<
>

Chiefs quieren nueva oportunidad para jugar en Ciudad de México

play
'La NFL colabora cuando hay accidentes, pero las negligencias, quien sabe si los perdone' (1:29)

Mauricio Pedroza analiza la cancelación del partido de Monday Night Football en México. (1:29)

KANSAS CITY -- Cuando los Kansas City Chiefs fueron informador por oficiales de la NFL que jugarían en México y no tendrían que ceder un partido en casa, Clark Hunt, dueño del equipo, y el presidente Mark Donovan celebraron con mucho entusiasmo.

El juego del lunes por la noche ante Los Angeles Rams pudo ser la oportunidad para que existiera un incremento a lo que ellos llaman Chiefs Kingdom. Eso fue antes de que se moviera el martes el compromiso a California por las condiciones del campo en el Estadio Azteca.

Pero los Chiefs buscan una nueva oportunidad por jugar en México.

"Hay 21 millones de aficionados a la NFL en México", dijo Donovan. "Siete millones de ellos son [aficionados] ávidos y 3.1 millones de niños están jugando tocho bandera. ...Esos son potenciales aficionados para los Kansas City Chiefs. Nosotros vemos esas oportunidades como 'Vamos ahí, vamos a jugar bien, a poner un gran show y a dar un motivo para que alguien se convierta en aficionado de los Chiefs'.

"Quieres ser la marca que esté ahí, el equipo que esté ahí, ya que es más probable que te sigan si te pueden consumir".

La NFL iba a jugar un partido de temporada regular por tercer año consecutivo en la Ciudad de México, pero iba a ser el primero con un equipo del medio oeste y uno que no tuviera una gran base de aficionados latinos.

Hay un 8.5 por ciento de población latina en Kansas City, lo que representa 176,000 personas, de acuerdo con StatisticalAtlas.com. Aparece en el N°44 de comunidad latina en Estados Unidos, de acuerdo con datos del Pew Research Center.

La última vez que tuvieron una aparición internacional, en Londres en 2015, hubo aficionados de Kansas City que hicieron el viaje. También aprendieron que había un grupo pequeño pero leal en Europa que los sigue.

Esperaban un descubrimiento similar en la Ciudad de México.

"Siempre que tenemos la oportunidad de presumir a los Kansas City Chiefs a nivel nacional o internacional, representa un beneficio para la organización", dijo Hunt. "Es un gran incentivo para nosotros. Lo crean o no, ya tenemos muchos aficionados en México, pero el tener la oportunidad de jugar ahí sólo nos hubiera ayudado a crecer esa base de aficionados".

Reggie Ragland, apoyador del equipo, hizo el viaje a la Ciudad de México en el verano para promover el partido. En esa visita, Ragland conoció un grupo de seguidores en un restaurant.

"Todos se la pasaron diciendo 'Vamos Chiefs' y cosas así", dijo Ragland. "Fue divertido. Pasé un buen momento".