<
>

Directora interina NWSL: Hay progreso con demandas de jugadoras después de alegatos

play
¿Qué deja el testimonio de Simone Biles contra Larry Nassar? (4:55)

La gimnasta estadounidense acusó a todo el sistema que permitió abusos contra jóvenes deportistas; Estela De la Torre analiza. (4:55)

La directora ejecutiva interina de la máxima división del fútbol profesional femenino en los Estados Unidos, la National Women's Soccer League (NWSL), Marla Messing dijo que la liga ha aceptado en principio a satisfacer las ocho demandas exigidas por la Asociación de Jugadoras de la NWSL (NWSLPA, por sus siglas en inglés).

Tras los reportes que detallan casos de abuso verbal y coerción sexual por entrenadores de la NWSL, la NWSLPA emitió una lista de ocho demandas el 6 de octubre. Entre ellas estaba que el personal de la liga voluntariamente participe en la investigación de la unión de la conducta sexual inapropiada, y que haya transparencia total por parte de la liga en términos de otras investigaciones en curso. La NWSLPA también exigió ser incluida en el proceso de seleccionar el próximo comisionado.

Hablando con reporteros en una llamada de Zoom solo dos días después de aceptar su cargo interino, Messing indicó que además de hallar acuerdo en las ocho demandas, la liga y el sindicato han de colaborar en una investigación única en lugar de dos indagaciones separadas. Messing añadió que la investigación podría tomar tanto como nueve meses para completarse.

"Me complace tanto esta noticia pues nos permite colectivamente seguir adelante con la investigación en un modo de colaboración ", dijo Messing sobre el acuerdo. "Quiero reiterar que la liga ha contratado [el bufete de abogados] Covington & Burling para llevar a cabo una investigación independiente exhaustiva y para hacer recomendaciones y reformas basado en sus hallazgos. Covington ha recibido acceso y autonomía totales para seguir los hechos, a dondequiera que lleven. La meta de la NWSL es ser la mejor liga de fútbol femenil en el mundo; debemos erradicar estos problemas, y este comportamiento para que estemos en una posición de conseguir esta meta".

Messing ha estado involucrada en el fútbol femenino desde hace mucho tiempo. Ha fungido como presidenta y directora ejecutiva de la Copa Mundial Femenina de 1999. Messing agregó que aceptó el cargo de la NWSL ante la insistencia de la presidenta de la Federación de Fútbol de los Estados Unidos, o U.S. Soccer, Cindy Parlow Cone. Ella dijo que actuará parecido a cómo lo haría a una comisionada, incluso supervisando la oficina de la liga e interactuando con la junta directiva.

"Esto es algo que es muy importante para mí, y si puedo ayudar a ser una catalizadora del cambio, eso significaría mucho para mí", dijo ella. Messing se rehusó a manifestar si querría la posición a tiempo complete, diciendo que prefería enfocarse en los temas que les ocupan.

"Existen muchos desafíos, y ahora mismo mi mandato es supervisar las investigaciones, asegurarme que se implemente un cambio institucional y dirigir las operaciones cotidianas de la liga, y honestamente en esas cosas me enfoco", dijo ella. "Quiero lograr esas cosas con éxito en nombre de las jugadoras de la liga. Y todo lo demás, el tiempo dirá".

Entre las tares que Messing va a monitorear está la posible venta del Washington Spirit. Después de los reportes en The Washington Post sobre una cultura laboral tóxica, la NWSL investigó los alegatos y encontró violaciones de la política anti-acoso de la liga. Al equipo se le prohibió participar en los asuntos de dirección de la liga y se le había dado 14 días para responder a los alegatos.

Pero Messing dijo que como el dueño mayoritario Steve Baldwin había declarado su intención de vender el equipo, la liga unilateralmente extendió la fecha límite.

"Estamos muy esperanzados de que se llegue a dar una venta", dijo Messing.

Las jugadoras del Spirit han presionado para que la codueña del Spirit, Y. Michele Kang, compre el club. Cuando le preguntaron si eso sucedería, Messing declaró que dependería de Baldwin decidir a quién le vendería sus acciones.

"Generalmente tengo el objetivo de tener un propietario en Washington, D.C., que a las jugadoras le agrade y le tengan respeto, y que las jugadoras sientan tiene sus mejores intereses en consideración", dijo Messing. "Ya sea Michele o alguien diferente, no lo sé. Obviamente, es la decisión de Steve Baldwin vender el equipo. La liga tiene poder de aprobación sobre esa venta, así que estaremos siguiéndola de cerca".