<
>

24 anécdotas de Phil Jackson que detallan la difícil relación entre Kobe Bryant y Shaquille O'Neal

play
Phil Jackson y su relación con Shaq, Kobe y los Lakers (3:06)

Phil Jackson ha sido uno de los entrenadores más exitosos de la NBA y de eso no hay dudas. El coach Carlos Morales hace un análisis de su paso por los Lakers y su relación con Kobe Bryant, Shaquile O'Neal y la directiva del equipo. (3:06)

La historia recuerda que Kobe Bryant y Shaquille O’Neal ganaron tres títulos como pareja en Los Angeles Lakers, pero los detalles de cómo lograron superar sus egos y acoplarse como dúo, son poco conocidos.

En su libro “Eleven Rings” (Once anillos, en español), Phil Jackson, en coautoría con Hugh Delehanty, describe una tormentosa relación entre Bryant y O’Neal que cayó a los niveles de infantiles, lo complicado que fue para él —aunque desde afuera parecía sencillo— liderar a ese equipo de Los Ángeles al triplete después de llevar a la cima a los Chicago Bulls con Michael Jordan.

Jackson revela en sus memorias cómo superó sus miedos, cómo utilizó con los Lakers lo que le funcionó con los Bulls, y cómo prefirió a O’Neal sobre Bryant… aunque los Lakers decidieron no hacerle caso… y no le renovaron el contrato.

Te presentamos 24 anécdotas escritas por Phil Jackson que reflejan cómo eran Kobe Bryant y Shaquille O'Neal en los Lakers.

Las frases fueron tomadas de la versión en español de “Eleven Rings”.


1- Los Lakers en el 1999

“Se trata de un equipo talentoso, joven y que está a punto. Hace tiempo que lo está, pero todavía no ha dado el salto. Se trata de una situación parecida a la que hace diez años existía en Chicago y albergamos la esperanza de tener el mismo éxito”. (Pag. 230)

2- Cuando Phil y Shaq se conocieron

“Cierto día Shaq apareció por mi casa sin anunciarse. Se había desplazado a Montana para actuar en un concierto de rap en la cercana Kalispell. Cuando llegó yo no estaba en casa, así que June lo hizo pasar. A mi regreso, vi que Shaq saltaba en una cama elástica instalada junto al lago, lo que causó sensación en el barrio. De repente, montones de embarcaciones llenas de curiosos se congregaron en la bahía, cerca de casa, para mirar boquiabiertos a ese gigantón que volaba por los aires”. (Pag. 231)

3- Kobe tiene mucho que aprender

“Kobe era uno de los escoltas más creativos que he visto en mi vida, capaz de llevar a cabo jugadas asombrosas, comparables con muchos aspectos a las de Michael Jordan, su ídolo. Aunque admiraba su profundo deseo de ganar, sabía que aún tenía mucho que aprender sobre el trabajo en equipo y la abnegación. Pese a ser un pasador genial, su primer impulso consistía en penetrar regateando y machacar por encima de quien se interpusiera en su camino”. (Pag. 234)

play
2:47

Shaq-Kobe, una dupla llena de éxitos y fricciones

Shaquille O'Neal y Kobe Bryant brillaron como compañeros en los Lakers, pero esa relación también vivió momentos complicados y el Coach Carlos Morales no recuerda todo sobre la ganadora pareja de Los Ángeles.

4- Pipen, cerca de ser socio de Kobe y Shaq

“Nuestras mayores debilidades estaban en las posiciones de base y ala-pívot. Nos esforzamos por cerrar un trato con Houston para fichar a Scottie Pippen, pero se lo llevaron los Portland Trail Blazers, que en aquel año fueron nuestro adversario en la Conferencia Oeste”. (Pag. 235)

5- “El equipo de Shaq”

“Me reuní con Shaq, Harper y Kobe antes de mi primera temporada con los Lakers para anunciar que ese sería el equipo de Shaq y que el ataque se organizaría a través de él. Añadí que Kobe sería el líder en la pista, relación parecida la que en época anterior habían mantenido Kareem y Magic. Me pareció que Kobe todavía no estaba en condiciones de ser cocapitán, así que asigné esa posición a Ron y le pedí que cumpliese la función de mentor de Kobe para que aprendiera a convertirse en un líder. Quería dejarlo todo claro desde el primer momento para que no existiese la menor ambigüedad en cuando a las funciones. Sobre todo con Kobe. A decir verdad, no tuvimos ocasión de poner a prueba esa estructura porque Kobe se fracturó la mano derecha en el primer partido de la pretemporada y hasta diciembre estuvo de baja”. (Pag. 241)

6- A los Lakers no les gusta jugar con Kobe

“Kobe regresó hasta el 1 de diciembre y el equipo continuó en racha durante ese mes de enero. Si embargo, el ataque no fluía como antes. Kobe tuvo dificultades para aceptar el triángulo y a menudo hizo lo que medio le daba la gana, actitud que molestó a sus compañeros. Muchos me dijeron que no les gustaba jugar con él porque no respetaba el sistema. Yo había vivido esa misma situación, pero Kobe, que acaba de cumplir 21 años, no era tan maduro ni tan amplio de miras como Jordan”. (Pag. 242)

