<
>

Amy Adams Strunk, dueña de Titans, asegura que apoyará protestas pacíficas en la NFL

play
Spike Lee arremete en contra de Roger Goodell por excluir de la disculpa a Colin Kaepernick (1:37)

Spike Lee desacredita la disculpa pública de Roger Goodell, en la que el Comisionado de la NFL no mencionó el nombre de Colin Kaepernick. (1:37)

NASHVILLE, Tenn. -- Amy Adams Strunk, dueña de los Tennessee Titans, dijo en un comunicado que apoya las protestas pacíficas de los jugadores y a los jugadores que elijan “usar sus plataformas para hacernos avanzar como nación”.

“Escuchar a nuestros jugadores y coaches las últimas dos semanas ha sido muy constructivo para esta vital discusión. Animaría a quienes no han pensado sobre estos problemas que comprensan el dolor, enojo y frustración de la comunidad afroamericana. ‘Black lives matter’. Todos deberíamos estar de acuerdo en eso”, dijo Adams Strunk en el comunicado.

El viernes, el comisionado de la NFL Roger Goodell publicó un video en el que decía que la liga se había equivocado por no esucchar a los jugadores antes y animó a todos a alzar la voz y protestar pacíficamente.

Antes del video de Goodell, varios propietarios se habían expresado sobre la injusticia social, incluidos Shad Kahn de los Jacksonville Jaguars, Gayle Benson de los New Orleans Saints y Arthur Blank de los Atlanta Falcons, así como Mark Murphy, presidente de los Green Bay Packers.

El sábado, Dave Tepper, dueño de los Carolina Panthers, anunció que el equipo cortaría su relación con su antiguo socio CPI Security, luego de que Ken Gill, director ejecutivo de esa compañía, minimizó la brutalidad policiaca contra la gente de color.

Se esperaba que varios dueños respaldaran la declaración de Goodell, pero han sido pocos los que han platicado directamente con los jugadores sobre las protestas pacíficas, tema que fue polémico para la NFL hace cuatro años.

Las muertes de George Floyd, Breonna Taylor y Ahmaud Arbery han inspirado a varios a tomar acción.

Adrian Peterson, corredor de los Washington Redskins, dijo que se hincará durante la ceremonia del himno la próxima temporada y que espera que otros jugadores lo sigan. James White, corredor de los New England Patriots, señaló que espera que su equipo proteste pacíficamente, de la misma forma que Rodney McLeod, de los Philadelphia Eagles.

Arrodillarse durante el himno se convirtió en una forma polarizadora de protesta en 2016, cuando Colin Kaepernick fue el primero en hacerlo durante la pretemporada. Las protestas fueron criticadas por quienes lo vieron como una manifestación en contra del himno y la bandera de Estados Unidos, en vez de considerarlas como una forma de protesta contra la injusticia social. El tema volvió a la conversación en 2017, cuando el Presidente Donald Trump dijo que los jugadores que se arrodillaran debían ser “despedidos”.

Jon Robinson, gerente general de los Titans, también se comprometió a apoyar a los jugadores y dijo que ha tenido conversaciones trascendentes con varios jugadores y que entiende que sus voces hablan por aquellas que no cuentan con la plataforma para sonar fuerte o por las que ya no pueden ser escuchadas.

El coach Mike Vrabel fue uno de los miembros del staff de entrenadores que también ofreció apoyo.

“No sé cómo luzca el proceso previo a los juegos para el deporte. No lo sé”, dijo Vrabel a NFL Live de ESPN cuando se le preguntó sobre la posibilidad de protestas previos a los partidos.

“Lo que sí sé es que necesitamos enfocarnos en lo que podemos hacer ahora para continuar promoviendo el cambio y diré que nuestros jugadores han sido informados y comprenden que los apoyaremos mientras trabajan en este cambio”, finalizó Vrabel.