<
>

Pronósticos: Plan de Juego para la Semana 2 de la NFL

play
Power Rankings Express NFL: Pocas cosas son lo que parecen en la Semana 1 (2:06)

La Semana 1 suele ofrecer sorpresas mientras varios equipos entran en ritmo, pero algunos dejan serias dudas, mientras otros llegan a la temporada regular bien afinados. (2:06)

La Semana 1 de la temporada regular de la NFL tuvo de todo, incluso, la posibilidad de iniciar el camino al Super Bowl LVII con dos empates y al final, sólo se dio uno en una jornada que anticipa más emociones para la Semana 2.

Es anticipado sacar conclusiones luego de sólo un partido. Regularmente, la mayoría de los equipos, contendientes y pretendientes, entran en ritmo hasta su tercer o cuarto partidos y por esa razón se dieron varias sorpresas en el primer fin de semana del calendario.

Por lo pronto, y con la expectativa de ver alguna que otra sorpresa, pasemos a analizar los puntos finos de la Semana 2 con el análisis de los expertos de ESPN Deportes, que también dan sus pronósticos.

¿QUÉ EQUIPO SORPRESA EN LA SEMANA 1 REPETIRÁ TRIUNFO EN LA 2?

SEBASTIÁN M. CHRISTENSEN / Twitter: @SebastianMCESPN

Los Pittsburgh Steelers. Sorprendieron a muchos en la primera semana con una actuación defensiva dominante ante los Bengals. Tristemente, no podrán contar con T.J. Watt por las próximas seis semanas, pero no deberían necesitarlo ante la anémica ofensiva de los Patriots, que, además, tiene a Mac Jones con algunos espasmos en su espalda.


ALFONSO MANCILLA / Twitter: @poncho_mancilla

Llámenme charlatán, pero soy de los que ha creído, desde antes del arranque de la campaña, que la llegada de Brian Daboll al timón y el resurgimiento del corredor Saquon Barkley le permitirá a los N.Y. Giants dar unas cuantas sorpresas en 2002.

Si bien sudaron, sufrieron y le suplicaron a San Judas para sacar el triunfo de Tennessee, la Semana 2 les trae como compensación la visita de los Carolina Panthers, por lo que es altamente probable que los neoyorquinos se pongan con marca de 2-0.

SPOILER ALERT: Barkley sumará más de 100 yardas totales y anotará dos veces.


IVIS ABURTO / Twitter: @IvisAburto

Si el contexto emotivo por el regreso de Russell Wilson llevó a los Seahawks a dar una de las mayores sorpresas de la temporada, quizá el equipo de Pete Carroll pueda mantener ese nivel de emoción ante la posibilidad de iniciar la temporada con dos victorias sobre equipos contendientes para Playoffs.

Geno Smith dio el juego de su vida tras iniciar como titular por primera vez en ocho años al completar el 82.1 por ciento de sus envíos (23 de 28) con dos touchdowns y la duda es si mantendrá ese nivel o al menos se acercará a él de forma consistente. Por otro lado, dos balones sueltos provocados y recuperados en línea de gol y no permitir puntos en cuatro incursiones de los Broncos en zona roja son sólidas cartas de presentación para enfrentar a unos 49ers que tienen a un quarterback en Trey Lance que no respondió cuando los Bears lo obligaron a vencerlos por aire.


REBECA LANDA / Twitter: @rebecalanda

Antes del domingo, los Giants no habían iniciado una temporada con victoria desde 2016 y rompieron esa racha al vencer a un muy buen equipo de los Titans, que el año pasado terminó con la primera siembra de la AFC.

Para la Semana 2, los Giants enfrentarán en casa a los Panthers, quienes les dan una oportunidad real de ponerse 2-0 por primera vez desde 2016.

Carolina perdió ante los Browns al permitir 217 yardas terrestres y no la van a pasar nada bien ante Saquon Barkley, quien por sí solo generó 194 yardas totales ante los titans, la mayor cantidad de la NFL en la Semana 1.


PABLO VIRUEGA / Twitter: @PabloViruega

Los Giants tienen muchas posibilidades de iniciar la temporada con marca de 2-0 tras la gran actuación de Shaquon Barkley, quien terminó con 164 yardas por tierra, nueva marca para un juego inaugural de temporada en la historia del equipo.

La llegada de Brian Daboll como entrenador en jefe vino a darle una mayor creatividad a la ofensiva y a comenzar a cambiar la cultura a la de un equipo ganador y prueba de ello fue que se jugaron una conversión de dos puntos para irse arriba ante Tennessee en vez de ir por el empate. Esa muestra de agresividad gustó en los jugadores, prensa y aficionados de los Giants.

