<
>

Los Angeles Lakers acarician el campeonato al liderar las Finales 3-1

play
Lakers lucen a la defensiva para acariciar el título de la NBA (1:58)

Las estadísticas ofensivas llaman la atención, pero Sebastian Martínez Christensen destaca la labor defensiva de los Lakers en el Juego 4 de las Finales de la NBA. (1:58)

El martes, Los Angeles Lakers vencieron 102-96 a Miami Heat en el Juego 4 de las Finales de NBA, colocándose a un triunfo del campeonato.

Se requirió de un gran esfuerzo de todos los involucrados para que los angelinos concretaran el triunfo, incluida una gran labor defensiva de Anthony Davis para contener a Jimmy Butler.

“Tuve la tarea de marcar a Butler, intenté estar concentrado en él. Queríamos complicarle las cosas porque fue muy fácil para él en el Juego 3. Quería usar mi energía para marcarlo y sabía que otros compañeros podrían aparecer en el marcador y asumir una carga ofensiva”, dijo Anthony Davis quien finalizó con 22 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 1 robo y 4 bloqueos.

Butler tuvo una actuación de 40 puntos en el Juego 3 de las Finales, para catapultar a Miami a su única victoria hasta ahora en la serie. Lakers lidera 3-1. El martes, Butler cifró un doble-doble de 22, con 10 rebotes y 9 asistencias.

“Estudiamos el video para ver dónde nos estaban haciendo daño. Butler tuvo 40 puntos el juego pasado, y aunque regresara Bam (Adebayo), intentamos buscar la manera de complicarle las cosas a Jimmy, de eso se trata la postemporada, de hacer ajustes”, señaló el coach de Lakers, Frank Vogel.

El tema de lesiones ha sido un duro golpe para Miami en estas Finales. Durante el Juego 1, Jimmy Butler sufrió una torcedura, aunque eso no le impidió entregar su máximo en los siguientes juegos, quienes sí estuvieron fuera de la duela, son Bam Adebayo y Goran Dragic. El Heat perdió dos de sus titulares, Adebayo por una lesión en el hombro y Dragic por fascitis plantar. Bam regresó el martes a la duela, aportó 15 puntos, 7 rebotes y una asistencia, mientras que la participación de Dragic permanece en duda.

“Goran (Dragic) no estaba listo, está haciendo todo lo humanamente posible para estar, quería estar, pero no fue posible. Es evidente que (Dragic) quisiera estar en la duela, lo ves en su mirada. En el caso de Bam (Adebayo) pasó los protocolos médicos de movilidad y fuerza, se vio bien hoy pese a que no jugaba hace una semana. Fue muy bueno tenerlo de regreso”, dijo el coach de Miami, Erik Spoelstra.

Tanto Bam como Goran, podrán beneficiarse de un día extra de descanso ya que el Juego 5 será hasta el viernes.

LeBron James sólo tiene una cosa en mente: ganar. Casi no duerme por las noches, como él mismo lo ha manifestado en las redes sociales, por estar pensando en obtener el campeonato. Previo a este Juego 4, LeBron envió un mensaje de texto a sus compañeros que decía, ‘Tenemos que ganar’.

“Esa es la mejor parte, que me emociona demasiado (este escenario). Me emociona pensar en nuestra reunión de mañana para analizar el video, pensar en qué ajustes harán ellos, es un juego de ajedrez. Cuando llegas a este punto en tu carrera, tener la inteligencia es más que lo físico. En este punto de unas Finales, es claro que todos estamos bien físicamente, por algo somos los dos equipos disputando el título, la diferencia es poder ajustar al momento, leer el juego, tener la mentalidad”, compartió LeBron tras la victoria donde contribuyó con 28 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias.

El juego estuvo cerrado en el transcurso de los 48 minutos, en 9 ocasiones hubo cambio de ventaja en el marcador y 9 veces estuvieron empatados. Fue hasta el último cuarto, en la recta final, cuando jugadores del elenco secundario de Lakers como Rajon Rondo, Kentavious Caldwell-Pope (KCP) y Alex Caruso aparecieron en momentos cruciales. Caldwell-Pope anotó 10 puntos en el primer cuarto, pero no volvió a encestar hasta el cuarto episodio cuando hizo 5 puntos al hilo, vitales para separarse de Miami en la pizarra, con 2:58 en el reloj.

“Enorme lo que hizo KCP en ese momento, ha sido una pieza importante para nosotros esta temporada, lo que hace tanto ofensiva como defensivamente. Necesitamos que todos nuestros jugadores participen y contribuyan, primero somos un equipo, obviamente tenemos a nuestras dos estrellas, pero todos deben aportar en la duela. Estoy orgulloso de cómo respondieron en el cierre en particular KCP y Danny (Green)”, señaló Vogel.

Lakers buscará asegurar el campeonato este viernes. De conseguirlo, será el primer título después de una sequía de 10 años y el décimo séptimo en la historia de la franquicia, igualando a Boston Celtics como los equipos más ganadores en la historia de NBA.