<
>

Kyle Van Noy hace la diferencia para los Patriots y para otros que fueron adoptados

play
Patriots no subvaloran la poca experiencia de Eagles (2:44)

Dave Andrews, James Develin y Brandin Cooks comentan el enfoque que posee el equipo. alejado del triunfalismo y el peso que tiene la figura de Tom Brady entre ellos. (2:44)

BLOOMINGTON, Minn. -- Cuando Kyle Van Noy, linebacker titular de los New England Patriots, salte al campo el domingo en el Super Bowl LII, uno de sus sueños podría, otra vez, volverse realidad.

Sí. Le gustaría ganar un segundo título de la NFL consecutivo, pero este sueño en particular es un poco diferente. Es más personal: quizá haya alguien allá afuera que lo vea correr en el campo, hacer tacleada tras tacleada y diga algo así:

Yo también fui adoptado y puedo tener una vida afortunada como él.

Van Noy usa a la NFL como plataforma para ayudar a quienes viven una situación similar a la que él experimentó: cuando tenía entre tres y cuatro meses de edad, fue adoptado en Las Vegas. Su esposa, Marissa, conoce esta historia también, pues su padre y su hermano fueron adoptados.

“Es algo significativo porque lo he vivido, es parte de mí, de mi esposa y su familia”, señala Van Noy.”Realmente entendemos lo que es eso, cómo es el proceso y somos resultados positivos de situaciones así, así que queremos compartir nuestro mensaje y que, ojalá, le llegue a alguien más y diga, ‘Vaya, si ellos superaron una situación así…’.

“No sé cómo explicarlo, pero es decirle a la gente que está bien nacer y estar con la familia con la que supuestamente debes estar y aún así, ser exitoso. Ese es el mensaje. No importa lo demás, saldrás adelante si te convences”, agrega Van Noy.

El linebacker, de 26 años de edad, es un brillante ejemplo en el campo. Se ha convertiso en pieza clave de la defensiva de los Patriots desde que fue adquirido en un cambio con los Detroit Lions el 26 de octubrede 2016. Su habilidad para jugar sobre y detrás de la línea de scrimmage ha sido vital para que los Patriots estén donde están, especialmente tras perder por el resto de la temporada por una lesión en el pectoral al capitán Dont’a Hightower el 22 de octubre.

Van Noy terminó tercero en el equipo en tacleadas con 73 en temporada regular, además de 5.5 capturas y dos pases defendidos.

Conforme su rol ha aumentado, también su presencia en la comunidad. Con su fundación Van Noy Valor Foundation, ha regalado 200 árboles, luces y adornos de Navidad y abrigos para niños a 200 familias en el área de Boston.

Organizó otro evento con su fundación en el receso de temporada en el Skipjack Restaurant al que asistieron jugadores de los Patriots y el dueño del equipo, Robert Kraft.

“Al estar ya un rato en la liga, entiendes que todos tienen una historia. Lo que es mejor es que Kyle ha usado la suya para ayudar a otros”, señala el safety Devin McCourty, uno de los amigos más cercanos del linebacker.

“Sólo ver qué tan apasionado es sobre su situación es emocionante. Siempre intenta hacer la diferencia”, agrega McCourty.

La esposa de Kyle, Marissa, casi siempre está a su lado. Van Noy dijo que su matrimonio es una de las cosas de las que está más orgulloso y contó la historia de cómo una vez Marissa miró una foto de la familia de su esposo y preguntó sobre sus raíces, porque “definitivamente no me parezco nada a mis padres”.

Kyle ya había escuchado la pregunta antes y fue alentador para él que Marissa comprendiera su historia por la de su propia familia.

“La pregunta siempre ha existido, pero uno se da cuenta de que “ellos son mis padres y todo está bien y este es el lugar en el que debo estar’”, afirma.

Ese es el mensaje que Kyle y Marissa envían cuando se conectan con otros.

“Lo más importante es dar amor y felicidad. Mucha gente habla de dar siempre. Nostros sólo queremos respaldar lo que estamos haciendo, hablamos de dar amor y felicidad y lo hacemos”, asegura Kyle, quien dice desconocer los detalles que lo llevaron a ser adoptado.