<
>

Pronósticos: ¿Qué es más probable? Plan de Juego para la Semana 4 de la NFL

play
Los duelos más relevantes de la Semana 4 (1:59)

Sebastián Martínez Christensen analiza algunos de los juegos más intrigantes de la semana en la NFL. (1:59)

Llegamos al primer mes del calendario regular 2022 de la NFL y aunque ya la consistencia debe reflejarse más alrededor de la liga, no se pueden descartar sorpresas.

Para empezar, que la visita de los Jacksonville Jaguars y Philadelphia Eagles sea un choque entre líderes divisionales ya es por sí sola una sorpresa en el regreso del coach Doug Pederson a la “Ciudad del Amor Fraterno” (City of Brotherly Love), donde seguramente será recibido con una fuerte ovación por el título del Super Bowl LII que le dio al equipo y a la ciudad. Después de eso, Pederson recibirá el trato que la afición de Philly da a los visitantes.

Tom Brady y Patrick Mahomes vuelven a verse las caras en el que, probablemente, sea su último enfrentamiento cuando Kansas City Chiefs y Tampa Bay Buccaneers se reencuentren en su primer duelo luego del Super Bowl LV, mientras que los Dallas Cowboys buscan seguir con su buena racha con Cooper Rush al frente de su ofensiva y Las Vegas Raiders buscan su primera victoria de la campaña.

A continuación, el análisis de los expertos de ESPN Deportes con sus pronósticos para la Semana 4.

¿QUÉ ES MÁS PROBABLE, LAMAR JACKSON SUMA TRES PASES DE TD ANTE DEFENSIVA DE BILLS O JOSH ALLEN LANZA PARA MÁS DE 300 YARDAS ANTE DEFENSIVA DE RAVENS?

CARLOS NAVA / Twitter: @TapaNava

Por supuesto que es mucho más probable que Josh Allen lance para más de 300 yardas a que Lamar Jackson lance para tres touchdowns.

En tres partidos, Allen promedia tres pases de anotación, incluido el juego inaugural contra la defensiva de los Rams en las que se aventó cuatro. La defensiva de Baltimore es la peor contra el pase en casi todas las estadísticas trascendentes.


SEBASTIÁN M. CHRISTENSEN / Twitter: @SebastianMCESPN

Sin lugar a dudas, que Josh Allen lance para más de 300 yardas ante la defensiva de los Ravens. Allen promedia 338 yardas por aire por partido, ya tiene de nuevo enteramente saludable a Gabe Davis y sin importar el rival, parece poder superar las tres centenas de yardas por aire sin despeinarse.

Ahora bien, si a esa ecuación le sumamos el hecho de que enfrenta a una inexperta secundaria de los Ravens, esas posibilidades crecen exponencialmente. Baltimore es la defensiva que más yardas por aire ha permitido en toda la NFL tras tres semanas.


IVIS ABURTO / Twitter: @IvisAburto

Ambas ofensivas han demostrado que pueden poner puntos rápido y con frecuencia, pero si alguna tiene algo que probar es la comandada por Josh Allen tras ser detenida de forma abrupta en Miami, por lo que el pasador de los Bills montará un circo aéreo ante una defensiva de Baltimore que ha tenido altibajos marcados y un perímetro que permitió más de 450 yardas por aire en la Semana 2 y más de 300 en la Semana 3 y tres pases de touchdown lucen factibles cuando Tyreek Hill y Jaylen Waddle son tus receptores


PABLO VIRUEGA / Twitter: @PabloViruega

Josh Allen sí superará las 300 yardas por aire, porque los Ravens tienen una de las peores defensivas contra el pase y lo han sido desde el año pasado, sólo hay que ver lo que le hicieron los Dolphins en el último cuarto.

Por su lado, Lamar Jackson ha tenido un inicio de temporada formidable; es líder en pases de anotación en la NFL con 10 y en total suma 12, pero pensar que lance tres ante una defensiva como la de Buffalo, que ha sufrido por las lesiones, no lo creo.

Jackson podrá tener dos anotaciones o tres, pero combinadas, es decir, por aire y tierra.


