<
>

El lento desarrollo de Trae Young para el éxito de los Hawks

play
La milagrosa canasta de Trae Young (0:24)

El base de los Hawks se está ganado a pulso su posible galardón como novato del año. Tomó el balón en la última jugada, hizo el tiro antes de la chicharra, logró la canasta y desató la euforia en Atlanta. (0:24)

SI TODO SALIERA perfecto para los Atlanta Hawks el 14 de mayo en el sorteo de la lotería del draft, podrían tener lo siguiente:

  • Una de las dos selecciones de draft para que puedan agregar a Zion Williamson y Ja Morant a su equipo.

  • Tan tanto como el pick número 6 en el draft, gracias a un cambio con los Dallas Mavericks.

  • Cinco selecciones en el top 42 en el draft.

  • Espacio máximo en el tope salarial.

  • Un caso convincente para hacer frente a agentes libres como Kevin Durant. Si no tiene a los Hakks en su lista de destinos como agente libre, consulte más arriba y reconsidere.

Entonces, siendo honesto, las posibilidades de este escenario no son grandes. Los Hawks actualmente solo tienen un 21% de posibilidades de ser elegidos entre los dos primeros. Los Dallas Mavericks tienen un 38% de posibilidades de saltar a los cinco primeros y mantener su selección. Durant podría terminar dándole una reunión a los Hawks, ¿pero una firma con Atlanta? Bueno, eso parece poco probable.

Pero eso no significa que estos no sean tiempos emocionantes para los Hawks, quienes se encuentran en el segundo año de una reconstrucción que muestra una gran promesa sin importar la suerte de la lotería o los sueños de la agencia libre.

Ellos tienen varios jugadores jóvenes y emocionantes, liderados por el novato Trae Young, ademas de esa horda de selecciones de draft y espacio salarial. Igual de importante, se adhieren a un plan que está dando frutos más rápidos de lo que se imaginó. Era simple el concepto. Encuentra jugadores con potencial en el draft e invierte los recursos en el desarrollo. Muchos equipos planean hacer esto, no todos ellos realmente lo ejecutan.

El dueño Tony Ressler localizó al mejor scout que pudo encontrar -por recomendación de su vecino en LA, Jerry West- y contrató a Travis Schlenk quien salió de los Golden State Warriors para convertirse en gerente general del equipo. Entonces Schlenk, luego de quitar a Mike Budenholzer como entrenador, localizó al mejor entrenador de desarrollo que pudo encontrar cuando contrató a Lloyd Pierce de los Philadelphia 76ers.

¿El resultado? Se seleccionaron jugadores con potencial en el draft y se han desarrollado.

“Desde el primer día que estuve aquí, y antes del draft, cuando entré para hacer trabajo, ellos han predicado el desarrollo”, dijo Young. “Lo hacemos todos los días. Incluso en los días del juego, a veces nos enfocamos tanto en trabajar nuestra habilidades como en prepararnos para el rival”.

¿Cómo se ve el desarrollo? Bien para Young, que ha salido a la luz. Ya entrando en la temporada con un poco de estigma porque no es tan grande como para los estándares de la NBA y porque fue cambiado por la estrella Luka Doncic, Young tuvo un mal comienzo.

El tirador eléctrico y el creador de juegos de Oklahoma no parecía estar listo, luchando para disparar, girando el balón a gran velocidad y siendo tostado en la defensa. Lanzó solo el 20% desde el rango de triples en noviembre y los Hawks comenzaron con 5-20.

“Vi a jugadores que estaban dando entrevistas, hablando sobre cómo las reglas de libertad de movimiento hacían las cosas más fáciles”, dijo Young, “Pero aún fue un gran salto de la Universidad. Lo sentí muy físico para mí”.

En el sexto juego de la temporada, los Hawks jugaron en Philadelphia y Pierce asignó a Young la base JJ Redick, quien hizo correr a Young por la duela a través de pantalla tras pantalla. Redick no tuvo un buen juego, lanzó 4 de 15, pero agotó a Young, quien anotó solo uno de seis triples y tuvo 11 puntos.

“Le dije que no me importaba su porcentaje de triples o sus pérdidas de balón. Al final de la temporada, algunos de los mejores jugadores tienen más pérdidas de balón”, dijo Pierce.

