<
>

Las inusuales derrotas de Mercedes en la era híbrida

play
Hamilton fue por todo y se quedó sin nada (1:19)

El inglés de Mercedes intentó superar a Pérez en la largada tras la bandera roja, pero siguió de largo en el frenaje de la primera curva y cayó al fondo del pelotón. (1:19)

Que la escudería Mercedes termine un fin de semana sin sumar puntos es inusual, como también lo es que pierdan la cima de los Campeonatos de Pilotos y Constructores de la Fórmula 1.

De hecho, ésta es la primera ocasión desde que inició la era híbrida, en 2014, que el equipo alemán y alguno de sus pilotos pierden el liderato de ambas clasificaciones en las primeras carreras, tras haber arrancado la temporada en la cima.

En el Gran Premio de Azerbaiyán, Valtteri Bottas terminó en la posición 12 y Lewis Hamilton en la 15. Un fin de semana desastroso e inaudito, sobre todo, si se considera que el siete veces campeón de la máxima categoría del automovilismo mundial tenía casi asegurado el podio.

Ésta es apenas la tercera ocasión desde 2014 que los dos monoplazas de Mercedes no consiguen sumar a la causa. En 2016, Hamilton y Nico Rosberg no cruzaron la línea de meta en España. Y dos años después, en el Gran Premio de Austria, el campeón británico y Bottas se retiraron de la carrera.

Los recientes resultados de Mercedes en el circuito callejero de Bakú combinado con el triunfo de Sergio Pérez, con Red Bull, permitió a Max Verstappen, a pesar de su retiro, y a la escudería austriaca mantener el liderato de los Campeonatos de Pilotos y Constructores.

Desde el inicio de la actual temporada, Mercedes y Hamilton se colocaron en el primer sitio de ambas clasificaciones, pero los circuitos urbanos de Mónaco y Bakú les complicaron sus aspiraciones y a partir de la carrera en el Principado fueron desplazados por Verstappen y Red Bull.

Las únicas veces que Mercedes no inició la temporada como líder de los dos campeonatos fue en 2017 y 2018. En ambas, Sebastian Vettel y Ferrari se colocaron en la cima de las clasificaciones de Pilotos y Constructores aunque al final Hamilton y Mercedes terminaron con los dos títulos.

Además, para el equipo que dirige Toto Wolff ésta es la segunda ocasión en la era híbrida que no es líder de Pilotos y Constructores después de los primeros seis Grandes Premios. Fue justamente en 2017, luego de la carrera en Mónaco, que Vettel y Ferrari estaban en la cima.

Mercedes recuperó el liderato en el siguiente Gran Premio, en Canadá, y Hamilton lo hizo siete carreras después, en Italia, para no volver a soltarlo y coronarse en el Autódromo Hermanos Rodríguez, en la antepenúltima fecha.

Ahora, la poderosa escudería alemana y Lewis Hamilton se enfrentan a un nuevo escenario. Tendrán que echar mano de todo su arsenal para mantenerse en la pelea por los títulos y rescatar los lideratos que Red Bull y Verstappen les han arrebatado.