<
>

Playoffs NBA 2022 -- La otra cara de una clavada viral

play
Spencer Dinwiddie consigue su camino para la enfática clavada (0:21)

NBAxESPN (0:21)

JAYLEN BROWN DIVIDIÓ un par de defensores de los Dallas Mavericks en la parte superior de la llave, tomó un bote más, dos pasos a toda velocidad después del encuentro y estaba listo para despegar desde fuera del área restringida.

Era tarde en el segundo cuarto dentro del TD Garden de Boston, y la pintura acababa de convertirse en la pista verde privada de Brown. Sin embargo, el 'swingman' estrella de los Celtics tenía compañía frente al aro.

Maxi Kleber, el centro/ala-pívot de mentalidad defensiva de los Mavs, quien mide 6 pies 10 pulgadas y se elevó para desafiar a Brown de 6 pies 6 pulgadas, estaba dispuesto a arriesgarse a terminar en el lado equivocado de una volcada viral por parte uno de los saltadores más explosivos de la liga.

Y vaya si así terminó siendo.

Brown detonó sobre Kleber con un tomahawk vicioso para emocionar a una audiencia televisiva nacional el domingo por la tarde y a una casa llena, incluida la leyenda Kevin Garnett, quien chocó manos con Brown desde su asiento de línea de base para celebrar el momento.

Segundos después, la cuenta oficial de los Celtics tuiteó, "OH DIOS MÍO JAYLEN BROWN" con un video de la jugada que ha obtenido más de dos millones de vistas. La cuenta de Twitter de la NBA, con sus casi 37 millones de seguidores, publicó clips de repeticiones desde tres ángulos diferentes. No pasó mucho tiempo antes de que Brown y Kleber, un jugador relativamente anónimo, fueran tendencia -- en gran parte debido a una avalancha de tuits que se burlaban de la disputa épicamente fallida de Kleber.

Las redes sociales de esa noche ciertamente no estuvieron llenas de comentarios sobre las contribuciones de Kleber a la remontada de los Mavs: 13 rebotes y tres bloqueos desde la banca.

Kleber ha estado en esta posición precaria antes. La última vez que llamó la atención de los fanáticos ocasionales fue en el primer partido de Dallas en los playoffs de 2021, cuando Kleber intentó sin éxito evitar que la estrella de LA Clippers, Kawhi Leonard, finalizara en un contraataque.

Leonard se jactó después de lanzar una volcada feroz. Kleber aterrizó de espaldas.

Leonard y sus compañeros de equipo Paul George y Marcus Morris Sr. puntuaron la jugada mirando y gritando en dirección a Kleber, una imagen inmortalizada en las redes sociales. (Incluso apareció meses después en la inauguración del nuevo sitio de la arena de los Clippers -- en la parte de atrás de la sudadera con capucha que Leonard usó para el evento).

Por cierto, los Mavericks también ganaron ese juego.

Así es la vida como protector del aro de la NBA en la era de las redes sociales. Sin embargo, eso no impedirá que Kleber y algunos de los principales defensores de la pintura se enfrenten a los mejores volcadores de la liga en pleno vuelo. Especialmente en los playoffs de la NBA de 2022, cuando el alto riesgo para los Mavericks y otros superan con creces cualquier crítica recibida de la dura atención de las redes sociales.

"Sabes que sucederá de vez en cuando, pero no puedes dejar de jugar solo porque algo se vuelve viral", dijo Kleber, quien rara vez inicia sesión en sus cuentas de redes sociales durante la temporada. "Cada vez que hay un momento destacado, las personas son etiquetadas, habrá comentarios y esto y aquello.

"Pero este mundo de internet no es el mundo real".


LA ESTATURA DE RUDY GOBERT y su estatus, entre otros factores, hacen que sus fallidos concursos de volcadas sean especialmente atractivos para el contenido de las redes sociales.

El pívot del Utah Jazz es una montaña de 7 pies 1 pulgada y 258 libras que ha ganado tres trofeos de Jugador Defensivo del Año. Se ha establecido históricamente como un protector del aro de élite, por lo que es comprensible que un enemigo que le haga una volcada a Gobert tienda a volverse viral de una manera que su dominio defensivo a menudo no lo hace.

"Solía enojarme", dijo Gobert. "Ahora, lo acepto, ¿sabes a lo que me refiero? Sé que puedo hacer 10 cosas buenas y no se exhibirá, y el único error que cometo sí.

"A veces es como, 'Oh, ahí lo tienes. Seguro que van a celebrar este. Han pasado dos meses desde que me hicieron una clavada, pero definitivamente van a celebrar esta". Simplemente me río de eso, y me río cuando veo cómo lo celebran.

Hay una narrativa. Tan pronto como me anotan una o me hacen la finta, es como si hubiera una celebración nacional. Es un honor."

Un ejemplo de la cultura de videos destacados que ha frustrado a Gobert ocurrió el 12 de febrero de 2020. La conversación de esa noche se centró en una jugada: el pívot de los Miami Heat, Bam Adebayo, empujando a Gobert al penetrar y terminando con una poderosa volcada a dos manos sobre él.

La actuación dominante de Gobert el resto del partido -- 16 puntos, 20 rebotes, dos tapones, más-25 en una convincente victoria de Utah -- apenas mereció una mención.