Carolina es un equipo que tiene problemas en la defensiva contra la carrera y sin importar que del otro lado del balón tiene a Baker Mayfield y a Christian McCaffrey, si la defensiva no hace su trabajo, pocas esperanzas tendrán para poder sacar las victorias.

Barkley será determinante, no sólo en este juego sino en la temporada para que New York pueda competir cada semana.


CARLOS NAVA / Twitter: @TapaNava

Los Pittsburgh Steelers van a derrotar a los New England Patriots. En realidad esto ya ni debería ser una sorpresa.

Los Steelers siempre están bien preparados para competir y nunca hay que darlos por descartados. En esta ocasión van contra los Patriots, que la semana anterior, al contrario, parecieron no estar preparados para competir ni bien dirigidos a la ofensiva, quizá por el experimento que traen de “coordinadores ofensivos”, pero, sobre todo, por la falta de talento ofensivo, que es evidente.

¿SE RECUPERARÁN LOS PACKERS COMO LO HICIERON EN 2021 TRAS PERDER EN LA SEMANA 1?

SEBASTIÁN: Si bien creo que van a ganar esta semana, es una situación completamente distinta a la del año pasado, principalmente, porque los Packers no son el mismo equipo.

Esta versión de Green Bay perdió a su mejor receptor en DeVante Adams, Christian Watson dejó caer un pase que hubiera sido touchdown y Aaron Rodgers no volvió a mirar en su dirección. Al mismo tiempo, los Packers tienen algunas dudas en la línea ofensiva y su defensiva no mostró la supuesta mejoría.


ALFONSO: La buena noticia para los Packers es que Aaron Rodgers tiene a los Chicago Bears como uno de sus clientes consentidos; les ha lanzado la friolera de 61 pases de touchdown, la cifra más alta contra cualquier equipo de la NFL.

La mala es que el grupo de receptores con el que cuenta para esta temporada pinta para tardar en desarrollar un buen nivel, por lo que el reto para Rodgers y Mike LaFleur será implementar un extremadamente creativo plan ofensivo cada semana.

Pinta para que a los Packers le alcance para hacerse fuertes este fin de semana en casa y ganar, no para que les alcance para dominar a placer una NFC Norte en la que Minnesota parece ser el nuevo galán de la trama.


IVIS: De que los Packers pueden recuperarse, sin duda, pero será muy complicado que liguen siete victorias y se impulsen hacia la Final de la NFC como lo hicieron en 2021 tras caer ante los Saints y con unos Vikings dispuestos a ganar la NFC Norte, la cuota de talento quizá sólo le alcance a Green Bay para pensar en pelear por un lugar como comodín en Playoffs.

Si algo evidenció la derrota ante los Vikings es que los Packers necesitan con urgencia el regreso de lesiones de los tackles David Bakhtiari y Elgton Jenkins para proteger mejor a Aaron Rodgers y que sin Davante Adams, el de por sí sospechoso grupo de receptores es inexistente si tampoco cuenta con Allen Lazard.


REBECA: Volvamos a la Semana 1 de la temporada pasada: los Packers perdieron 38-3, después ganaron el campeonato de la división, llegaron a la Ronda Divisional y Aaron Rodgers ganó su segundo MVP consecutivo.

No todo está perdido para los Packers, aunque sí hay mucho que corregir, empezando por los receptores. Mientras encuentran la química con su quarterback, los Packers podrían correr más, vía por la que Green Bay generó 6.2 yardas terrestres ante Minnesota. El problema es que los Packers sólo corrieron en 18 ocasiones y lanzaron 39. No es la mejor combinación de jugadas cuando tu pasador está constantemente bajo presión y con poca ayuda de sus receptores.

Por otro lado, las cosas mejorarán inmediatamente con el regreso de los lesionados en la línea ofensiva, Rodgers tendrá más tiempo y regresará a su versión original de pocos intercambios de balón.


PABLO: Estoy de acuerdo que una semana o un mal partido no define toda la temporada, al menos en los equipos que salen como favoritos, como es el caso de los Packers, pero Green Bay no es el mismo de otros años tras la pérdida de Davante Adams. Los problemas de los nuevos receptores es una situación que se puede mejorar, de hecho, se podría encontrar un esquema que pueda ayudar a los receptores a encontrar separación de sus rivales y estar desmarcados cuando Rodgers los busque.

