<
>

Serie 'Las mejores parejas de la NBA': Isiah Thomas-Joe Dumars

play
Los pequeños Isaiah Thomas y Joe Dumars componían una de las duplas más grandes (2:48)

El tamaño de las ex estrellas de los Pistons no fue obstáculo para ser considerados como uno de los dúos más imponentes de la historia de la NBA. (2:48)

La NBA cuenta con varias etapas que le dieron al juego momentos inolvidables gracias a grandes dúos que hicieron en la duela cosas inimaginables.

Para la temporada 2019-2020, varios equipos de la NBA apostaron por una añeja moda: Construir un quinteto exitoso basado en un dúo dominante de jugadores.

Algunos mantienen en su base un Big 3 como en las décadas pasadas; sin embargo, otros se decidieron por una pareja dominante. Bajo ese lineamiento, ESPN Digital presenta el Top 10 de las parejas o dúos más dominantes, exitosos y ganadores que se han visto en la Asociación.

Su posición en el Top 10 es meramente al azar y no significa que haya sido más o menos exitoso que el que le antecede o precede.

En esta séptima entrega hablaremos de una pareja de cancha trasera que dejó su marca en la historia: Isiah Thomas y Joe Dumars.

A finales de la década de 1980, estos 'chicos malos' surgieron para alcanzar la gloria contra algunos de los mejores de todos los tiempos (Magic Johnson, Michael Jordan y Larry Bird).

En la duela, formaban el balance perfecto entre la habilidad ofensiva (Thomas) y la defensiva (Dumars). Fuera del tabloncillo se complementaban: Thomas, controversial y conflictivo, Dumars educado y callado. Dos lados de la misma moneda unidos para darle a los Detroit Pistons títulos consecutivos en 1989 y 1990.

En los 80’s cuando la NBA era 'propiedad' de figuras como Magic y Bird, los Pistons se establecieron como uno de los mejores equipos de la historia. Eran conocidos como los 'Bad Boys' y tenían en Thomas y Dumars a los autores intelectuales de sus fechorías, arropados por un talento con una fuerza mental inquebrantable y una dureza sin miramientos representada por Dennis Rodman.

Sus desmanes por las duelas de la NBA comenzaron a forjarse en el Draft de 1981, cuando Thomas, proveniente de la Universidad de Indiana llegó a la 'Ciudad del Motor' como el segundo pick del draft para ser el engrane principal del equipo; el corazón de los Pistons.

En el 1985 llegó el complemento perfecto a Thomas, Dumars, seleccionado con el pick 18 del Draft de ese año.

A diferencia de la mayoría de sus compañeros como Thomas y Bill Laimbeer, entre otros, Dumars era menos duro. Tímido y callado fuera de la duela, pero entregado al 100 en la misma.

DATO: Michael Jordan reconoció que Dumars fue el jugador que mejor lo pudo defender durante toda su carrera.

Sin embargo, el camino a la gloria no fue fácil para este dúo. Durante la primera temporada de Dumars (1985-86) el equipo fue eliminado en la primera ronda por los Atlanta Hawks de Dominique Wilkins. Pero a partir de ahí, los éxitos comenzaron a llegar.

En 1987 tras la llegada de Rodman, John Salley y Adrian Dantley el equipo avanzó a las finales de la Conferencia Este contra los Boston Celtics de Bird. Desafortunadamente en el definitivo Juego 7, Boston ganó 117-114 en el Boston Garden. La cerrada contienda es recordada por el corte de balón de Bird y el pase a Dennis Johnson para la bandeja y la drámatica victoria en el Juego 5 con los Pistons a punto de tomar ventaja de 3-2 en la serie.

La temporada siguiente, Thomas y Dumars llevaron a los Pistons a un récord de franquicia de 54 triunfos y se metieron en las Finales de la NBA ante los campeones vigentes Los Angeles Lakers. La serie se extendió a siete juegos y es recordada como una de las mejores en la historia.

Thomas, jugando ante su amigo Magic, tuvo una actuación para la historia en el Juego 6 de la contienda con los Pistons arriba 3-2 en la serie. El base superó un esguince de tobillo en el tercer cuarto para anotar 25 puntos (un récord para un segmento en la historia de las Finales) y terminar con 43 tantos en un desempeño heroico que casi le brinda a Detroit su primer campeonato.

Para 1988-89 tras algunas nuevas incorporaciones, pero con Thomas y Dumars como pilares, los Pistons se destaparon con 63 victorias y un segundo viaje consecutivo a las Finales, donde volvieron a enfrentar a los Lakers de Showtime. Esta vez, Detroit aprovechó lesiones a Magic y Byron Scott para barrer a Los Ángeles 4-0, ganando su primer título, con Dumars (27.3 PPJ) como MVP de las Finales.

Ese mismo equipo defendió su título la siguiente temporada para consolidar su lugar en la historia. Después de ganar 59 partidos en la fase regular, con Thomas promediando 18.4 puntos por juego y Dumars añadiendo 17.8, se enfrentaron nuevamente en la final del Este a los Chicago Bulls de MJ, a los que derrotaron en siete juegos (y eliminaron por tercer año en fila) para alcanzar las Finales por tercera vez consecutiva.

En las Finales, la víctima de los Pistons fueron los Portland Trail Blazers de Clyde Drexler, a los que derroraron 4-1 para conseguir el bicampeonato. Esta vez fue Thomas (27.6 PPJ) quien cargó con los honores del MVP de la serie.

Fue así como este par, conformado por un 'pequeño' con un gran juego (Thomas), y el llamado 'Asesino Silencioso' (Dumars), azotó la NBA y le generó dolores de cabeza a más de una leyenda en la NBA como quizás la mejor cancha trasera en la historia de la NBA.