7- Kobe se obsesiona con Jordan

“Kobe estaba empeñado en superar a Jordan. Su obsesión por Michael era muy llamativa. El joven no solo dominaba buena parte de las jugadas de Jordan, sino que había adoptado muchos gestos de MJ. Cuando aquella temporada jugamos en Chicago, organicé un encuentro entre las estrellas, pues pensé que Michael podría contribuir a modificar la actitud de Kobe y llevarlo hacia una generosa labor de equipo. En cuanto se estrecharon las manos, las primeras palabras que brotaron de los labios de Kobe fueron los siguientes: ‘Por si no lo sabes, puedo patearte el cul… de igual a igual’”. (Pag. 244)

8- Bryant no confía en sus compañeros

“Yo admiraba la ambición de Kobe, aunque también consideraba que tenía que salir de su capullo protector si quería ganar diez anillos, que, según había dicho a sus compañeros de equipo, era la razón por la que lanzaba. Es evidente que el baloncesto no es un deporte individual y que para alcanzar la grandeza tienes que confiar en los buenos oficios de los demás. Kobe todavía no se había abierto a sus compañeros ni había intentado conocerlos. Cuando los partidos terminaban, en lugar de quedarse con ellos regresaba a su habitación de hotel y estudiaba grabaciones o charlaba por teléfono con sus compañeros de instituto”. (Pag. 244)

9- Imposible señalarle un error a Kobe

“También era un principiante obstinado y testarudo. Estaba tan seguro de sus capacidades que era imposible señalarle un error y lograr que corrigiera su comportamiento. Necesitaba experimentar directamente el fracaso para poner fin a la resistencia”. (Pag. 244)

10- Shaq califica a Kobe de egoísta

“Nos reunimos en la pequeña sala de videos del Southwest Los Angeles Community College. Analicé las exigencias que el triángulo ofensivo planteaba a cada uno y concluí: ‘Por el bien del equipo, es imposible ser un jugador egoísta y lograr que este ataque funcione. Y punto’. Pedí comentarios, pero reinó el silencio. Estaba a punto de levantar la sesión cuando Shaq tomó la palabra y fue directamente al grano: ‘Me parece que Kobe juega de una forma demasiado egoísta como para que ganemos’. La situación estalló. Algunos jugadores asintieron para manifestar su apoyo a Shaq, incluido Rick Fox, quien añadió: ‘¿Cuántas veces hemos hablado de ese tema?’. Ninguno de los presentes salió en defensa de Kobe”. (Pag. 245)

11- A Phil le sorpendió ser campeón en el 2000

“Debo reconocer que jamás imaginé que conquistaríamos tan rápido el primer anillo. Pensaba que, como mínimo, los jugadores tardarían un par de años en aprender el sistema y formar una unidad cohesiones. Este equipo había cogido la vía rápida hacia la gloria. Fue gratificante ver que los principios básicos que habíamos desarrollado con los Bulls resultaban tan eficaces para transformar un conjunto radicalmente distinto en un equipo de campeones. Era evidente que la supremacía de Shaq constituía uno de los factores clave de nuestra victoria, lo mismo que la infatigable creatividad de Kobe. Lo que más me agradó fue la sinergia que ambos mostraron hacia el final de la temporada, en cuanto se dieron cuenta de que se necesitaban mutuamente para alcanzar el único objetivo que tenía sentido”. (Pag. 258)

12- A Kobe le parece aburrido el triángulo

“La temporada anterior Kobe había adoptado el triángulo ofensivo. Estaba impaciente por poner a prueba el sistema que había convertido en campeones a Michael y a los Bulls. Sin embargo, al comienzo de esa temporada me dijo que, en su opinión, el triángulo ofensivo era demasiado aburrido y simple y le impedía expresar sus aptitudes. Aunque lo comprendí, le expliqué que necesitábamos ganar la mayor cantidad de encuentros con la menor cantidad posible de contratiempos, incluidas las lesiones y el agotamiento de final de temporada. Sospecho que no me creyó”. (Pag. 262)

13- Shaq, pasado de peso

“El jugador que más se sintió molesto con el estilo egoísta de Kobe fue Shaq. Concluidos los playoffs, le dije a Shaq que se lo pasase bien en verano y que regresara relajado y dispuesto a trabajar. Aunque captó la primera parte del mensaje, lamentablemente tuvo dificultades para asimilar el ‘dispuesto a trabajar’. Se presentó pasado de peso y fuera de forma y tardó casi media temporada en volver a estar en condiciones. Parecía agotado, como si no se hubiese recuperado de la temporada anterior”. (Pag. 264)

play
2:29

Kobe, Shaq y las razones de un 'divorcio'

Ambas estrellas vivieron muchos conflictos cuando jugaban para los Lakers. La historia fue otra luego del retiro.