REBECA LANDA / Twitter: @rebecalanda

Josh Allen ha estado cerca de lanzar para 300 yardas en cada uno de los partidos de esta temporada, la excepción fue ante los Rams, cuando se quedó cerca con 297, y enfrentará a una defensiva de los Ravens que es última en yardas aéreas permitidas por partido.

Del otro lado, Lamar Jackson tiene 10 pases de touchdown en lo que va de la temporada, pero enfrentará a la defensiva de Buffalo, que permite 12.7 puntos por partido (No. 1 en la NFL).

Voy con Josh Allen y otro juego de 300 yardas.


ALFONSO MANCILLA / Twitter: @poncho_mancilla

En términos de epopeya, es una guerra de titanes ofensivos: Lamar y los Ravens poseen la mejor ofensiva de la liga en las primeras tres semanas (33.0 puntos por partido), mientras que Josh Allen y los Bills tienen el tercer mejor ataque con 30.3 puntos por juego.

Jackson lidera la NFL con 12 touchdowns combinados por aire y por carrera, mientras que Allen ocupa el segundo lugar con 10 y cada jugador ha registrado al menos cuatro touchdowns combinados por aire y tierra en dos juegos esta temporada. Entonces, respecto a las probabilidades planteadas en la pregunta, declaro un empate: Lamar tiene para lanzarle los tres pases de touchdown a Buffalo y Allen para rebasar las 300 yardas por aire.

SPOILER DE CORTESÍA: El equipo con la última posesión será el ganador y será Baltimore.

¿QUÉ ES MÁS PROBABLE, RAIDERS GANAN SU PRIMER JUEGO O TEXANS SUMAN SU PRIMERA VICTORIA?

CARLOS: Es mucho más probable que los Raiders derroten a los Broncos que los Texans a los Chargers, que son un mejor equipo que Denver en casi todos los aspectos.

Para los Raiders es un duelo divisional contra un rival al que conocen a la perfección, que enfrentan dos veces por año y al que han derrotado en cinco partidos consecutivos.


SEBASTIÁN: Me voy a inclinar por los Raiders. Las Vegas es el único equipo de la NFL con registro de 0-3 y ningún equipo que comenzó una temporada con ese récord, ha clasificado a playoffs durante esa temporada. Sin embargo, el talento de los Raiders es palpable y si encuentran la manera de hacerle llegar el ovoide a Davante Adams más seguido, la ofensiva empezará a carburar.

Más que nada, ese frente defensivo se puede aprovechar de la línea ofensiva de los Broncos y generar presión sobre Russell Wilson. Si eso sucede, los Raiders podrían conseguir su primera victoria de la temporada.


IVIS: Los Texans son un trabajo en progreso bajo el mando del coach Lovie Smith y han lucido mejor de lo que varios esperaban en el inicio de la temporada y si se considera que del lado de los Chargers Justin Herbert juega con una lesión en la costillas, que el tackle izquierdo Rashawn Slater (bíceps) y el ala defensivo Joey Bosa (ingle) podrían perder el resto de la temporada por lesiones y hay más jugadores que podríans altar al campo con dolencias, como el receptor Keenan Allen, la balanza se inclina a favor de que Houston sume su primer triunfo de la campaña.


PABLO: Los Raiders tienen oportunidad de hacerlo este fin de semana ante Denver, que tiene muchos problemas para mover el balón con su falta de ritmo en la ofensiva.

Las Vegas debe sacar ventaja, ya que juega en casa y al ser un partido divisional, se puede dar una victoria, además de que tiene mucho más talento que Houston, que reciben a unos Chargers con potencial para llegar lejos esta temporada.

Los Texans son inconsistentes en su ofensiva y los Raiders pronto encontrarán la coordinación en el ataque y con las armas que tienen, empezarán a sumar victorias.


REBECA: Los duelos divisionales entre Raiders y Broncos suelen ser cerrados y los Texans tienen enfrente a los Chargers.

