<
>

Otra vez, los mecánicos de Red Bull se ganaron las palmas

play
Sin correr, Max Verstappen ganó el GP de Bélgica en Spa-Francorchamps (5:09)

La lluvia obligó a postergar la actividad por tres horas. Finalmente, la Fórmula 1 giró tres vueltas detrás del auto de seguridad y se repartieron la mitad de los puntos. George Russell y Lewis Hamilton (líder del Mundial) completaron el podio. (5:09)

Los mecánicos del equipo Red Bull Racing de Fórmula 1 se llevaron las palmas nuevamente, y aunque su esfuerzo al final no dio frutos en puntos, su eficiencia ahí queda de manifiesto, luego de 'volver a la vida" el auto de Sergio Pérez, cuando ya se daba por descontado había abandonado el Gran Premio de Bélgica.

Fue el equipo comandado por Adam Chamberlain, jefe de mecánicos para el auto número 11, el que, luego de una confusión inicial, pudo reparar los daños causados por el accidente que tuvo el mexicano en la vuelta de salida, previa a la parrilla, en la curva Les Combes del circuito de Spa-Francorchamps.

En menos de una hora, el equipo de Chamberlain cambió el ala delantera y sobre todo la suspensión delantera derecha, además de daños en el pontón del RB16B.

Al final, sólo se dieron tres vueltas a baja velocidad encadenados por el safety car y Checo Pérez terminó último y sin puntos, pero el trabajo de los mecánicos ahí queda.

Entrevistado cuando laboraban contrarreloj, el principal de Red Bull Christian Horner elogió a sus técnicos.

"Si alguien puede hacerlo son estos muchachos", dijo sonriente.

Esto hizo recordar cuando el equipo Red Bull de mecánicos, en ese momento liderado por Lee Stevenson, logró recuperar el monoplaza para Max Verstappen en solamente 26 minutos, luego de un incidente similar en el GP de Hungría 2020.

Sin duda, estos héroes desconocidos o con muy poco crédito son claves en el éxito de Red Bull como equipo, ya que no se puede dejar de lado que son por mucho los más rápidos para el cambio de neumáticos en pits.