<
>

Richaun Holmes, de Kings, vuelve a cuarentena tras salir de burbuja de la NBA en Orlando

play
Los protocolos de seguridad de la burbuja de NBA en Orlando (2:20)

Sebastián Martínez-Christensen explica cómo afecta a los equipos las últimas reglas impuestas por la NBA en la burbuja de Orlando. (2:20)

Richaun Holmes, centro de los Sacramento Kings, está en cuarentena una vez más, luego de abandonar la burbuja de la NBA para recoger una entrega de comida.

En un comunicado, Holmes dijo que cruzó accidentalmente la línea límite del campus de la NBA en el Walt Disney World Resort en Orlando, Florida, lo que lo hizo sujeto a una cuarentena adicional de 10 días en su cuarto de hotel.

“Me disculpo por mis acciones y ansío reunirme con ms compañeros para buscar nuestro pase a Playoffs”, señaló Holmes, a quien le restan ocho días en su nueva cuarentena.

Luego de que los jugadores entraron a la burbuja la semana pasada, quien fuera sorprendido fuera de ella sin autorización o rompiera el periodo inicial de cuarentena (que incluyó estar confinado en un cuarto de hotel hasta aprobar varioas pruebas para detectar el coronavirus en un lapso no mayor a 24 horas) era sujeto a los protocolos de reingreso de la liga.

Eso significa someterse a pruebas reforzadas con el largo hisopo por la fosa nasal y no con pruebas menos invasivas que se aplican a los jugadores dentro de la burbuja, además del periodo adicional de cuarentena de 10 días en su cuarto de hotel.

Bruno Caboclo, de los Houston Rockets, también está en un nuevo periodo de cuarentena tras abandonar la burbuja de forma no intencional.

“Estas cuarentenas son resultado de circunstancias separas en las que los jugadores tuvieron interacciones con miembros del público fuera de la puerta de entrada de Disney y están alineados a los protocolos de seguridad y salud acordados por la NBA y la Asociación de Jugadores”, dijo la liga en un comunicado sobre Holmes y Caboclo.

Los jugadores serán sujetos a multas si rompen la cuarentena a partir del 30 de julio, cuando inician los juegos para determinar las siembras, de acudrdo a Bobby Marks de ESPN. Cada partido perdido proyecta cerca del uno por ciento del salario, lo que significa que Holmes se haría acreedor a una pena de cerca de $50,000 por cada juego que pierda.

Holmes, de 26 años, comenzó 33 juegos como titular para los Kings antes de la pausa en marzo por la pandemia por el coronavirus. Promedia 12.8 puntos y 8.3 rebotes en 28.8 minutos en la actual campaña.