<
>

Blue Jays esperan 'muy pronto' una decisión sobre dónde jugarán

play
Los mayores retos que enfrenta MLB en una temporada especial e histórica (3:11)

Juegos sin públicos, rebrote en estados claves y un apretado calendario entre las mayores preocupaciones de las Grandes Ligas. Marly Rivera y Enrique Rojas analizan la temporada 2020. (3:11)

TORONTO -- Menos de una semana antes de que los equipos de Grandes Ligas reanuden los entrenamientos el 1 de julio, los Toronto Blue Jays todavía no han podido decirles a sus jugadores a dónde reportar.

"En algún momento durante el fin de semana, los pondremos en camino y les diremos dónde reportar", dijo el presidente de los Blue Jays, Mark Shapiro, en una conferencia telefónica el viernes. "Obviamente estamos trabajando en un marco de tiempo acelerado y tenemos que tomar una decisión muy pronto".

Después de pasar semanas trabajando en un "escenario dual" para su sitio de entrenamiento de primavera en Dunedin, Florida, y el Rogers Centre en Toronto, un aumento reciente en los casos de coronavirus en Florida llevó a los Blue Jays a solicitar al gobierno canadiense que permitiera a los jugadores cruzar el ahora cerrado paso fronterizo Estados Unidos-Canadá para prepararse con seguridad para la próxima temporada.

"A medida que la condición en Florida empeoró y ocurrió el aumento ... aumentamos la posibilidad de realizar nuestro entrenamiento en Toronto", dijo Shapiro. "Simplemente parecía que era una alternativa más segura".

Shapiro dijo que los Blue Jays no consideraron jugar en el cercano Buffalo, Nueva York, hogar de su sucursale de Triple A. También dijo que un plan prospectivo para compartir Tropicana Field en San Petersburgo, Florida, con los Tampa Bay Rays fue descartado hace aproximadamente tres semanas. Ese plan habría requerido que los Blue Jays financiaran y construyeran un vestuario adicional en el estadio de Tampa Bay.

Buffalo aún podría albergar un grupo de jugadores reservas de los Blue Jays, dijo Shapiro.

Ya en alto, las preocupaciones de salud y seguridad se elevarán aún más si se niega la solicitud de jugar en Toronto y los Blue Jays terminan en Dunedin.

"Lo haremos con diligencia y atención a los detalles y haremos todo lo posible para mantener a los jugadores fuera de peligro", dijo Shapiro.

Donde sea que los Blue Jays terminen esta temporada, es probable que no haya nadie en las gradas.

"No esperamos tener fanáticos, independientemente de la ubicación", dijo Shapiro.

Shapiro no reveló detalles sobre ningún caso del coronavirus en las instalaciones del equipo en Dunedin. Todos los sitios de entrenamiento de las Grandes Ligas se cerraron la semana pasada luego de un brote en el sitio de los Philadelphia Phillies en Clearwater, Florida, no lejos de Dunedin. El viernes pasado, los Blue Jays dijeron que un lanzador en su roster de 40 jugadores mostraba síntomas del virus.

Shapiro dijo que los Blue Jays continuarán pagando a sus jugadores de ligas menores, a pesar de que actualmente no pueden jugar.

"Nos comprometemos a pagar a los jugadores de ligas menores al mismo ritmo hasta el 7 de septiembre", dijo.