Sí, el estado de salud de Los Angeles será clave, especialmente cuando hablamos de Justin Herbert. A pesar de eso, estos Texans han presentado pocos argumentos para pensar que podrían ganar. Empataron en la Semana 1 tras dejar escapar una ventaja de 17 puntos ante unos Colts que, notoriamente, empezaron lento la campaña, les costó trabajo generar juego ofensivo ante los Broncos y perdieron con los Bears con dos intercepciones de Davis Mills.

Los Texans se ponen 0-3-1.


ALFONSO: Primero, pensé en darle el beneficio de la duda a los Texans, pero la realidad es que jugar en Las Vegas y viendo la falta de acoplamiento que aún tiene la ofensiva de Denver, da para pensar que los de negro y plata tienen para ganar su primer partido ante los Broncos.

En sentido inverso, pese a que los Texans podrían sacar ventaja de las costillas lastimadas de Justin Herbert y la baja de Joey Bosa, en general, los Chargers deben contar con el talento suficiente para vencer a Houston.

¿QUÉ ES MÁS PROBABLE, LA DEFENSIVA DE CHIEFS LIMITA A MENOS DE 300 YARDAS TOTALES A TOM BRADY Y SU ATAQUE O LA DEFENSIVA DE BUCCANEERS INTERCEPTA TRES VECES A PATRICK MAHOMES?

CARLOS: Es mucho más probable que la defensiva de Kansas City limite al ataque de los Buccaneers a menos de 300 yardas totales si se considera que su promedio en la temporada es de 297; una de las seis peores de la liga y que tendrán que jugar fuera de casa.

Patrick Mahomes sólo ha sufrido una intercepción en tres partidos, aunque se debe reconocer que la defensiva de Tampa Bay puede robar balones, aunque suma sólo una intercepción en la campaña.


SEBASTIÁN: Si bien la defensiva de los Buccaneers es la mejor de la NFL en puntos permitidos, es más probable que Patrick Mahomes no supere las 300 yardas por aire.

Sin Tyreek Hill, el ataque de Kansas City ha perdido explosividad y eso pone a prueba la paciencia de Mahomes. En otras palabras, las jugadas grandes ya no son tantas y las estadísticas son más difíciles de acumular.


IVIS: Así como los Bills, los Chiefs llegan a su duelo ante Tampa Bay con deudas pendientes con sí mismos por la falta de contundencia y consistencia que mostraron a la ofensiva en Indianapolis y aunque la defensiva de los Buccaneers ha cargado con el equipo ante el bajo nivel de poder que ha mostrado su ataque, no podrá contener a Patrick Mahomes, quien, aunque no con facilidad, rebasará las 300 yardas por aire sin ser interceptado, gracias a la variedad de armas con las que cuenta y las variantes que tiene Kansas City en su plan de juego ofensivo.


PABLO: Es probable que Patrick Mahomes sufra una intercepción ante la buena defensiva de Tampa Bay, pero no veo que lo intercepten tres veces.

La defensiva de los Chiefs no ha sido de las mejores los últimos años, pero la ofensiva de Tampa Bay ha tenido problemas para mover el balón, en especial por aire. Es un ataque que se guía más por tierra, así que no sería extraño que superen las 300 yardas totales con una carga grande de yardas terrestres, pero a Mahomes no le interceptan tres pases.


REBECA: Los Buccaneers promedian 310 yardas totales por partido en esta temporada, aunque hay que reconocer que han tenido que conseguirlas sin sus mejores receptores en el campo, algunos de los cuales estarán de regreso para la Semana 4. La cuestión es que los Chiefs permiten 270 yardas totales como visitantes hasta ahora.

Por otro lado, Patrick Mahomes ha sido interceptado tres veces en un mismo partido sólo dos veces en su carrera y esta campaña ha sufrido una en tres juegos. La defensiva de los Buccaneers es una de las mejores de la liga en intercepciones, pero la tendencia no refleja altas probabilidades de que esto suceda.

SI tuviera que elegir, diría que los Buccaneers son limitados a menos de 300 yardas.


ALFONSO: En los 77 partidos que ha sido titular, sólo en dos Patrick Mahomes no pudo dirigir a su ofensiva a anotar un touchdown, el último de ellos (y perdón por la espina dolorosa para la nación roja y blanca) fue en el Super Bowl LV contra… Tampa Bay.

