<
>

Messi, enamórate otra vez...

play
¿Barcelona evolucionó y dejó de ser Messi dependiente? (3:08)

Para Martin Ainstein, el conjunto de Ronald Koeman dio un paso adelante en su nivel futbolístico ante el Sevilla. (3:08)

Dicen que en donde ya se intentó todo, sólo queda dar las gracias...

Con partidos como el de ayer, la duda se hace más grande: ¿Messi y el Barcelona ya lo intentaron todo?, ¿no hay vuelta atrás, Leo se irá al final de la temporada?, ¿de verdad el nuevo presidente puede convencerlo de que se quede?, ¿le acabará ganando el amor por los colores, aunque es consciente de que retomar el protagonismo puede tardar años?

Tal vez ni el propio Leo tiene las respuestas para estas interrogantes. Dijo públicamente que tomará una decisión cuando concluya el año futbolístico, fecha que se acerca peligrosamente.

Lo cierto es que a Messi todavía se le nota enamorado del Barça, por más que al inicio de la temporada haya pensado en marcharse. Sin embargo, una de las cosas más absurdas es pensar que el amor garantiza la felicidad, y todo indica que el ‘10’ lo tiene claro.

A escasos meses de cumplir 34 años, se ha cansado de repetir que quiere de nueva cuenta ser parte de un proyecto que apueste a ganar la Champions League, y está dispuesto a encontrarlo lejos del club de sus amores.

Ante el Sevilla no anotó, esta vez la versión extraterrestre no apreció en plenitud, pero defendió, se barrió, no paró de correr, y festejó como el más feliz el gol de Piqué en el último suspiro del tiempo regular.

Esta remontada no es poca cosa, pues representa un golpazo anímico brutal para un equipo inmerso en escándalos dentro y fuera de la cancha, y también puede significar el inicio de la reconquista de Messi.

En cuestión de días cambió el panorama del Barcelona —y puede seguir cambiando, para bien y para mal—, pues de estar prácticamente eliminado de la Copa del Rey y con La Liga cuesta arriba, hoy está más vivo que nunca en ambas competencias.

Finalista en Copa, y la ventaja del Atlético ya no luce tan definitiva en La Liga. En la Champions difícilmente habrá milagro luego de un 4-1 en la Ida, pero será fundamental la imagen que deje el equipo en ese partido en París del próximo 10 de marzo, para afrontar el cierre de temporada.

También suele decirse que “el amor es una aceptación completa”, y aunque Messi y el Barça todavía se aceptan, ya hubo dudas del primero... En todo caso, la victoria ante el Sevilla puede ayudar para que Leo se vuelva a enamorar y que de nuevo lo haga ciegamente, al grado de quedarse y terminar una legendaria carrera en el equipo de su vida.