<
>

Las marcas de MLB que estarían en riesgo de no lograrse debido al coronavirus

play
Las marcas que podrían afectarse por el coronavirus en MLB (1:27)

¿Llegará Pujols a los 700 jonrones? ¿Miguel Cabrera a los 3000 hits? Estos y otros records podrían verse amenazados con el posible recorte de la temporada 2020 por la pandemia del coronavirus. (1:27)

ORLANDO, Florida -- Cada día de retraso en el inicio de la temporada de Grandes Ligas, que está paralizada por la pandemia del coronavirus, aumenta las probabilidades de que si se juega sea con un calendario recortado, lo que agregaría obstáculos para que algunos jugadores cercanos al retiro pudieran alcanzar ciertas cifras consideradas sagradas.

Lo que sabemos ahora mismo es que lo más temprano que podría arrancar el torneo de las ligas mayores del 2020 es en la tercera semana de mayo, cuando se habría perdido cerca de un tercio del calendario original. Aunque ni el comisionado Rob Manfred, ni los dueños de equipos ni los lideres de la Asociación de Peloteros han especulado al respecto, lo más seguro es que si se juega, es poco probable que sea con un programa de 162 partidos por conjunto.

Para veteranos como los dominicanos Albert Pujols y Robinson Canó, los venezolanos Miguel Cabrera y Félix Hernández, el puertorriqueño Yadier Molina y los lanzadores norteamericanos Jon Lester, Max Scherzer y Clayton Kershaw, entre muchos otros, la pausa por el coronavirus agrega dificultad al camino que los conduce a las metas redondas.

Pujols, de 40 años, se preparaba para entrar a la penúltima temporada de su contrato con los Los Angeles Angels, necesitando 44 jonrones para ser el cuarto de 700 y 172 carreras anotadas para convertirse en el noveno de 2,000. El inicialista y bateador designado también necesita 223 carreras impulsadas para superar a Hank Aaron (2,297) en el liderato de todos los tiempos.

Cabrera, quien cumplirá 37 en abril, necesita 185 hits y 23 cuadrangulares para convertirse en el séptimo jugador con tres mil imparables y 500 cuadrangulares en las ligas mayores. En la historia de MLB, 32 bateadores han pegado tres mil hits y 27 superaron los 500 jonrones.

Con un contrato que cubre hasta la temporada del 2023, el 1B y bateador designado de los Detroit Tigers tendrá suficiente espacio para alcanzar a ser un 3,000-500, pero cada partido perdido por el coronavirus significará menos oportunidades de seguir escalando en las listas de los principales departamentos ofensivos del juego.

Canó, de los New York Mets, también está contratado hasta el 2023. Con 2,507 hits en su carrera, el intermedista de 37 años necesitaría promediar 107,5 hits anuales por los próximos cuatro años para ingresar a un club de apenas 32 miembros, incluyendo seis latinoamericanos (Pujols, Adrián Beltré, Alex Rodríguez, Rod Carew, Rafael Palmeiro y Roberto Clemente).

Pero el tiempo perdido en el 2020 aumentará la cuota anual necesaria para poder alcanzar los tres millares de imparables, justo cuando, por lógica, las condiciones de juego (y las oportunidades) deberán comenzar a mermar. Canó bateó 100 hits en el 2019, cuando estuvo varias veces en lista de lesionados, y 94 en 2018, cuando fue suspendido medio torneo por violar el progama antidopaje del béisbol.

Molina, de 37 años, se preparaba para la última temporada de su actual contrato con los St. Louis Cardinals cuando la oficina del comisionado ordenó detener los entrenamientos primaverales y retrasar el inicio de la temporada regular. El boricua necesita 37 hits y 84 carreras impulsadas para alcanzar 2,000 y 1,000, respectivamente, algo que solamente lograron otros ocho receptores.

Pero además, en ruta a mejorar su candidatura al Salón de la Fama de Cooperstown, Molina busca seguir escalando en los lideratos defensivos para jugadores de la su posición.

Actualmente es séptimo en juegos (1,947) e innings recibidos (16,327.2), sexto en aperturas (1,881) y segundo en outs realizados (13,434).

Con 110 juegos detrás del plato, Molina desplazaría a Gary Carter (2,056) del cuarto lugar del liderato histórico de las ligas mayores.

Entre los lanzadores, el zurdo Lester, de los Chicago Cubs, terminó el 2019 con 190 triunfos en su carrera. En un último año de contrato y 36 de edad, la ventana de oportunidades se achica considerablemente para que Lester sea el #119 de 200 triunfos en el 2020.

Los derechos Max Scherzer (170), de los Washington Nationals, "King Félix" Hernández (169), de los Atlanta Braves, y Kershaw (169), de los Los Angeles Dodgers, son los otros que más cerca están de los 200.

Scherzer, quien promedió 274 ponches anuales en los primeros cinco años de su contrato con Washington, necesita 308 para ser el #19 de todos los tiempos con 3,000. El contrato de Scherzer terminará en 2021.

Kershaw, de 32 años, también está firmado hasta el 2021. Antes de pensar en los 3,000, el triple ganador del Cy Young tiene en agenda ser el #38 de 2,500 ponches, algo que conseguiría con los próximos 56.

Más de 350 jugadores, la mayoría veteranos cerca del final, comenzarían el 2020 sin contratos garantizados más allá de la temporada. Si a la edad y la inseguridad del futuro agregamos un recorte al calendario de juego, entonces deberíamos prepararnos para ser testigos de muchas buenas carreras que se quedarán cortas de algunas marcas privilegiadas.