14- El inicio de la rivalidad Shaq vs. Kobe

“A finales de diciembre, después de un partido contra los Phoenix Suns en el que Kobe marcó 32 puntos y Shaq a duras penas consiguió 18, este nos comunicó al gerente general Mitch Kupchak y a mí que querría ser traspasado. Kupchak no se tomó en serio la petición. Mitch estaba convencido de que, simplemente, Shaq manifestaba la frustración por los intentos de Kobe de adueñarse del ataque. Así fue el inicio de lo que se convirtió en una contienda en toda regla entre Shaq y Kobe por el tema de quien lideraba el equipo. Era evidente que la alianza formada la temporada anterior se había resquebrajado”. (Pag. 264-265)

15- Shaq, divertivo; Kobe, introvertido

“Sus personalidades eran sorprendentemente distintas. Shaq era un muchacho generoso al que le gustaba divertirse y que se mostraba más interesado por hacerte reír con su chistes que por conseguir el título de máximo anotador. No entendía que Kobe siempre quisiera volverlo todo tan difícil. Por su parte, Kobe era frío, introvertido y capaz de mostrarse mordazmente sarcástico. Aunque tenía seis años menos que Shaq, parecía mayor y más maduro”. (Pag. 265)

16- La rivalidad llega a extremos

“El culebrón de Shaq y Kobe llegó a extremos absurdos. Si reparaba en que Shaq se acercaba furtivamente a un reportero, Kobe se negaba a hablar con él y prometía una exclusiva a otro periodista. Si veía que terminado el preparador físico vendaba los pies de Kobe, Shaq insistía en que fuese otro quien se ocupara de los suyos. Parecía historia de nunca acabar”. (Pag. 268)

17- Los tripletes no son fáciles

“Desde el primer día de la temporada 2001-02 supe que no sería fácil. Los tripletes nunca lo son. Por la parte positiva, valga decir que Kobe y Shaq se llevaban bien. No se agredían de palabra y a menudo los vi reír juntos, tanto en los entrenamientos como después de los partidos”. (Pag. 280)

18- Phil, el “padre blanco” de Shaq

“Shaq sentía un gran respeto por las figuras masculinas de autoridad, pues así lo había criado su padrastro Phil, militar de carrera al que llamaba ‘sargento’. De hecho, en mi primer año con el equipo Shaq se refería a mí como su ‘padre blanco’”. (Pag. 283)

19- Phil prefiere a Shaq sobre Kobe

“Si los Lakers estaban obligados a elegir entre ambas estrellas, yo era partidario de conservar a Shaq porque sería más fácil construir un equipo de campeones en torno a él que alrededor de Kobe. A medida que la temporada avanzaba, era evidente que el doctor Buss no compartía mi opinión”. (Pag. 298-299)

20- Las diferencias Kobe-Shaq se agudizan

“Hacia el final de la conversación (Kobe) me comunicó que ya no estaba dispuesto a tolerar las tonterías de Shaq. Hablaba enserio. Poco después, tras el tambaleante debut de Kobe en un partido de exhibición, Shaq comentó que Kobe tenía que modificar su juego y confiar más en los compañeros de equipo. Kobe le respondió que debía preocuparse por su posición más que por la suya”. (Pag. 299)

21- Phil pide que los Lakers cambien a Kobe

“Subí a hablar con Mitch Kupchak y le dije que teníamos que hablar de traspasar a Kobe antes de la fecha límite de mediados de febrero. Expliqué: ‘No puedo entrenar a Kobe. No hace caso a nadie. Es imposible conectar con él’. Fue una apelación inútil. Kobe era el niño mimado del doctor Buss, por lo que era improbable que lo traspasase, aunque eso significara pone en peligro nuestro intento de conseguir otro anillo”. (Pag. 303)

play
0:59

Shaq compara las mentalidades de Kobe y MJ

Shaquille O'Neal cree que Michael Jordan y Kobe Bryant compartían la misma ambición de ganar.

22- …Y los Lakers despiden a Phil y cambian a Shaq

“Mi profecía se hizo realidad. A mediados de julio, los Lakers traspasaron a Shaq a Miami y dos años después este lideró a su nuevo equipo a la conquista del campeonato. Un día después del traspaso de Shaq, los Lakers anunciaron que Kobe había firmado su permanencia en el equipo”. (Pag. 310)

23- Kobe, el único que podía compararse con Jordan

“Desde sus tiempos de rookie, la cuestión de si Kobe se convertiría en ‘el siguiente Michael Jordan’ había sido objeto de infinitas especulaciones. Como el juego de Kobe había madurado, ya no parecía una cuestión frívola. Hasta Jordan había dicho que Kobe era el único con el que es posible compararlo y estoy totalmente de acuerdo”. (Pag. 318)

24- Michael más fuerte, Kobe más flexible

“En mi condición de entrenador, sus diferencias me interesan más que sus semejanzas. Michael era más fuerte, con los hombros más anchos y una estructura más resistente; también tenía las manos más grandes, lo que ha permitido controlar mejor el balón y realizar fintas más sutiles. Kobe es más flexible y de ahí viene su apodo preferido ‘Mamba Negra’”. (Pag. 319)