Esto nos daría para pensar que el coach Todd Bowles y la defensiva de los Buccaners tendrán para poner en aprietos de nuevo a Mahomes. No sé si para interceptarlo tres veces, pero quizá sí para que sólo lance un par de pases de touchdown.

En cuanto a Tom Barbie, perdón, Brady, hasta el jueves era incierto el estado de su cuerpo de receptores, por lo que pensaremos que tampoco llegará a las 300 yardas por aire, al menos que Cole Beasley se transforme esta semana en Wes Walker.

¿QUÉ ES MÁS PROBABLE, DEEBO SAMUEL TERMINA CON MÁS YARDAS POR TIERRA QUE LOS RAMS O COOPER KUPP SUMA MÁS YARDAS POR RECEPCIÓN QUE LOS 49ers EN EL MNF?

CARLOS: Es más probable que Deebo Samuel gane más yardas por carrera que toda la ofensiva de los Rams combinada. En dos de tres enfrentamientos el año pasado, Samuel superó las 90 yardas. Es poco probable que Cooper Kup supere las 100 yardas por recepciones ante los 49ers, mucho más difícil que Jimmy Garoppolo se quede corto de las 150 yardas por aire.


SEBASTIÁN: Ninguna de las dos me parece muy probable, porque Cam Akers empezó a tener más protagonismo y la defensiva de los 49ers es tan fuerte, que pensar en una producción tan grande de cualquier jugador parece inviable.

Si me obligan a elegir una, diría que Cooper Kupp, por el simple hecho de que es uno de los mejores receptores de la NFL. Allen Robinson no ha tenido su mejor inicio de carrera con Los Angeles y Kupp debería recibir el mayor volumen de objetivos.


IVIS: Esto parecerá confuso, pero, aunque cometió el tipo de errores que llevaron al coach Kyle Shanahan a decidirse por Trey Lance, la ofensiva de los San Francisco 49ers luce más eficiente y más vertical con Jimmy Garoppolo como su quarterback titular. Dicho esto, probablemente los gambusinos basen su ofensiva en el juego terrestre y en ese renglón, Deebo Samuel es un arma determinante en las “Jet Sweeps”.

Por otro lado, los Rams promedian sólo 72.3 yardas por juego por la vía terrestre (30 en la NFL) y es desconcertante que Cam Akers sólo sume 30 carreras para 105 yardas en tres juegos.


PABLO: Deebo Samuel tiene que ser un factor en el ataque de San Francisco si los 49ers quieren tener éxito. Mientras más armas puedan tener Jimmy G y los 49ers, más oportunidad tendrán de ganar y saben que Samuel es pieza clave para eso.

A su vez, Cooper Kupp es un jugador que hace mucho daño con las yardas después de la recepción y puede sacar mucho provecho de la secundaria de San Francisco. Ese será el caso.


REBECA: Deebo Samuel es un extraordinario jugador, sin duda, pero promedia sólo 37 yardas terrestres por partido y los Rams 72.3 yardas. Sí, es triste el caso, pero tampoco exageremos.

Por otro lado, Cooper Kupp promedia 93 yardas por recepciones por partido, mientras que los 49ers, como equipo, acumulan 172 yardas en promedio. Insisto, triste, pero no exageremos.

No veo ninguno de los dos escenarios como una posibilidad, tanto Samuel como Kupp tendrían que promediar el doble de lo habitual para hacer esta locura de propuesta una realidad.


ALFONSO: El amigo Deboo tiende a jugarle bien a los Rams. En los últimos cinco partidos de temporada regular contra ellos, acumula 525 yardas totales (105 por juego) con cinco anotaciones (tres por carrera, dos por aire), aunque en ninguno de esos juegos rebasó las 50 yardas terrestres.

Así las cosas, parecería más probable que nuestro otro amigo, Cooper Kupp, castigue con una buena cantidad de yardas por recepción a los Niners, pero que no será mayor a la que acumulen Deboo, Brandon Ayiuk y George Kittle unidos, aunque (y es otro SPOILER ALERT) se perfila que el jugador con más recepciones sea el corredor Jeff Wilson.