<
>

Rodríguez, Senna, Schumacher; pilotos que, gracias a la lluvia, agrandaron su leyenda en F1

play
Adal Franco: 'Tenían que hacer hasta lo imposible para que se llevara a cabo la carrera' (2:56)

Las condiciones climatológicas en el GP de Bélgica complicó que se llevara acabo y nuestro experto analiza las consecuencias. (2:56)

Pilotos y pistas que agrandaron su leyenda en la F1 gracias a la lluvia

“¿Por qué no le avisa alguien a Pedro que está lloviendo?”. La frase es de Chris Amon aunque la ironía la soltó en Brands Hatch, luego de que Pedro Rodríguez le sacara al resto cinco vueltas para ganar los 1000 kilómetros. La frase ilustra la maestría de Pedro en lluvia, porque de esto se trata esta pieza: de los Rain Masters.

El Gran Premio de Bélgica dejó un amargo sabor de boca al mundo de la Fórmula 1. La nula actividad en Spa-Francorchamps luego de casi 4 horas de espera por la intensa lluvia nos privó del espectáculo con sólo tres vueltas y con Safety Car.

Correr bajo estas condiciones climatológicas implica un alto riesgo, pero sobre todo muchas sorpresas en la bandera a cuadros. La potencia del motor pasa a un segundo plano y pesa más la habilidad del piloto al volante. Varios corredores agrandaron su legado bajo las inclemencias del clima.

Recorremos cinco memorables carreras en las que la lluvia fue protagonista en la máxima categoría del automovilismo:

Bélgica 1970 | Pedro, un torpedo en Spa-Francorchamps

El mayor de los hermanos Rodríguez era un experto en manejar bajo la oscuridad y en la lluvia, razón por la que le dieron el apodo ‘Ojos de Gato’. En ese mismo escenario dominó sin problemas hasta llegar primero a la meta. También se despidió el trazado largo de 14 kilómetros de Spa-Francorchamps y fue la última victoria de un mexicano hasta la de Checo Pérez en Sakhir 2020.

Por cierto, ese día Pedro le volvió a ganar a Chris Amon…

Japón 1976 | El fin de la histórica rivalidad Lauda y Hunt

Fuji debutó en la F1 con el mejor escenario posible: Niki Lauda y James Hunt en una férrea batalla donde el campeonato. El austríaco sobrevivió de milagro en Nurburgring y seis semanas después regresó a correr ante el británico que estaba cerrando fuerte la temporada. Sin embargo, los recuerdos del ‘Infierno Verde’ pesaron frente a la lluvia torrencial que caía en el circuito, por lo que Lauda decidió abandonar la carrera en la segunda vuelta lo que provocó una fuerte división en el equipo Ferrari. Hunt sufrió una pinchadura faltando tres vueltas y tras una parada en pits, logró remontar tres posiciones para terminar tercero y asegurar su único campeonato.

Mónaco 1984 - El comienzo de la leyenda en el Principado

El día que Ayrton Senna se dio a conocer ante el mundo. Tremendo aguacero había por las calles del microestado donde el brasileño con un modesto Toleman, estaba dando cátedra. Arrancó décimo tercero y para la mitad de la carrera ya marchaba segundo pisándole los talones a Alain Prost. Ahí entró la polémica cuando decidieron dar por terminada la carrera ante el riesgo creciente. Senna se tuvo que conformar con su primer podio en el ‘Gran Circo’, pero sintió que le robaron la victoria. El paulista conquistó 6 veces Mónaco y la rivalidad con Prost llegó a su máximo punto de tensión en los años posteriores.

España 1996 - La victoria más épica del Káiser

Michael Schumacher venía de ganar dos mundiales con Benetton, pero decidió dar el salto con Ferrari que se encontraba lejos de sus años de glorias. Su actuación en el circuito de Montmeló en medio del diluvio fue simplemente brillante. Inició tercero, aprovechó el caos de sus competidores y mantuvo un excelente ritmo en carrera (rodaba tres segundos más rápido por vuelta). Superó por 45 segundos a su rival más cercano Jean Alesi. Fue su primera victoria con el Cavallino Rampante en una de las sociedades más imponentes en la historia de la categoría.

Italia 2008 - El Toro Rosso que domó Monza

El día que Sebastian Vettel dejó al mundo del automovilismo con la boca abierta. Las inclemencias del clima no dieron tregua todo el fin de semana en Monza donde un piloto alemán con un Toro Rosso sacó una sorprendente pole position en clasificación. Las condiciones prevalecieron al día siguiente y nadie pudo detenerlo en la pista mojada. A sus 21 años, Vettel se convirtió en el piloto más joven en ganar una carrera de Fórmula 1. Esta hazaña le valió ascender a Red Bull para la siguiente temporada y el resto es historia.

Otras carreras épicas

Era imposible omitir varios Grandes Premios que quedaron inmortalizados en el recuerdo por sus legendarias batallas bajo la lluvia. Como la vuelta mágica de Senna en Gran Bretaña 1993; la carambola con 13 abandonos y la eventual entre Schumacher y Coulthard en Bélgica 1998; Markus Winkelhock que fue líder unas vueltas en su única carrera de F1 en Nürburgring 2007; y las eternas cuatro horas de carrera en Canadá 2011 donde Jenson Button se llevó la victoria con cuatro paradas en boxes.