Pero a Young le importaba su porcentaje de triples. Estaba tan molesto, tan avergonzado, que después de los paridos en casa, esperaba a que la arena se vaciara y luego regresaba a la duela para la práctica de tiro. Él trabajó con su entrenador de AAU en Kansas City, Rodney Perry, quien vino de la ciudad. Él tuvo largas conversaciones con su padre, Ray, quien jugó profesionalmente en el extranjero, y confió en amigos para mantener su ánimo.

“Estaba tan frustrado. Trabajé muy duro durante el verano para prepararme”, dijo Young. “Simplemente no pude lograr que mis triples cayeran. Eso por eso que estoy aquí. Soy conocido por acertar los tiros”.

Mientras tanto y eso podría no haber ayudado, Doncic estaba bombardeando en la liga y recibiendo críticas entusiastas de casi todos los rivales. Con un mejor tamaño y experiencia jugando contra hombres adultos en las mejores ligas de Europa, Doncic estaba mejor preparado y se mostró. Justo o no, Young y Doncic estarán vinculados por un tiempo, tal vez por toda su carrera. Esto es parte de los efectos cuando se cambian altas selecciones.

Young no pudo evitarlo. Él vio las redes sociales y leyó las críticas. Pero los Hawks mantuvieron el esquema de desarrollo. Día tras días, Young realizó un extenso estudio de videos con el entrenador asistente Marlon Garnett para tratar de aprender cómo los equipos lo defendían y cómo se movían las defensas.

Pierce intentó atraer a Young y a los otros novatos -Kevin Huerter, Omari Spellman y Jaylen Adams- al intentar un experimento. Los hizo con otros integrantes del cuerpo técnico.

Él les dio los videos de sus rivales y los desafió a estudiar y elaborar un plan de juego para usar contra ciertas jugadas de corrieron sus rivales. Pierce, sabiendo que su equipo estaba teniendo muchas pérdidas y que los novatos estaban siendo derrotados, lo hizo para intentar acelerar su aceptación de responsabilidad y su aceptación.

Los veteranos del equipo -Vince Carter, Kent Bazemore y Dewayne Dedmon- también lo hicieron. Cuando los veteranos eligieron un plan para defensa el pick-and-roll, ayudó a los Hawks a ganar un juego en Chicago en enero. Los jugadores más jóvenes los rociaron con agua en el vestuario.

El arduo trabajo de Young y su mejoría en el juego de la NBA hicieron que sus números comenzaran a aumentar. La confianza en Young, que se exhibió todas las noches en la universidad con su voluntad de disparar desde 30 pies, nunca desapareció.

Desde el 1 de febrero, Young probablemente ha sido mejor que Doncic, quien ha tenido una baja con los tiros y ha lidiado con lesiones. Young promedió 23.4 puntos y disparó 38% en triples en los dos meses y sus pérdidas de balón han bajado. Incluso con golpes físicos, Young ha jugado en todos los juegos y ha demostrado habilidades de juego elite.

Él tiene 200 asistencias más que Doncic y ha demostrado un tremendo toque al preparar a sus compañeros atléticos para los alley-oops. Young ejecutando el pick-and-roll con el alero John Collins es la nueva fábrica en Atlanta, Collins se acerca a la canasta para acepar los pases en el aire de Young y los derriba.

Estamos dedicando mucho espacio a Young aquí, pero el rol de Collins en la máquina de los Hawks es igual de impresionante. Apenas dos años en el programa de desarrollo y Collins se ha convertido en un futuro All-Star, con un promedio de 19 puntos y 10 rebotes en su segunda temporada.

Ni Young ni Collins pueden defender, y eso es un problema a largo plazo, pero también ofrecen muchas respuestas. Agregue al novato Huerter, que tiene muchas promesas como una de ttro de triples, y comienza a obtener la imagen.

Los Hawks tienen marca de 9-10 desde el receso del Juego de Estrellas. Young no va a atrapar a Doncic como el novato del año, pero su mejora constante ha sido excelente. Collins no va a ganar el Jugador Más Mejorado, pero obtendrá votos. Huerter parece una ganga en el pick 19.

La búsqueda y el desarrollo están sucediendo. El verdadero ganador no puede estar muy lejos.