Fue un bate que nos hizo mucha falta la temporada pasada", agregó.

Gomes y Kurt Suzuki se repartieron casi a la mitad el trabajo detrás del plato en las dos temporadas anteriores. Con Suzuki en la agencia libre y Gomes viendo desmejorar sus números defensivos (de 1.4 a 0.2 WAR del 2019 al 2020), adquirir un catcher estelar entró en los planes de Washington.

Pero después que los rivales Mets se quedaron con Brian McCann (4 años/$40 millones de dólares) la otra gran opción, JT Realmuto, podría estar fuera de alcance. De acuerdo a diferentes reportes, Realmuto estaría buscando un contrato que le pague entre $125 y $200 millones de dólares.

Cuando a Martínez le preguntaron si ahora mismo Gomes sería el receptor titular, el dirigente respondió:

"Le dije a Yan que se prepare para jugar entre 100 y 110 partidos la próxima temporada. Puedo decir eso".