Con Rodgers en su roster, no se puede dar por descontado a Green Bay tan rápido, a menos de que se presente una constante en la forma de juego, algo que no lo podemos saber, porque apenas va un partido en una temporada de 17 juegos.

Green Bay se recuperará y estará en la pelea de su división.


CARLOS: Los Packers sí se van a recuperar esta semana con una victoria contra los Chicago Bears, que son un equipo en reconstrucción y que tampoco tienen tanto talento como el que enfrentó Green Bay ante los Minnesota Vikings.

Sin embargo, es muy poco probable que los Packers se recuperen esta campaña a tal nivel, que por cuarta ocasión consecutiva ganen 13 partidos. De hecho, los Vikings van a tomar el título de la NFC Norte con su equipo cargado de talento en ambos lados del balón… si es que aprenden a ganar los juegos cerrados.

¿TERMINÓ LA TEMPORADA PARA LOS COWBOYS CON LESIÓN DE DAK PRESCOTT?

SEBASTIÁN: Me inclino por el sí. Jerry Jones fue optimista y expresó que su mariscal tal vez retorne antes de lo pensado, pero ya de por sí, Dallas había tenido una mala temporada baja: perdió a Amari Cooper, a Cedrick Wilson y a Randy Gregory, mientras que todavía esperan por el regreso de Michael Gallup. Después llegaron las lesiones en la línea ofensiva.

De por sí, Dallas ya no era el rival a vencer en su división y ahora, la ecuación se complica todavía más.


ALFONSO: Tras la lesión de Dak Prescott, el máximo reto no vendrá para el entrenador Mike McCarthy ni para el quarterback suplente Cooper Rush. El verdadero reto lo vivirá el hígado de Jerry Jones, quien ve cómo su equipo suma y suma titulares a la lista de lesionados.

De los seis próximos rivales de Dallas en los que se proyecta que Prescott esté fuera de acción, solo luciría posible vencer a los Washington Commanders.

Así, con récord de 1-6, será muy probable que Dallas ya sólo compita por esta en el Top 5… pero del draft 2023.


IVIS: Para darse una idea de lo que será la vida sin Dak Prescott en Dallas, basta con recordar la temporada 2020, cuando los Cowboys, con mejor cuerpo de receptores y línea ofensiva, sólo ganaron uno de los siguientes siete juegos tras la fractura en la pierna que sacó de circulación al quarterback.

La respuesta a esta pregunta es un rotundo “Sí”.


REBECA: La verdad es que los Cowboys sólo lograron anotar tres puntos con Dak Prescott en el campo y sin él, es aún más difícil imaginar un buen escenario para ellos esta temporada.

Será importante considerar cuánto tiempo estará fuera. Los reportes dicen que de seis a ocho semanas, Jerry Jones señala que no lo podrá en la lista de lesionados, porque quiere disponer de él lo antes posible.

Sea cual sea la duración de la ausencia del quarterback, nada nos asegura que Dak estará de regreso en las mismas condiciones con las que comenzó la temporada. Este es el peor escenario para unos Cowboys que juegan en una división de la cual, en mi opinión, sólo habrá un equipo de Postemporada. Los Eagles y Giants tienen con qué quitarle la división a Dallas.


PABLO: En gran parte o, al menos, hasta cuando regrese al campo.

Dallas es un equipo al que, con o sin Prescott, podría alcanzarle para pelear el título de la NFC Este, pero más allá de eso es vivir en otra realidad.

El mal de Dallas no sólo pasa por la irregularidad de Prescott, también por los huecos que hay en la línea ofensiva, el poco talento en los receptores, una defensiva carente de regularidad y la indisciplina que se refleja en muchos castigos.

Prescott puede estar en el roster y puede estar sano y aún así, Dallas no está dentro de los mejores de la NFC y si le quitan al No. 4, el equipo se viene abajo, porque es uno de los jugadores más talentosos de Cowboys a la ofensiva.

Dallas es mejor equipo con Prescott, de eso no hay duda.


CARLOS

La temporada no está liquidada para los Cowboys sin Prescott, ya que, para su buena fortuna, el quarterback se lesionó al principio de la temporada, cuando enfrentan a buena parte de sus rivales más complicados.

Prescott estará fuera alrededor de un mes y con él o sin él, era poco probable que derrotaran a Tampa Bay, a Cincinnati o a los Rams, en las Semanas 1, 2 y 5. En la tercera y cuarta jornadas, frente a sus primeros rivales divisionales, New York Giants y Washington Commanders, los Cowboys pueden competir y ya después estará Prescott de regreso, aunque eso tampoco sea garantía, porque Dallas necesita receptores.