<
>

Astros dejarán campo si fans de Yankees lanzan objetos

play
Juego 4 ALCS: Ausencia de lluvia pero mucho viento en New York (0:16)

Es el panorama del tiempo antes del partido de este jueves. (0:16)

NUEVA YORK - El manager de los Houston Astros, AJ Hinch, dijo que sacará a su equipo del campo si los fanáticos en el Yankee Stadium nuevamente arrojan objetos a los jugadores de la novena visitante.

El jardinero derecho Josh Reddick dijo que los fanáticos le arrojaron botellas de agua, pelotas de béisbol y otros objetos durante el Juego 3 el martes por la noche.

"Sacaré al equipo del campo si volvemos a esa situación en la que se lanzan botellas y se lanzan bolas y se vuelven rebeldes", dijo Hinch el jueves antes del Juego 4. "Hay otras formas de apoyar a su equipo, y este lugar hace un trabajo tan bueno como cualquiera para tratar de vigilar eso y al mismo tiempo tratar de crear un ambiente que sea todo para los Yankees. Sería una escena muy fea para el béisbol, una vista muy fea para los Yankees, si uno de nuestros muchachos fuera golpeado por algo. Algo trágico podría suceder y nadie quiere eso ".

Los fanáticos de Nueva York entraron en erupción después de que una revisión de repetición cambió el infield hit de Edwin Encarnación en la octava. Houston ganó 4-1 y tomó una ventaja de 2-1 en la serie al mejor de siete.

"Salí al campo el otro día, quería que los umpires supieran que se estaba convirtiendo en una situación peligrosa", dijo Hinch el jueves antes del Juego 4. "Nuestros muchachos informaron que tanto en el bullpen como en el jardín se podía ver las cosas lanzadas en el campo. No hay lugar para eso. Ambos equipos estarán de acuerdo. Y es realmente difícil evitar que los fanáticos hagan eso. Pero también es muy peligroso. MLB es consciente. Somos conscientes ".

Reddick jonroneó a Luis Severino en la segunda entrada para una ventaja de 2-0 y los fanáticos lo insultaron.

"Si lanzas una pelota de béisbol lo suficientemente fuerte y golpeas a alguien en la cabeza cuando no está mirando podría dañarlo, por lo que definitivamente es irrespetuoso y al mismo tiempo muy inseguro", dijo Reddick después del partido.

También dijo que fue objeto de agresiones verbales.

"Aquí se trata de todo tipo de cosas diferentes, pero estás acostumbrado a eso durante nueve entradas. Es bastante normal", dijo Reddick. "Todos gritan al mismo tiempo, así que todo murmura".