<
>

Mánager Ron Roenicke ve a Brandon Workman como cerrador de Red Sox

AP Photo/Charles Krupa

FORT MYERS, Fla. - Los Boston Red Sox pasaron la primera mitad de la temporada 2019 sin un relevista definido como cerrador, pero el mánager interino Ron Roenicke no tiene un plan similar para la campaña 2020.

Roenicke dijo el miércoles que imagina que el relevista Brandon Workman cerrará los juegos este año.

"Creo que con lo que hizo el año pasado, merece una oportunidad para ser el cerrador", argumentó Roenicke.

Workman, quien ingresó al campamento como favorito para cerrar los juegos, terminó 2019 en el puesto 15 entre los relevistas de las Grandes Ligas con un promedio de 13.06 ponches por cada nueve entradas. También registró una efectividad de 1.88 y un 2.1 fWAR, terminando empatado en el quinto lugar entre los relevistas calificados.

Bajo Alex Cora, Boston ingresó a 2019 con un enfoque de bullpen por comité, pero el equipo había hecho la transición a un enfoque más estructurado a mediados de temporada con sus relevistas.

Como se ha vuelto normal con la afluencia de análisis en el juego, Roenicke dijo que no planea encasillar a Workman solo para la novena entrada, incluso con el título formal de cerrador.

"No creo que tenga que ser automático, pero sé que mentalmente, estos muchachos manejan las cosas mejor si saben lo que está pasando", comentó Roenicke. "Si tengo una discusión con él antes y le digo: 'Escucha, eres el cerrador, pero podría necesitar que pongas un pare en la octava entrada porque es importante', creo que están bien con eso".

Cuando se le preguntó el martes sobre el puesto de cerrador, Workman mantuvo su respuesta breve.

play
1:26

Carolina Guillén: 'En tiempos de reconstrucción, los cambios son necesarios'

'Tras la temporada 2020 y con la agencia libre, yo no descarto que los Red Sox traigan de vuelta a Mookie Betts', agregó.

"Esa no es mi decisión", señaló Workman.

El miércoles marcó el primer día de entrenamientos para lanzadores y receptores en el campamento de Boston, con la notable ausencia de Chris Sale en los campos de juego de JetBlue Park. Roenicke aclaró que Sale todavía se está recuperando de una gripe que se convirtió en neumonía leve, y que el as de Boston sería reevaluado el viernes.

Sale lanzó aproximadamente 60 lanzamientos el martes, según Roenicke, y también tenía planes de tirar en algún momento el miércoles. Él tuvo la peor temporada de su carrera en 2019, con marca de 6-11 con efectividad de 4.40 y WHIP de 1.09 en 147 1/3 entradas lanzadas. Su temporada terminó en agosto con una inflamación del codo.

"Es preocupante porque trabajó muy duro para llegar a este punto", apuntó Roenicke. "Su brazo lo siente genial. Fue el peor momento para contraer la gripe ... Vamos a ir con calma cuando regrese y nos aseguraremos de seguir los pasos correctos".

Roenicke todavía se está acostumbrando a su nuevo título de trabajo. El miércoles por la mañana, caminó hacia su viejo casillero cuando era entrenador y se dio cuenta de que su ropa estaba en la oficina del mánager.

Mientras tanto, Major League Baseball continúa investigando a los Red Sox por acusaciones de robo de señales derivadas de la temporada 2018, dejando cierta incertidumbre con respecto a las perspectivas de la temporada. Con el proceso aún en curso, Roenicke dijo que iba a esperar para nombrar un entrenador de banco.

"En la entrevista se mencionó lo que pensaba, así que mencioné un par de cosas, pero hablaremos de eso más hoy y mañana y probablemente ayudaría si la investigación termina y podemos tomar una decisión", remarcó Roenicke.

Roenicke también discutió la posibilidad de usar un relevista para abrir partidos (opener) al comenzar la temporada, algo que el jefe de béisbol Chaim Bloom ayudó a iniciar mientras estaba con los Tampa Bay Rays. Con David Price siendo negociado con los Dodgers en el intercambio de Mookie Betts, los Red Sox están cortos de abridores. Ellos están ingresando al campamento con Sale, Eduardo Rodríguez, Nathan Eovaldi y Martín Pérez en su rotación proyectada.

Roenicke dijo que estaría abierto a un quinto abridor, mencionando específicamente a Ryan Weber (5.09 de efectividad en 40 2/3 entradas en 18 juegos y tres aperturas en 2019).

"El opener es una posibilidad cuando no tienes a los cinco muchachos que realmente te gustan", explicó Roenicke. "Obviamente, Chaim está muy familiarizado con eso. Y hablar con él al respecto no fue como, 'Esto es lo que queremos hacer'. Fue: '¿Cuál es el personal que tenemos y cuál es la mejor manera de lograr que estos muchachos se desempeñen a un nivel que esperamos que puedan estar?'

"Termina teniendo que pasar un par de días donde usemos "openers". Está bien si vamos allí, pero si podemos llenarlo con un quinto tipo, también está bien si no vamos allí. Vemos dónde terminamos arriba al final del campamento y si tenemos un día un opener, está bien".

Roenicke dijo que se apoya en su experiencia pasada como mánager, específicamente mencionando la tormenta mediática que manejó cuando MLB suspendió al jardinero de los Brewers Ryan Braun en 2013 por drogas para mejorar el rendimiento.

"Sé que voy a tener preguntas difíciles todo el año", indicó Roenicke. "Pero realmente disfruto los desafíos y la experiencia hace que sea mucho más fácil superar los desafíos que suceden. Volviendo a cuando estaba en Milwaukee con el asunto de Ryan Braun y la suspensión, eso fue medio año, básicamente, todos los días respondiendo preguntas al respecto. Saber lo que sienten los jugadores al pasar por diferentes pruebas me ayuda a hablar con ellos y a que lo superen".