<
>

Empujones y gritos aparecen en paliza de Thunder a Bulls

play
Robin Lopez, expulsado por los Bulls (1:45)

NBA: Oklahoma City Thunder vs. Chicago Bulls (1:45)

OKLAHOMA CITY -- Lo que era una victoria sencilla por paliza del Oklahoma City Thunder sonre los Chicago Bulls repentinamente se convirtió en un caos, cuando un altercado llegó hasta los aficionados con asiento en la duela.

Todo comenzó con Russell Westbrook y Kris Dunn en el tercer cuarto del triunfo por 121-96 del Thunder, cuando Westbrook pareció empujar a Dunn, a lo que Dunn respondió con otro y fuerte empujón al pecho de Westbrook. Jerami Grant, delantero del Thunder, corrió para confrontar a Dunn y luego, el centro de los Bulls, Robin Lopez, llegó al lugar.

Lopez llevó a Grant hasta un lado de la cancha a los asientos de primera fila y Grant jaló a Lopez hacia los aficionados.

El coach de los Bulls, Jim Boylen, quien había corrido desde el otro lado de la cancha, tomó a Grant del cuello y lo alejó. Dae Bliss, coach asistente del Thunder, se puso frente a Lopez y lo separó, al tiempo que el jugador de Chicago señalaba y gritaba con intnsidad a Grant y a Steven Adams.

“Sólo intento sacar a la gente de en medio”, dijo Boylen tras el altercado. “Vi a Grant cruzar la cancha e ir a la bronca. No tengo nada contra Grant. Sólo intentaba sacarlo de en medio. Pude ver que estaba enojado. Sólo intentaba ayudar. Como coach, estás cuidando a todos. He estado en un par (de peleas) y sólo intentas sacar a la gente de allí”.

Cuando se le preguntó si tenía algún problema con Boylen, Grant respondió. “(El coach) ólo intentaba proteger a su equipo. Sí, de eso se trató. Es una bronco. Esas cosas pasan”.

Fue una escena inusual con el potencial de escalar a una mala situación con un Lopez visiblemente muy agotado y agresivamente yendo tras Grant, todo justo frente a la primera fila de asientos para aficionados.

“Se sintió como si alguien me hubiera ofendido en esa banca. No lo sé. Luego de eso, algo pasó”, dijo Lopez.

Se marcaron cuatro faltas técnicas por el incidente, dos por cada lado: Westbrook y Grant por el Thunder y Dunn y Lopez por los Bulls.

“Vaya. Siguiente pregunta”, dijo Westbrook tras la pregunta sobre si se sentía sorprendido porque se le marcó la falta.

Westbrook, quien registró su séptimo triple-doble de la temporada con 13 puntos, 16 rebotes y 11 asistencias, no tenía interés alguno en hablar sobre el altercado.

“Siguiente pregunta”, dijo cuando se le pidió su reacción al ver que Boylen tomó a Grant de cuello.

Boylen, quien recientemente tomó el cargo de coach en lugar de Fred Hoiberg y provocó molestias por su actitud para cambiar la cultura de los Bulls, dijo que le gustó ver que su equipo no se intimidara.

“Eso es todo lo que hemos hablado, de pelear por nosotros y hablamos de ser una manada de lobos. Tuvimos algo de eso”, dijo Boylen. “Me gustó la mirada en os ojos de nuestros jugadores cuando (el incidente) pasó- Nos acercó un poco.

“Esas cosas van a suceder otra vez, sucede en la liga. Estaremos listos para eso y lo manejaremos mejor la próxima vez”, agregó.

Eventualmente, Lopez fue expulsado pocos minutos después, luego de que se le marcó una falta y volver a recibir una técnica por hacer rodar el balón a Grant, quien estaba en el piso.

“(Grant) necesitaba la bola para los tiros libres. Creí que los réferis habían hecho lo necesario y quise quitarles algo de trabajo”, dijo Lopez. “Tuvieron una cantidad anormal de trabajo en la primera mitad de ese cuarto y quise ayudarles, que se aliviaran un poco, reducir su carga y supongo que todos lo vieron así”.

Paul George fue el líder del Thunder con 24 puntos y explotó con 16 puntos en el segundo cuarto y perfección en seis tiros al aro para ayudar al Thunder a irse al frente por 20 puntos al medipo tiempo.

Tras el altercado, el partido perdió ritmo y George también, al fallar seis de sus disparos en la segunda mitad.

“(El juego) se hizo algo rudo, pero seguimos funcionando”, sentenció George.