"Esa volcada estaba explotando", dijo Adebayo encogiéndose de hombros, "pero perdimos". Adebayo, quien finalizó cuarto por el premio al Jugador Defensivo del Año de este año justo detrás de Gobert, puede identificarse. Adebayo simplemente sucede -- tomando prestada y parafraseando una vieja cita de Russell Westbrook -- que está bendecido con la capacidad de no importarle un demonio.

"Tienes muchos tipos que son atletas fenomenales. ¿Por qué no pensarías que alguien va a recibir una volcada?" dijo Adebayo. "Es una mentalidad que tengo. Respeto a los tipos que intentan bloquear todo.

"Somos responsables de muchas cosas en esa cancha, y proteger el aro es una de ellas. Sí, es posible que te hicieron una volcada, pero aún así son dos puntos al final del día. No es como si fuera una jugada de 10 puntos. Ahora, será historia debido a la forma en que funcionan las redes sociales".

Gobert ha expresado su preocupación sobre cómo las grandes cuentas de redes sociales que amplifican sus errores pueden dar forma a la percepción de su juego. Él publica activamente en Twitter e Instagram, pero ha trabajado para evitar que las redes sociales afecten su psiquis: No revisa la reacción de las redes sociales en el vestuario inmediatamente después de los partidos y ya no presiona el botón de 'Me gusta' en las publicaciones que lo critican.

"Siempre decía que lo usaba como motivación, y eso es cierto, pero también le das a la gente la energía que tal vez deberías darle a otro lugar o a ti mismo", dijo Gobert. "Lo más importante para mí y para los demás jugadores es que no te desanimes o desconciertes por lo que sucede en las redes sociales".

Sin embargo, ese no es el aspecto más irritante de las redes sociales para muchos hombres grandes atrapados en el lado equivocado de un momento destacado. Es la avalancha de comentarios de fans en sus menciones.

"Lo damos todo cada día en estos gimnasios", dijo Adebayo, "y tienes a un tipo en Twitter diciendo esto y aquello sobre tu juego. Sí, nos ofendemos por eso".

"No lo miro porque sé lo que puede hacerle a la mente de algunas personas. Soy determinado, pero ves algo loco en Twitter y es muy irrespetuoso, y como hombre, estás destinado a hacerlo responder."


MILES BRIDGES FUE el único defensor en un contraataque de 2 contra 1. Era tiempo extra el 25 de octubre contra los Celtics visitantes, que ganaban por tres puntos antes de que Jayson Tatum lanzara su octava y última asistencia de la noche.

Brown venció a Bridges en el suelo, lanzando y encestando la pelota a través del aro con una mano para la daga en la segunda victoria de la temporada de Boston.

Después del juego, Bridges vio que las redes sociales cuestionaban por qué subió con Brown. Explicó esa decisión de fracción de segundo.

Ciertamente, hay ocasiones en las que los jugadores toman las llamadas decisiones comerciales, y optan por no intentar disputar un intento de volcada para evitar cualquier vergüenza potencial. Hay situaciones en las que esas decisiones se consideran apropiadas, como cuando un defensor llegaría demasiado tarde como para tener una esperanza realista de impedir una volcada, o si una disputa probablemente podría lesionar al jugador ofensivo.

Pero es una práctica que generalmente está mal vista por los principales protectores de aro de la NBA. "No estoy en ese negocio", dijo Adebayo.

Bridges, que posee saltos al nivel de tocar la parte superior del tablero, ha estado del otro lado muchas veces. El momento más memorable probablemente llegó a expensas del centro de los Atlanta Hawks, Clint Capela, en abril de 2021.

Después de atrapar el balón en la banda izquierda, Bridges superó a su hombre en el regate hasta el centro de la duela antes de despegar desde la línea punteada. Cuando Bridges se lanzó, Capela también saltó, con sus brazos extendidos hacia arriba. Pero Capela llegó demasiado tarde y demasiado bajo, ya que Bridges ladeó la pelota y casi arranca el aro con su mano derecha.

"Sí, me atraparon", dijo Capela. "Él saltó, y nunca pensé que la clavaría, porque saltó desde lejos. Y luego, ¡buf!

"Cuando lo logró, escuché este ruido. Luego me di cuenta, 'Oh, m---'. Sabía que después del partido estaría por todas partes".

La volcada fue tan enfática que la cuenta oficial de la NBA tuiteó el video dos veces ese día. En Instagram, Bridges publicó una foto del momento justo antes de la volcada que generó más de 173,000 'me gusta'.

La potencial volcada del año le dio a los Hornets una ventaja de cinco puntos con 3:47 restantes. Fácil, y aparentemente inmediatamente, ¿olvidada? Capela tuvo 20 puntos y 15 rebotes, clave en una remontada tardía sin el escolta estrella lesionado Trae Young. La victoria tuvo importantes implicaciones para la clasificación de los playoffs semanas antes de que los Hawks se embarcaran en su carrera mágica hacia las finales de la Conferencia Este.

"Bueno, es parte del negocio, supongo", dijo Capela, quien recibía notificaciones constantes de la volcada cada vez que revisaba su teléfono. "Espero que la NBA gane más dinero de ella. Estoy seguro de que ganaron muchos fanáticos con esa".

"Para eso me inscribí".